Searcher
Back

Catherine Bohill en el MWC18: ‘Espectro: Salvaguardar el 5G y el futuro de la tecnología móvil en la WRC-19'

 

Este año, el Mobile World Congress se ha centrado en "Crear un futuro mejor". La sesión del panel "Espectro: Salvaguardar el 5G y el futuro de la tecnología móvil en la WRC 19" tuvo lugar el primer día del programa ministerial del MWC19.

 

 

Catherine Bohill, Director of Spectrum, Corporate Strategy en Telefónica S.A, participó junto a la ministra de comunicaciones de Sudán, Dr. Attia Gasmalla; Michael O’Rielly, uno de los comisionados de la FCC; Erik Ekudden, CTO del Grupo Ericsson y Tony Azzarelli, VP de Asuntos Públicos de  OneWeb.

En esta entrevista ofrecemos algunas perspectivas sobre la visión del espectro de Telefónica y la Conferencia Mundial de Radiocomunicaciones 2019 (WRC-19), un hito importante en la materialización de la visión 5G.

 

 

 

P.: ¿Qué es la Conferencia Mundial de Radiocomunicaciones 2019 (WRC-19)?

R.: Las reglas globales de espectro las establece la Unión Internacional de Telecomunicaciones (ITU), un organismo especializado de las Naciones Unidas. Cada 3 o 4 años revisan y corrigen la normativa, un aspecto muy importante para nosotros en el ámbito de los servicios móviles.

La WRC-19 tendrá lugar en noviembre de 2019 y este es el último capítulo en una historia de 100 años de regulación del espectro; para nosotros, el objetivo principal en esta reunión es el punto de la agenda que cubre el espectro mmWave para móviles; es decir, el espectro por encima de 24GHz.

 

P.: ¿Por qué la WRC es importante para Telefónica?

R.: Un nuevo espectro móvil ampliamente armonizado es fundamental para facilitar el desarrollo rápido de un ecosistema global de 5G. Por eso, la WRC es sobre armonización. 

El espectro armonizado global permite que el sector sea más eficiente.  Una menor complejidad del espectro conduce a economías de escala y, por tanto, a menores costes de producción tanto en términos de equipamiento de red como de dispositivos.  Pero lo que es clave aquí no es centrarse en buscar dispositivos más baratos per se, sino en cómo la armonización afecta a los dispositivos de nivel inferior, mucho más que a los dispositivos de alto nivel. Para nosotros esto es lo realmente importante en Latinoamérica; para la sociedad en general, es muy importante conseguir que los "desconectados" se conecten a la economía digital. 

La armonización es clave, porque sin ella no tendremos un pequeño subconjunto de bandas globales comunes en los dispositivos, aspecto clave para los dispositivos de baja gama. Tomando el 4G como un ejemplo del mundo real... los dispositivos de baja gama, por ejemplo los de la gama de precios entre 50 y 100 dólares, han facilitado el acceso a la banda ancha móvil a millones de personas de todo el mundo e, inevitablemente, seguirán siendo claves para afrontar la cuestión de la brecha digital. Pero estos terminales solo suelen incluir entre 4 y 6 bandas LTE.  Los dispositivos de alta gama no tienen este problema. Cuando un usuario se gasta aproximadamente 600 dólares (o más), normalmente tienes acceso a más de 20 bandas.

Como se puede ver, a medida que entramos en la era del 5G e introducimos más bandas e intervalos de frecuencia mmWave, la armonización del espectro resulta aún más importante.  No podemos dejar que el 5G ensanche la brecha digital.  La accesibilidad para todos debe ser nuestra prioridad.

 

P.: ¿Qué tenemos que conseguir, y por qué en la WRC-19?

R.: Considerando que la WRC-19 sólo tendrá en cuenta bandas por encima de los 24GHz, Telefónica respalda plenamente la banda de 26GHz (24,25-27,5GHz) en la WRC-19. 

·         Es la banda más baja de mmWave en la tabla.

·         Es contigua con la banda de 28GHz identificada por los Estados Unidos (27,5 de 28,35GHz) y Japón (27,5-29,5GHz).

·         Tiene un solapamiento vital de 1GHz con la banda de Corea (26,5-29,5GHz).

El punto de contigüidad es importante; es fundamental que en la WRC-19 identifiquemos una banda que permita un resultado global exitoso - siendo el éxito la capacidad de implementar tanto 26GHz como 28GHz de forma que se puedan simplificar los dispositivos y permita las economías de escala.  Si en la WRC-19 no se acuerda disponer de 26GHz con un rendimiento técnico similar al del 28GHz, el potencial de obtener este resultado global simplemente no se dará.

La banda de 40GHz (37-43,5GHz) es también clave en la WRC-19, con un ancho de banda potencial que puede permitir los servicios de ancho de banda más elevados del 5G.

·         Algunas partes de la banda ya son compatibles: Estados Unidos (37-40GHz), Europa (40,5-43,5GHz).

Otras bandas por encima de 45GHz también serán relevantes para aumentar la capacidad para el 5G y permitir un crecimiento continuo de la Economía Digital; especialmente las bandas de 45.5-52.6 GHz y 66-76GHz son interesantes por la disponibilidad de la banda ancha.

 

Logo spectrum

 

P.: ¿Cuál es la posición de Telefónica respecto a la banda en 28GHz?

