Searcher
Back

Inclusión digital: impulsando la conectividad en América Latina

 

Eduardo Navarro (Director Global de Comunicación, Marca, Asuntos Públicos y Sostenibilidad en Telefónica), Ignacio Corlazzoli (representante del Banco Iberoamericano de Desarrollo para Europa e Israel) y Juan Jung (director de Políticas Públicas de ASIET y coordinador del cet.la) se reunían en la tarde del 23 de abril en el anfiteatro de Casa en América para abordar el reto de la inclusión digital en América Latina.

Antonio Pérez-Hernández, director general de Casa de América, inauguraba la sesión reflexionado sobre la necesidad de conectar América Latina y de derribar las barreras existentes para mejorar la calidad de vida de la población y ofrecer oportunidades para la región. Pero, ¿cómo pueden contribuir el sector público, el sector privado y los bancos de desarrollo en la reduc la brecha digital?, planteaba Natalia Chientaroli, redactora jefe de edición en eldiario.es y moderadora de la mesa redonda.

La terna de debatientes coincidía en que la inclusión digital es uno de los principales retos para América Latina y, por tanto, debe adquirir un tratamiento prioritario en las agendas políticas de la región. Si bien es cierto que las mejoras en infraestructura y el abaratamiento del servicio han sido significativos en los últimos años, aún queda mucho camino por recorrer. En la actualidad, cerca del 30% de la población latinoamericana aún no tiene acceso a internet, según explica Eduardo Navarro:

 

 

En este sentido, Juan Jung destaca la necesidad de que los sectores público y privado encuentren modelos de colaboración que permitan el despliegue de la red y de los servicios para que estos sean accesibles y asequibles. Serán necesarios nuevos modelos de negocio más flexibles o creativos.

Telefónica tiene amplia experiencia en este campo, gracias al desarrollo de Internet Para Todos Perú, un proyecto para el despliegue de infraestructura en zonas remotas del país, en colaboración con Facebook, CAF y BID. Esta iniciativa busca llevar la banda ancha móvil a poblaciones en las que el despliegue convencional de redes es inviable desde el punto de vista económico. Internet Para Todos Perú constituye un modelo de negocio diferente, flexible y creativo para desarrollar infraestructura, a la vez que se consigue un servicio más asequible para la población.

La existencia de esta brecha digital en América Latina está estrechamente relacionada con su tasa de productividad. Se estima que un aumento de un 10% en la velocidad de banda supone un aumento de casi un punto porcentual en el PIB[1]. No obstante, las previsiones apuntan a que, en los próximos 15 años, la economía latinoamericana crecerá la mitad de lo que lo hizo en los 15 años anteriores[2].  Esto sitúa la productividad de los países de la región en cuotas bajas en comparación con la media de los países de la OCDE.

El origen del problema habría que buscarlo entonces en las causas que están frenando ese desarrollo de la digitalización en América Latina y, por ende, del aumento de la productividad. La fiscalidad se convierte en una moneda de doble cara para afrontar este reto.

Por un lado, la recaudación fiscal es esencial para mejorar la calidad de la vida de la población y la oferta de servicios universales, como la sanidad, el transporte o las comunicaciones. En esta línea, tal y como apuntaba Ignacio Corlazzoli, las empresas que operan en la región deben contribuir de manera justa y equitativa a las comunidades locales, fomentando así una economía sostenible.

Por el otro, un exceso de gravámenes para determinados sectores puede retrotraer la inversión. El caso de las telecomunicaciones es el más significativo en América Latina, donde soporta una carga fiscal hasta un 51% superior a la media del resto de industrias, según señalaba Juan Jung.

 

 

Más allá de los obstáculos para el despliegue de infraestructura y de la cuestión de la fiscalidad, pueden identificarse otras barreras concretas que aumentan la brecha digital existente. Una de ellas es la falta de habilidades y formación digital para poder incorporar la digitalización tanto en empresas como en la vida de los usuarios. En este último caso, el idioma español se convierte en una herramienta útil para generar contenidos de interés y fomentar el intercambio en un mercado iberoamericano que amplía las posibilidades comerciales.

América Latina tiene una gran oportunidad por delante, pero es fundamental el liderazgo político, la colaboración público-privada y el diálogo con todos actores implicados en el proceso de transformación. “No podemos permitirnos el lujo de perder este tren”, concluían los ponentes.

 

No te pierdas el debate completo  https://www.youtube.com/watch?v=n7uZcV10Gbs

 

 

El encuentro “Inclusión digital: impulsando la conectividad en América Latina” inaugura el ciclo de debates “Hacia una digitalización centrada en las personas”, para crear un foro de discusión sobre distintos temas relacionados con la transformación digital.  Casa de América se convierte en el punto de encuentro para que expertos, analistas y reguladores debatan sobre cómo podemos aprovechar las ventajas que nos ofrece el proceso de digitalización, a la par que mitigamos los riesgos derivados del mismo.

 


[1] Katz, Raúl (2018). La digitalización: una clave para el futuro crecimiento de la productividad en América Latina.

[2] Cardena A., Remes J., Grosman N., De Oliveira A., Where will Latin America’s growth come from?, McKinsey&Company, 2017

RELATED POSTS