Searcher
Back

El despertar de una nueva Estrategia Digital para Europa después del Covid19

 

La emergencia sanitaria mundial causada por el Covid19 ha revelado la importancia de la tecnología y las redes de comunicaciones como un activo fundamental para la economía y el bienestar de las personas. A modo de ejemplo, gracias a los esfuerzos realizados por los operadores europeos hasta el momento, los ciudadanos, las empresas y las administraciones públicas han podido mantenerse conectados y activos, a pesar de la distancia impuesta por la cuarentena y el aislamiento social. Si la tecnología y las redes de comunicaciones están desempeñando un papel protagonista durante el período de confinamiento, serán aún más relevantes para superar el próximo reto que tendremos que afrontar: la recuperación después del virus.

 

La Estrategia Digital Europea: Una oportunidad para impulsar el liderazgo mundial de Europa

Poco antes de la difusión mundial del Covid19, la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, lanzó la Estrategia Digital Europea para configurar el futuro digital de la región. Este enfoque europeo de la transformación digital significa potenciar e incluir a todos los ciudadanos, fortalecer el potencial de las empresas y abordar los desafíos mundiales, a partir los valores europeos fundamentales. El objetivo es maximizar los beneficios de la digitalización para alcanzar una economía y sociedad digital globalmente competitiva, sostenible e inclusiva. Esta Estrategia Digital Europea comparte la visión de Telefónica, expresada en el Manifiesto Digital, para lograr una transición hacia la sociedad digital centrada en el ser humano y basada en valores. 

Sin embargo, la actual crisis mundial ha adormecido la economía de los países europeos. Por ello, el ritmo de la Estrategia Digital Europea parece haberse ralentizado momentáneamente a favor de soluciones que impulsen la economía real a corto plazo, aseguren el bienestar de los europeos y devuelvan a la UE un "crecimiento fuerte, sostenible e inclusivo", según explicaba Charles Michael, presidente del Consejo Europeo tras el acuerdo del Eurogrupo para apoyar las economías de la región.

Tarde o temprano, el confinamiento llegará a su fin, la economía se reactivará y la Estrategia Digital Europea se desarrollará con más vehemencia y necesidad que nunca. Este proyecto será fundamental para que Europa encuentre un nuevo equilibrio socioeconómico que ayude a superar completamente la crisis del coronavirus.

 

Tres líneas de acción

 

Una tecnología que trabaja para las personas

La Estrategia Europea considera que es necesario promover un enfoque centrado en el ser humano respecto de las tecnologías digitales, construido en torno a la confianza, la privacidad, la protección de los datos personales y la integridad democrática. Todo el mundo debería poder adquirir las aptitudes necesarias para participar activamente en la economía digital, independientemente de la edad, el sexo o los antecedentes profesionales.

 

Una economía justa y competitiva

La Comisión también destaca la importancia de garantizar la igualdad de condiciones para las empresas grandes y pequeñas, afirmando que algunas plataformas han adquirido una escala significativa, lo que les permite efectivamente actuar como guardianes privados (private gatekeepers) de los mercados, los clientes y la información.

Europa necesita apoyar a sus industrias para que adopten soluciones digitales que impulsen la productividad y sigan siendo competitivas, reduciendo la excesiva dependencia de las soluciones digitales creadas en otros lugares. La Comisión parte del supuesto de que las normas de competencia deben adaptarse y se revisará la definición del mercado para tener en cuenta los nuevos modelos de negocio digitales. Esto también es algo que Telefónica incluyó en su Manifiesto Digital.

 

Una sociedad abierta, democrática y sostenible

La venta y difusión de productos y contenidos ilegales, peligrosos o falsificados deben abordarse con la misma eficacia en el entorno online y offline. La confianza en el mundo online significa ayudar a los consumidores a asumir un mayor control y responsabilidad sobre sus propios datos e identidad. Para ello, deben reforzarse y modernizarse las normas aplicables a los servicios digitales en toda la UE, aclarando las funciones y responsabilidades de las plataformas de internet.

La UE necesita una tecnología que nos ayude a mejorar el planeta y nuestra calidad de vida: a luchar contra el cambio climático, potenciar los sistemas de atención sanitaria, aliviar la congestión de tráfico, producir energía más limpia y alimentos de forma más sostenible, un medio ambiente más biodiverso y más verde, comunidades más seguras y una mayor inclusión social.

La Comisión concluye con una referencia a la dimensión internacional en busca de una Estrategia de Cooperación Digital Mundial que proponga un enfoque europeo de la transformación digital que los proyecte a la escena internacional y haga participar a sus asociados.

 

Estrategia europea de datos

Telefónica comparte la visión de que los datos se han convertido en un factor clave de producción y el valor que generan debe ser compartido con toda la sociedad. De acuerdo con Thierry Breton, Comisario de Mercados Interior: "Mi objetivo es hacer de Europa un centro mundial de datos, tanto personales como industriales, que beneficie a todos los agentes económicos europeos -pymes, empresas de nueva creación, grandes grupos- y, por supuesto, a todos los ciudadanos europeos". A la espera de un mayor y más detallado desarrollo de la propuesta, en general, Telefónica apoya este ambicioso enfoque de la estrategia y acoge con satisfacción la creación de los Espacios Europeos de Datos y la Nube Europea, así como el marco legislativo para impulsar la confianza y la innovación en la Inteligencia Artificial, respetando los derechos fundamentales y la ética.

Parafraseando a Ursula von der Leyen: "Queremos que la transformación digital impulse nuestra economía y queremos encontrar soluciones europeas en la era digital". Esta es una estrategia para cambiar cómo producimos y cómo consumimos. Es una estrategia para el crecimiento. La Estrategia Digital Europea es una respuesta a todos estos retos, y creemos que Telefónica tiene un papel importante en este proceso y, por tanto, esperamos acompañar a la Comisión en el cumplimiento de las expectativas de desarrollo de nuestras sociedades.

 

Negocio de datos en Europa

 

Estas aspiraciones son inalcanzables sin una completa transformación digital de la sociedad. Telefónica comparte la perspectiva de la Comisión para la transformación digital potenciando e incluyendo a cada ciudadano, fortaleciendo la posición de las empresas europeas y enfrentando los desafíos globales con los valores europeos. La transición digital debería funcionar para todos, poniendo a las personas en primer lugar y abriendo nuevas posibilidades de negocio. Todos debemos asumir nuestra tarea de maximizar las oportunidades de la digitalización para nuestras sociedades y economías, al tiempo que afrontamos algunos retos importantes. Y esto también requiere un marco político flexible y condiciones regulatorias adecuadas para promover la inversión y la adopción de las tecnologías digitales.

A medida que Europa avanza en sus aspiraciones digitales, nos enfrentamos a una emergencia mundial desconocida que sin duda tendrá un fuerte impacto en la economía y la sociedad europeas en los próximos años. Sin embargo, la nueva Estrategia Digital de la Unión Europea es un instrumento muy valioso para hacer frente a los nuevos escenarios y superar las dificultades.

 

RELATED POSTS

Enrique Medina

Chief Policy Officer of Telefónica