Searcher
Back

Global Privacy Summit: “La protección de datos es necesaria para proteger la democracia”

 

"La protección de datos es necesaria para proteger la democracia. Los seres humanos deben estar en el centro de desarrollo de la tecnología", declaró, entre otras cosas, Viviane Reding, Miembro del Parlamento Europeo y quien estuvo a cargo de la supervisión de la redacción original del Reglamento General de Protección de Datos de la Unión Europea (RGPD), durante la celebración de la Global Privacy Summit. El evento estaba organizado por la Asociación Internacional de Profesionales de la Privacidad (IAPP, por sus siglas en inglés) y tuvo lugar en Washington, D.C.

Brigit Sippel, ponente del Parlamento Europeo para el Reglamento de privacidad electrónica (ePrivacy), también lanzó un mensaje contundente a la audiencia Estados Unidos y a su industria:  ”Si queréis jugar a nuestro juego, tendrá que ser con nuestras reglas”.

Como era de esperar, durante el evento de dos días, la mayor parte de la atención se centró en el nuevo RGPD, dado que comenzará aplicarse a partir del 25 de mayo. Además, los debates sobre la importancia de la ética de los datos, los sesgos de los algoritmos y la transparencia proporcionaron una buena oportunidad para que los asistentes reflexionaran sobre el actual escándalo de Facebook y Cambridge Analytica.

De hecho, el RGPD está sacudiendo las industrias de todo el mundo, incluso en Estados Unidos, pero ¿cuáles son las principales áreas de preocupación sobre esta nueva regulación? Los reguladores europeos se enfrentaron a preguntas relacionadas con cómo las Autoridades de Protección de Datos manejarán las acciones de cumplimiento y sobre la efectividad del mecanismo de ventanilla única, en diferentes paneles. Otras preguntas específicas se centraron en la implementación de los principios de consentimiento, transparencia e interés legal en el marco del RGPD. Pese a que los reguladores ofrecieron cierta seguridad argumentando que realizarán análisis sustanciales y actuarán de manera pragmática, justa y proporcional cuando se aplique esta normativa, dudaron a la hora de proporcionar una guía específica para cumplir con el RGPD.

También se debatió sobre el Reglamento de privacidad electrónica (ePrivacy) en varias sesiones, aunque en menor medida que sobre el RGPD. Brigit Sippel hizo una presentación sobre la importancia de adoptar una regulación de comunicaciones más estricta para preservar los "derechos fundamentales" de las personas cuando navegan en la red. Sippel añadió que el Reglamento de privacidad electrónica está destinado a proteger todo tipo de servicios de comunicaciones y bienes, incluidos los proveedores de telecomunicaciones, Proveedores de Servicios de Internet (ISPs por sus siglas en inglés), Over-The-Top (OTTs), transmisiones de datos de IoT etc. Las diferencias entre el RGPD y el Reglamento de privacidad electrónica se relacionan con el principio de consentimiento. Sippel explicó que el seguimiento del comportamiento en línea se volverá completamente ilegal una vez que el Reglamento de privacidad electrónica se convierta en ley. "Queremos abolir la forma actual de vigilancia impulsada por la publicidad", dijo.

 

Viviane Reding durante su discurso

Viviane Reding durante su discurso

 

Viviane Reding recordó que las revelaciones de Snowden rompieron con la confianza de los consumidores europeos, y el RGPD fue parte de la respuesta política para recuperar esta confianza de los ciudadanos y que estos vuelven a tener el control de sus datos. La controversia sobre Facebook y Cambridge Analytica es otro punto que recuerda que cuando la recopilación de datos se utiliza con propósitos oscuros, la confianza en que las grandes empresas tecnológicas se autorregulen es cada vez más difícil de mantener. Reding espera que el escándalo de Cambridge Analytica se convierta en un cambio de paradigma como ocurrió con las revelaciones de Snowden.

 

Sin embargo, en Estados Unidos aún no está claro si la presión impuesta por RGPD o los hechos de Cambridge Analytica van a ejercer la suficiente presión en ambos lados del charco para activar una legislación de privacidad y seguridad. Durante el panel sobre "Actualización legislativa sobre privacidad y seguridad de datos", Cort Bush, del Comité de Comercio, Ciencia y Transporte del Senado estadounidense, expuso que en Estados Unidos el debate sobre el marco de privacidad trata de tres cuestiones fundamentales. Primero, el uso y el intercambio de datos por las plataformas en línea y por los anunciantes. Segundo, la eliminación de la regulación de privacidad de la Federal Communications Commission (FCC por sus siglas de inglés) de Obama, a través del uso de la Ley de Revisión del Congreso. En tercer lugar, el RGPD. "En los últimos años, la privacidad ha sido uno de los temas más partidistas en el ámbito de la tecnología y las telecomunicaciones", dijo Bush. Si bien los republicanos han propuesto una legislación de privacidad que se aplicaría tanto a los ISP como a los OTT, los demócratas no han propuesto ni respaldado ese tipo de legislación.

El año pasado, la presidenta republicana Marsha Blackburn promulgó la llamada BROWSER Act, que aborda un level-playing field desigual en materia de regulación de privacidad en la era de Obama que favorecía el modelo de aceptación solo para los ISP. La pregunta sigue siendo si el escándalo de Facebook resucitaría este proyecto de ley o si los demócratas propondrán legislación (aunque el líder de la minoría del Senado, Chuck Schumer, ha señalado es posible que esto no suceda antes de las elecciones). Sobre las acciones de cumplimiento contra Facebook, hay varias investigaciones en curso, incluidas la Federal Trade Commission (FTC por sus siglas en inglés), al menos dieciséis demandas de usuarios y consultas de 37 procuradores generales estatales.

Por último, la probabilidad de aprobar legislación sobre violación de datos es tan pequeña como la posibilidad de aprobar legislación en materia de privacidad. Bush explicó que, aunque los miembros del Senado están cerca de llegar a un acuerdo sobre una propuesta legislativa para establecer un estándar de seguridad y notificación de violación de datos nacional, todavía hay grandes problemas sin resolver que dificultan que veamos algún tipo de progreso en el Congreso este año. Además, el debate sobre la neutralidad de la red se ha vuelto muy político y no está ayudando a que se llegue a un acuerdo entre los miembros en el Congreso, agregó. Tony Hadler, vicepresidente senior de Experian, se hizo eco de los comentarios de Bush, pero añadió que asuntos como el RGPD, así como la proliferación y actualización continuas de brechas de seguridad y de leyes estatales sobre esta materia, podrían acelerar el proceso legislativo.

Parece que ya es hora de profundizar en las soluciones legislativas que abordan las preocupaciones de privacidad y seguridad de los consumidores estadounidenses en la economía basada en datos. Y en un momento en que el mundo espera ver el impacto económico y social del RGPD, los legisladores de los Estados Unidos están prestando mucha atención a estos efectos.

 

RELATED POSTS