Searcher
Back

Los desafíos de crear un mercado digital único en América Latina

La creación de un mercado único en América Latina para el intercambio de bienes y servicios digitales fue uno de los principales temas de discusión en la conferencia latinoamericana de telecomunicaciones que se realizó esta semana en Cancún, México. La idea también tuvo el respaldo de la Cepal de las Naciones Unidas.

Un panel sobre el tema incluyó a representantes de la Cepal, Cisco Systems, la UITQualcomm y Telefónica.

BNamericas conversó con el director de regulación y negocio mayorista de Telefónica para América Latina, José Juan Haro, sobre las principales conclusiones del debate.

BNamericas: El enfoque de este panel fue comparar las iniciativas de la Unión Europa para crear un mercado digital único y lo que podría llegar a lograrse en América Latina. ¿Qué cree usted?

Haro: Primero es importante entender que América Latina tiene operaciones regionales y cuenta con infraestructura regional y el nivel de cohesión de las operaciones es mucho más grande que en Europa. De modo que los puntos de partida son distintos.

Con la infraestructura sí es posible construir un mercado digital. Los retos no están tanto del lado de la infraestructura, sino que de otros elementos necesarios para la digitalización. Esto incluye el desarrollo de capital humano, educación digital y adaptación de los marcos laborales.

Los retos que son relevantes son acelerar el proceso de digitalización.

BNamericas: ¿Qué papel juegan los operadores y reguladores para lograrlo?

Haro: Esta es una tarea tanto pública como privada. Hemos adquirido nuevas bandas de espectro para nuevas redes 4G LTE. El tráfico generado en estas redes es una parte clave de la transformación digital. En fijo la evolución está en ultra banda ancha.

Para acelerar la evolución tecnológica de las redes de telecomunicaciones, claramente el rol del Estado es muy importante. Esto incluye diseñar marcos regulatorios que fomenten las inversiones, asegurar el acceso a recursos esenciales a costos razonables como es el espectro y, lo más importante, evitar ponerles impuestos superiores al resto de las actividades económicas.

BNamericas: ¿Se ven presionados los márgenes del operador?

Haro: No es cosa de profecías. Si vemos el caso de Oi, evidentemente es un tema central asegurar la sostenibilidad de los operadores en el largo plazo. No solo por los accionistas sino porque son las telecomunicaciones las que habilitan todo. Sin redes no existe la economía digital.

BNamericas: Durante la V Conferencia Ministerial sobre la Sociedad de la Información de la Cepal  realizada el año pasado, se acordó una agenda digital para implementar hasta 2018. ¿Han visto cierto progreso?

Haro: Felicitamos a la Cepal que ha convocado este esfuerzo, participando una gran parte de los gobiernos de la región. Pensamos que sería deseable que todos los involucrados en el desarrollo de la economía digital en el ámbito público-privado pudieran hacerse parte. Aun cuando pensamos que la agenda es adecuada, la economía digital está creciendo a pasos agigantados y lo que preocupa es la lentitud con que se toman las decisiones políticas y convertir aquellas decisiones políticas en normas y leyes y marcos regulatorios. El reto es hacer esto rápidamente.

BNamericas: Al comparar Europa con EE.UU., ¿qué similitudes y diferencias hay con América Latina en los desafíos para desarrollar una economía digital?

Haro: Todo el mundo es digital. Una aplicación puede estar disponible en todo el mundo. Por ejemplo, Waze de Israel que es un país pequeño y no es parte de Europa, pero a través de acuerdos comerciales logró desarrollar un entorno favorable a la innovación y financiamiento.

La pregunta central es cómo podemos ser capaces de crear un ecosistema favorable a inversión, desarrollo de aplicaciones y soluciones; y cómo somos capaces de ser partícipes de esta economía mundial. El flujo de datos al interior de la región no es un problema. Y los latinoamericanos son muy interactivos. En telecomunicaciones el operador es regional, pero los marcos son nacionales. A principio de los noventa se hablaba de abrirnos a la inversión privada y se puede ver cómo creció la industria.

BNamericas: En años anteriores la conferencia CLT se enfocaba en infraestructura. Este año las discusiones se centraron más en el ecosistema y economía digital. ¿Es probable que esto se repita el próximo año?

Haro: Antes se hablaba fundamentalmente de telecomunicaciones y hoy día claramente la discusión tiene que centrarse en desarrollo de la economía digital. A partir de esta visión preguntarnos cuál es el espacio que cada actor del ecosistema tiene que ocupar y qué tarea tiene.

Esta entrevista ha sido publicada originalmente en la web de BNamericas.

RELATED POSTS