Inclusión en América Latina: sostenibilidad, responsabilidad y alianzas

Telefónica Hispanoamérica ha manifestado una preocupación constante por relevar la importancia de enfrentar la desigualdad en la región y así reducir la brecha digital. Para esto, la cooperación internacional y entre diferentes actores se torna esencial para asegurar que el efecto positivo de la adopción de las nuevas tecnologías llegue a toda la sociedad.

Inclusión en América Latina: sostenibilidad, responsabilidad y alianzas
Ana Valero

Ana Valero Huete

Tiempo de lectura: 7 min

Atraer inversiones para avanzar en la transformación digital, generar alianzas virtuosas y difundir la responsabilidad digital son tres de los pilares fundamentales en el desarrollo de la industria de telecomunicaciones. Nuestro sector es clave para el cierre de brechas a través de la conectividad, avanzando en la inclusión en las zonas rurales y apartadas e involucrando a las minorías subrepresentadas. De esta manera, internet y la digitalización se tornan esenciales para avanzar a paso firme hacia una sociedad más justa y desarrollada.

Para compartir estos y otros aspectos clave, el 6 de junio, participamos desde Telefónica Hispanoamérica en diversos foros de la OCDE para exponer nuestra visión, compartir experiencias y señalar lo que creemos es la ruta más adecuada para lograrlo, de la mano con los gobiernos, los organismos internacionales y otros agentes del ecosistema digital.

Así, participamos en la decimoquinta edición del Foro Económico Internacional sobre Latinoamérica y el Caribe, de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) en París, donde manifestamos que Latinoamérica necesita una “doble transición verde y digital, pero por sobre todo que sea justa”, lo que desde nuestra visión se conseguirá aumentando significativamente el nivel y la calidad de las inversiones, para lo que se necesitan marcos regulatorios y de políticas públicas modernos y flexibles, que permitan una certeza jurídica que facilite la inversiones de largo plazo y, lo que es igual o casi más importante, medidas gubernamentales diferenciadas dirigidas a garantizar la inclusión, en especial la digital, de los sectores de la población que más lo necesitan.

El foro, realizado en conjunto con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y la Agencia Francesa para el Desarrollo (AFD), reunió a importantes personalidades internacionales de diversas industrias, incluida la de telecomunicaciones.

Desde la visión de la digitalización, planteamos la importancia de la conectividad para abordar la desigualdad: en las zonas rurales de la región, apenas el 35% de las personas accede a internet, y en algunos países esta cifra solo llega al 10%. Por esto, destacamos la necesidad de políticas públicas y alianzas estratégicas que giren entorno a 3 ejes: innovación, la cooperación y la sostenibilidad. Así lo desarrollamos en nuestro Manifiesto Rural, la propuesta de Telefónica para expandir la cobertura de las redes y fomentar el desarrollo inclusivo en América Latina. Además, compartimos la experiencia de Telefónica en Perú con «Internet para Todos«, como un ejemplo de asociación público-privada exitosa para promover el acceso a conectividad de calidad por los sectores de la población más vulnerables, utilizando casos de negocio sostenibles para extender redes de calidad en zonas rurales a las que de otro modo no se podría prestar servicio.

Expansión de la digitalización a través de alianzas

También expusimos nuestra perspectiva sobre los desafíos para el desarrollo de la conectividad que enfrenta la región, conectividad que es clave para avanzar en una tranformación digital inclusiva.

Actualmente, Telefónica viene dando un nuevo sentido a la colaboración y al trabajo conjunto en el sector de las telecomunicaciones, ya que permite llegar a más personas, más rápido y con mejores servicios. En Telefónica Hispanoamérica hemos desarrollado un exitoso trabajo a través de la colaboración con otras compañías como KKR, para operar ONNET Fibra, la primera red mayorista de fibra óptica y abierta a todos los operadores en Chile y Colombia.

Los resultados de esta alianza son impresionantes, en el caso de Chile, hemos pasado más de tres millones de hogares con fibra y desplegado más de 35 mil kilómetros de fibra óptica. En Colombia, ya hemos alcanzado la cifra de más de dos millones de hogares pasados en 43 ciudades y esperamos alcanzar a cuatro millones de hogares pasados en 90 ciudades del país para 2024.

Más inversión en conectividad es igual a más inclusión digital

En Telefónica, sabemos que el sector privado puede ser un gran aliado de los gobiernos latinoamericanos para enfrentar los numerosos retos económicos, sociales y medioambientales que enfrenta la región. Para esto, nuevas políticas industriales son necesarias y así fomentar una mayor inversión en tecnologías verdes y digitales, impulsando la innovación y ayudando a desarrollar nuevos modelos económicos sostenibles para avanzar en la triple transición –digital, verde y social.