R.:Telefónica apoya claramente la 26GHz en la WRC-19 y reconocemos que la banda 28GHz es importante. Como todos sabemos, la banda 28GHz (como consecuencia de las decisiones valientes de la FCC y otras autoridades nacionales de reglamentación) tendrá el primer ecosistema mmWave en 5G.  Animamos a otras autoridades nacionales de reglamentación a considerar esta banda para el 5G - además de la de 26GHz.   Hay un enorme potencial a largo plazo de tener servicios móviles en las bandas tanto de 26GHz como de 28GHz. 

Creemos que en el corto plazo será un desafío implementar en los dispositivos las sub-bandas de 26GHz y de 28GHz como una banda conjunta armonizada, debido a la dificultad de disponer de una gama completa de ajuste de >5GHz (24,25-29,5GHz), pero esperamos que el sector, trabajando con los proveedores, encuentre una solución que no repercuta en el consumidor.  Cabe esperar una cartera de productos globales entre las dos sub-bandas.

 

 

Table

 

P.:¿Debemos seguir considerando el satélite y otros sectores adyacentes como competencia? ¿Cómo pueden coexistir nuestros servicios?

R.: Existe la necesidad de una política del espectro que fomente una colaboración lo más amplia posible entre las tecnologías y las redes de acceso para garantizar que se pueda conseguir un crecimiento sostenible a largo plazo. También hay una necesidad de una colaboración lo más amplia posible entre los participantes, muchos de los cuales operan servicios diversos y complementarios y participan en proyectos de investigación trascendentes.

Como muchos de nosotros sabemos, en la UIT (grupo de tareas 1/5) se están realizando estudios detallados sobre coexistencia.  Será importante encontrar soluciones dentro de la UIT que permitan el uso de servicios móviles mientras se protege adecuadamente los otros servicios.  Es posible llegar a acuerdos, y seguiremos desempeñando nuestro papel en el trabajo de la UIT.  La solución final también puede incluir la necesidad de incentivos basados en el mercado o acuerdos comerciales, como los realizados en los Estados Unidos.

 

P.: ¿Cuál es el plan a largo plazo de Telefónica para el 5G y cómo podemos lograr una armonización global?

R.: En primer lugar, para aclarar, en 5G utilizaremos una variedad de bandas de espectro.  Para Telefónica, las bandas por debajo de 6GHz serán claves y, en particular, la banda C (3,3-4,2GHz) tiene un papel muy importante para Europa y Latinoamérica. 

El espectro de bandas por debajo de 1GHz también será importante, especialmente para las comunicaciones masivas de tipo máquina (mMTC, también conocido como IoT). Aquí nos fijamos en las asignaciones de 600/700 MHz de todo el mundo para completar la imagen global.

Como se mencionó anteriormente, Telefónica respalda plenamente la banda de 26GHz (24,25-27,5GHz) y la banda de 40GHz (37-43,5GHz) como prioridades en la WRC-19. Otras bandas por encima de 45GHZ también serán relevantes para un mayor ancho de banda para el 5G. Es necesaria una colaboración lo más amplia posible entre los participantes para lograr la armonización global y un crecimiento sostenible a largo plazo. 

 

P.: ¿Cómo podemos proteger el futuro de la telefonía móvil?

R.. Aunque estamos hablando de la WRC-19, y es importante, debemos poner énfasis en el hecho de que el proceso de asignación de espectro no se resuelve en un evento, es todo un proceso.  

Todavía hay bandas que lograron una asignación regional en la WRC-07 y, después de más de 10 años, todavía esperamos que se libere el espectro en muchos de nuestros países, y por otra parte las condiciones de asignación en otros países son sencillamente insostenibles para el sector... Tomemos el caso de Argentina, donde hoy en día el sector trabaja sin este espectro clave de 700 MHz para la cobertura, a pesar de haber comprado el espectro en el año 2014; y todavía no está claro cuándo podrá utilizarlo.  En otros países, como México, tenemos una tarificación excesiva del espectro en forma de cuotas anuales. Es muy difícil hablar sobre 5G cuando esencialmente tenemos una versión descafeinada del 4G en muchos de nuestros países, debido a los regímenes de asignación de espectro.  La WRC-19 trata del largo plazo, donde vemos que las implementaciones de 5G convergen en el tiempo a medida que las experiencias globales se transfieren de una región a otra.

Así que, si el sueño es conseguir que las personas estén conectadas, debemos ir más allá de la preparación, negociación y resultados del WRC; también debemos poner más énfasis en trabajar con los reguladores nacionales en mejorar las condiciones de licencia y la asignación del espectro.  En concreto: A TEF le gustaría reiterar la importancia de unos costes razonables de espectro y obligaciones de cobertura, licencias largas y una expectativa sólida de renovación del espectro.

En general, un marco regulador para el sector que favorezca la inversión fomentará la economía digital.  Hay referencias positivas en todo el mundo. Mencionamos Chile, donde el espectro se otorga mediante “beauty contest” pero con obligaciones de cobertura.  En Chile, el gobierno prioriza la inversión en infraestructuras sobre imponer tasas al sector.  El resultado final es un mercado muy competitivo con la mayor penetración de banda ancha móvil de la zona (Ovum, YE2017).

 

RELATED POSTS


Simon Wilson
Head of Spectrum Technology and Insight, Telefónica

 

Roberto Rodríguez Dorrego

Head of Spectrum Strategy, Telefónica