Searcher
Back

TABC sobre las Redes de Próxima Generación



E
l Consejo Empresarial Transatlántico (TABC) publicó el mes pasado un artículo sobre Redes de Próxima Generación (NGN, del inglés "Next Generation Networks") en el que se destacan las preocupaciones de la comunidad comercial trasatlántica en relación con el rápido cambio en la tecnología de las TIC durante la última década y cuáles son los criterios normativos más adecuados para que la UE y los Estados Unidos destaquen en las redes de banda ancha ultrarrápidas.

El TABC, una asociación de empresas estadounidenses y europeas que tienen inversiones significativas en Estados Unidos y la UE, hace la recomendación principal de que la UE y los Estados Unidos adopten unos criterios normativos que incentiven la inversión y la innovación, facilitando la cooperación entre los entes reguladores y las empresas de ambos lados del Atlántico.

De hecho, incluso si los avances de la tecnología de las TIC tienen enormes beneficios, también hay desafíos asociados con su implementación, particularmente en lo que respecta a los crecientes requerimientos de inversión en conectividad, que hay que tener en cuenta. Para seguir avanzando más allá de los obstáculos y hacia el desarrollo completo de una economía y sociedad digitales, se necesita más información sobre la dirección del campo en crecimiento de las Redes de Próxima Generación (NGN).

 

El TABC cree que las tecnologías TIC ofrecen una increíble variedad de oportunidades para empresas y ciudadanos en todo el mundo, pero al mismo tiempo, los responsables políticos tienen que comprometerse activamente con los negocios para promover un entorno justo para su implementación.

 

La carrera mundial por la conectividad de banda ancha de alta velocidad a Internet ha empezado, con demandas de aumento de capacidad puesto que la tecnología requiere mayor ancho de banda y servicios específicos. Además, la muy esperada convergencia de todas las formas de comunicación con conectividad IP se ha convertido en una realidad, ofreciendo una amplia gama de servicios de voz, vídeo y otros datos.

En nuestras recomendaciones, el TABC alienta a la UE a dar prioridad a la competencia en las infraestructuras y a fomentar acuerdos comerciales sobre las imposiciones reguladoras para permitir una competencia sostenible. En concreto, el TABC considera que la UE también debería ofrecer incentivos integradores para atraer una gama más amplia de tecnologías y modelos de inversión. Por otro lado, los Estados Unidos debería evitar la legislación intrusiva y que cree incertidumbre y mejorar la cooperación entre los entes reguladores y el sector privado.

El artículo también destaca las prioridades para ambos lados del Atlántico con respecto a hacer una transición rápida a las redes basadas en fibra, incluyendo incentivar un enfoque neutral de tecnología, fomentar un enfoque político apropiado al espectro y Redes de Próxima Generación móviles y minimizar los impedimentos regulatorios a través de legislaciones horizontales en lugar de enfoques sectoriales específicos.

En resumen, el TABC cree que las tecnologías TIC ofrecen una increíble variedad de oportunidades para empresas y ciudadanos en todo el mundo, pero al mismo tiempo los responsables políticos deben comprometerse activamente con los negocios para promover un entorno justo para su implementación.

 

RELATED POSTS

 Tim Bennett
 Trans-Atlantic Business Council (TABC) CEO