Searcher
Back

Anatel defiende “level-playing field” en el ecosistema digital

“En caso de que Anatel llegue a la conclusión de que los servicios de telecomunicaciones tradicionales y OTT compiten directamente desde el punto de vista de la regulación económica y en el mismo mercado, la solución a esto no sería regular las OTT. No se trata de imponer este tipo de regulación (criterios de calidad, el pago de impuestos) para las OTT; sino más bien la desregulación de los operadores de telecomunicaciones”, defendió recientemente Carlos Baigorri, responsable de la competencia de Anatel, durante el taller sobre "El nuevo comportamiento de los usuarios frente a los servicios innovadores de Internet".

 

 

 

 

 

 

 

 

Actualmente, los servicioque anteriormente se ofrecían por separado, como llamadas de voz (fija o móvil), SMS, acceso a Internet, servicios de Internet, correo electrónico, navegación web, etc., son ahora parte de un nuevo universo de servicios: el ecosistema digital. En él compiten operadores de telecomunicaciones con otros agentes globales de Internet (OTT).Incluso siendo parte de un único ecosistema digital, las normas actuales que rigen las telecomunicaciones e Internet se han establecido mucho antes del surgimiento del ecosistema digital. Los requisitos legales, fiscales y normativos deberían incluir a todos los productos y servicios que compiten en el ecosistema digital, los cuales hoy son muy diferentes tal y como muestra  la tabla adjunta.

 

Por otra parte, las contribuciones económicas de los distintos actores del ecosistema digital son totalmente diferentes.

En esta gráfica se puede observar la diferencia existente en la creación de empleo y el pago de tasas e impuestos a escala mundial entre las las OTT y las operadores de telecomunicaciones.

 

 

Otra de las diferencias entre los agentes del ecosistema digital son las inversiones. Las operadoras de telecomunicaciones en América Latina tienen una inversión media anual de 28 mil millones US $, según el informe “El ecosistema y la economía digital en América Latina”. Sin embargo, las OTTs contribuyen al crecimiento del ecosistema con una inversión mucho menor.

Aunque no se cuenta con datos exactos sobre las inversiones de las OTT podemos decir, en términos generales, que realizan una inversión muy reducida en infraestructura en los países donde operan sin contribuir al crecimiento del ecosistema digital.

 

Por otra parte, ante la complejidad en la definición de la jurisdicción  sobre los actores globales de Internet por parte de los organismos reguladores y las autoridades nacionales, e incluso la constatación de la ausencia de jurisdicción ,  dificulta gravemente el cumplimiento de la regulación existente, ya sea en el ámbito de la fiscalidad, la seguridad o la calidad del servicio.

En países como Colombia y Uruguay, los reguladores y gobiernos ya están analizando el impacto de las OTT.

 

 

LATAM - Contribución económica directa en la cadena de valor del ecosistema digital

En Colombia, la Comisión de Regulación de Comunicaciones (CRC) está llevando a cabo un estudio para analizar la evolución de los servicios de las OTT con el fin de identificar qué servicios tienen impacto sobre la competencia en el mercado de las comunicaciones. Además, en Colombia se analizarán las mejores prácticas internacionales para que sirvan de base a la hora de desarrollar el nuevo marco regulatorio.

En Uruguay, por su parte, se presentó en el Parlamento en marzo un proyecto de ley para regular las actividades de las OTT.  En él se establece que estos servicios estarán sujetos a los controles, autorizaciones, permisos, licencias, registros y otros reglamentos que regularán sus servicios.

En el ámbito internacional, también se están adoptando iniciativas en esta dirección. A finales de febrero la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT) celebró,  la última reunión del Grupo de Estudio 3. En ella se abordó la cuestión del impacto económico de las OTT y se plantearon distintas alternativas para llegar a un acuerdo y así poder elaborar una recomendación.

Parece justo defender que todas las empresas con productos y servicios que compiten entre sí y en el mismo mercado, deben cumplir las mismas leyes en materia de competencia, impuestos, nivel de servicio y, a su vez, proporcionar el mismo nivel de protección a los clientes. Todas las iniciativas en esta dirección representan un ejemplo de buenas prácticas para garantizar la sostenibilidad del ecosistema digital en su conjunto y la protección de los usuarios, independientemente de la empresa que ofrezca el servicio.

En este sentido, la modernización de la regulación actual es crítica para que Internet siga mejorando la vida personal y profesional de millones de personas en el mundo. Por ello, apelamos a las autoridades públicas a hacer una reflexión en profundidad de cómo actualizar el marco regulador actual para que sirva en el ecosistema digital, dure en el tiempo y se base en establecer igualdad de condiciones en toda la cadena de valor del ecosistema digital.

RELATED POSTS

Lourdes Tejedor / @madrid2day

Fernando Latterza, Manager de regulación de Latinoamérica, Telefónica