Searcher
Back

Hacia una Europa justa, impulsada por la IA

 

Estamos inmersos en un momento muy emocionante para la estrategia tecnológica europea. Aprovechando el impresionante crecimiento que la Inteligencia Artificial (IA) está experimentando en el mundo, Europa está preparando varias iniciativas estratégicas para instalarse con fuerza en el mapa global de la IA. En este post, repasaremos estas iniciativas y veremos por qué son importantes y cómo encajan (o deberían encajar).

Estas cuatro iniciativas contribuirán sin duda a reforzar la competitividad de Europa en el campo de la IA y de los datos. La IA se alimenta de datos, necesarios para el entrenamiento de los algoritmos.  Además, al disponer de más datos y basarse en ellos, la toma de decisiones por parte de los gobiernos será mejor y más rápida. Estados Unidos y China tienen mucha presencia en el ámbito de los datos B2C, pero Europa tiene una oportunidad en el del B2B.

Las Recomendaciones de Políticas e Inversiones en materia de IA estimularán el desarrollo de esta en Europa mediante i) el fomento de la implantación de la IA en el sector privado y ii) en el sector público; iii) el apoyo a la investigación a escala mundial; iv) la creación de una infraestructura europea de datos; v) competencias y educación; vi) gobierno y regulaciones; y vii) financiación e inversiones.

El objetivo de las Directrices éticas para una IA de confianza es asegurar que el desarrollo de la IA y el big data se enmarca dentro de unos límites legales, éticos y seguros, que estén al servicio de la humanidad. También el 26 de junio, la CE puso en marcha un proyecto piloto para comprobar las preguntas concretas de evaluación incluidas en las Directrices mediante dos cuestionarios, uno para desarrolladores e instaladores y otro para otras partes interesadas. El proyecto piloto finaliza el 1 de diciembre de 2019.

La Directiva sobre Datos Abiertos e Información del Sector Público estimulará el uso de datos abiertos publicados a través de interfaces de programación de aplicaciones (API). También elaborará una lista de grupos de datos públicos de gran valor con un gran potencial comercial que estarán disponibles de forma libre y abierta en toda la UE a través de APIs.

La misión del Grupo de Expertos B2G es encontrar maneras de aumentar los datos privados que se comparten en pro del interés general, ya sea en decisiones gubernamentales, estadísticas oficiales, catástrofes humanitarias, etc. En la actualidad, este tipo de intercambio se produce a pequeña escala y, a menudo solo en entornos piloto; hay pocos sistemas en producción. El reto es hacer crecer esas actividades, ya que actualmente el interés general no está sacándole todo el partido posible a las oportunidades que brindan los datos y la Inteligencia Artificial.

Para hablar de estas últimas incorporaciones (las Recomendaciones de Políticas e Inversiones en materia de IA y el proyecto piloto para evaluar su fiabilidad), acogemos con especial satisfacción las recomendaciones relacionadas con el fomento de la adopción de la IA en los sectores público y privado; la creación de una infraestructura de datos europea; el énfasis en el uso responsable de la IA y en las competencias y la educación.

 

Inteligencia artificial y ética

Fuente: Recomendaciones de Políticas e Inversiones en materia de IA

 

Promover la Inteligencia Artificial en los sectores público y privado

En la actualidad, las pymes no usan tanto la IA, a diferencia de las grandes empresas. Sin embargo, la gran mayoría de los europeos trabaja en pymes. Por ello, es fundamental aumentar la implantación de la IA en las empresas pequeñas. También es importante incrementar la presencia de la IA en el sector público: «La implantación de sistemas de IA puede ayudar a que los gobiernos tomen mejores decisiones políticas, basadas en los datos, a prestar mejores servicios a las personas, grupos y organizaciones mediante la reducción de costes internos, aumentando la eficacia de los programas y mejorando la calidad». Es fundamental formar asociaciones (público-privadas) en áreas clave para aprovechar al máximo la tecnología. La formación y el asesoramiento en IA son de esenciales para que esto suceda.