En el marco de la reunión del grupo de Latinoamérica de Emerging Markets Network (Emnet) de la OCDE, abordamos este enorme desafío, resaltando la necesidad de dar certeza jurídica y avanzar en la mejora regulatoria como elementos clave para atraer inversiones. Somos conscientes de que América Latina tiene un desafío importante estos aspectos: los gobiernos deben trabajar para definir mejores políticas públicas que no incrementen los costos regulatorios de manera innecesaria y contar con una institucionalidad sólida que genere un entorno favorable a la inversión.

En la actualidad, la presión tributaria que enfrenta el sector de telecomunicaciones en América Latina es altísima, mucho más elevada que la enfrentada por otras industrias. Y un elemento clave en esta presión tributaria tiene que ver con el coste del espectro, uno de los insumos básicos para la prestación de servicios móviles.

El coste del espectro móvil en Latinoamérica es altísimo en relación a otras regiones y este elevado coste drena recursos que la industria podría dedicar a invertir en desplegar redes. En algunos países el elevado coste del espectro lleva a poner en cuestión hasta la sostenibilidad financiera de los operadores. Es fundamental revisar la política de espectro, dejar de ver este insumo básico como una fuente de ingresos fiscales y comenzar a verlo como un habilitador para la transformación digital y productiva de los países.  Si los gobiernos quieren un buen despliegue de redes 4G y 5G que contribuyan al desarrollo económico y productivo de sus países, deben poner a disposición de los operadores suficiente espectro, a un precio razonable…

Atraer más inversiones sostenibles a la región nos permitirá cerrar las grandes brechas digitales que aún persisten, como la brecha de cobertura (4% en 2021, según informe GSMA 2022 Mobile Economy Latin America) y la brecha de uso (36%, según el mismo informe). Pero para cerrarlas, se necesitan grandes inversiones que el sector de las telecomunicaciones no puede afrontar en solitario, sino que necesita que otros agentes contribuyan para hacer estas inversiones sostenibles. Adicionalmente, aún vemos una gran diferencia en los niveles uso y digitalización entre las zonas urbanas y rurales de muchos países de América Latina. Desde nuestra posición y conocimiento de la región trabajamos para difundir estos importantes mensajes y encontrar enfoques innovadores para desarrollar alianzas que ayuden a acelerar y alcanzar los objetivos de conectividad, que organismos como la OCDE impulsan en la región.

Derechos en el mundo digital para el beneficio de todos

Junto con la conectividad, un aspecto clave de la inclusión digital está en el desarrollo de las habilidades digitales, pero también tomando conciencia de los desafíos y riesgos de este futuro que ya estamos viviendo.

Es por esto que también intervinimos en el Foro Global sobre Tecnología impulsado por la OCDE, una cita que estuvo conformada por los máximos responsables en ciencia y tecnología del Reino Unido, España, Ucrania, Estados Unidos, acompañados por el Secretario General Adjunto de la OCDE.

Estamos firmemente convencidos de que las tecnologías emergentes ofrecen a nuestras sociedades enormes beneficios en términos de productividad y desarrollo, pero también crean riesgos que es necesario anticipar y controlar. Ejemplos de ellos es la masificación de Inteligencia Artificial por medio de plataformas como ChatGPT, pasando por la adopción de tecnologías inmersivas como el metaverso, Realidad Virtual y Realidad Aumentada, o bien la consolidación del uso de vehículos autónomos y “robots”, que generan nuevos e impredecibles retos sociales.

Por tanto, vemos también en la cooperación internacional la clave para asegurar que la adopción de las nuevas tecnologías sea positiva para la sociedad, gestionando los diversos riesgos y preocupaciones asociadas de manera justa y sostenible para que lleguen a todos los sectores de la población.

Nuestro sueño como compañía es que internet sea verdaderamente para todos y todas, y así impactar a las comunidades de nuestra región con modelos innovadores y disruptivos. Nuestra bandera es la inclusión digital de toda la sociedad y, por eso, día a día y paso a paso, manifestamos nuestro compromiso con el cierre de las brechas en América Latina, a través de acciones tangibles, resultados exitosos y la responsabilidad como uno de los ejes principales y transversales de nuestra actuación.


Medios de comunicación

Contacta con nuestro departamento de comunicación o solicita material adicional.

Logo Centenario Telefónica Celebra con nosotros el Centenario de Telefónica
EMPIEZA LA AVENTURA