 

Hacia una infraestructura europea de datos

La mayoría de las IA que tienen éxito en la actualidad se basan en un aprendizaje supervisado de la máquina, lo que requiere una gran cantidad de datos para el entrenamiento de los algoritmos. Sin embargo, el estado actual de los datos B2B en Europa está fragmentado por organizaciones, sectores y países. Aunque habrá que superar muchos obstáculos, es importante trabajar en una infraestructura europea de datos como activo diferencial fundamental para Europa. No se trata solo de una infraestructura de hardware y conectividad, sino, sobre todo, de una infraestructura de datos. Debemos aunar los datos de organizaciones públicas y privadas, de todos los sectores y países europeos.  La Directiva sobre Datos Abiertos permite que el sector público trabaje en este sentido, y el grupo de expertos sobre intercambio de datos B2G tiene que encontrar fórmulas para ampliar la puesta en común de datos privados, teniendo en cuenta tanto los intereses públicos como los privados. Las asociaciones público-privadas relacionadas con áreas específicas son probablemente la clave para empezar a construir dicha infraestructura de datos.

 

Uso responsable de la IA

Aunque la IA y el big data ofrecen muchas oportunidades, también existen riesgos, que para una empresa están relacionados mayoritariamente con las consecuencias negativas no deseadas de la aplicación de la tecnología. Por lo tanto, estamos encantados de participar en el proyecto piloto para evaluar la fiabilidad de la IA y aportar nuestra experiencia en la implementación de la «IA responsable desde el diseño». La formación, la educación y la concienciación son de suma importancia, y hemos desarrollado un curso en línea para formar a nuestros empleados en temas como la IA justa, explicable, centrada en el ser humano y que salvaguarde la privacidad y la seguridad.

Sin embargo, antes de que podamos cosechar los beneficios de esas importantes iniciativas, todavía quedan varios obstáculos por superar. A este respecto, quiero mencionar solo dos de los muchos, pero menos debatidos problemas, a los que se enfrenta Europa para la creación de una Infraestructura Europea de Datos. La privacidad es, por supuesto, una cuestión muy importante, pero que ya ha sido ampliamente debatida por los expertos.

 

  • Un problema no resuelto es cómo incentivar a las empresas para que compartan sus datos privados a escala suficiente para crear esta infraestructura de datos. Aparte de esta escala, también el tiempo es importante, porque Europa no puede esperar 10 años. Uno de los principales instrumentos sería la creación de ecosistemas y modelos de negocio sostenibles en torno a ciertos nichos de mercado como la salud, la fabricación, la automoción... y definir modelos claros de beneficio mutuo para los sectores público y privado. Y, en ciertos casos, se puede imponer la obligación de dicho intercambio.  El grupo de expertos B2G presentará sus recomendaciones a finales de 2019.
  • Otro problema está relacionado con la forma en la que hacer interoperables los conjuntos de datos, es decir, cómo combinar conjuntos de datos procedentes de diferentes organizaciones, tanto del sector público como del privado. Es necesaria una estandarización. El valor pleno de los datos solo puede alcanzarse con la combinación de diferentes conjuntos de datos. Mientras que el intercambio de datos privados todavía no ha despegado y estamos «a tiempo» para definir un estándar, los Datos Abiertos abundan, pero están fragmentados en diferentes niveles gubernamentales (UE, Estados miembros, institutos de estadística, regiones, ciudades), y no existe un estándar sobre cómo publicarlos. La Directiva sobre Datos Abiertos debería desempeñar un papel importante en este sentido.

 

En definitiva, la IA ofrece muchas oportunidades, pero también hay afrontar aún muchos desafíos para que Europa pueda llegar a ser realmente competitiva en este ámbito. Telefónica espera seguir colaborando con la Comisión Europea y otros agentes clave para fomentar la competitividad de una IA de confianza.

 

Pincha en el vídeo para ver todas las intervenciones de la Asamblea de la Alianza Europea de la IA, donde la Comisión Europea presentó sus Recomendaciones de Políticas e Inversiones en materia de IA con las conclusiones del trabajo del Grupo de Expertos de Alto Nivel sobre la IA.

 

 

RELATED POSTS