Redes preparadas para el Metaverso

Se ha descrito mucho sobre lo que las tecnologías de realidad virtual y aumentada del Metaverso exigirán a las unidades de software y hardware. Pero pocas publicaciones y artículos en los medios de comunicación han analizado en profundidad lo que se exigirá a las redes de telecomunicaciones, que, de hecho, transportarán el enorme y exigente tráfico que generarán dichas tecnologías.

Redes preparadas para el Metaverso

- Actualizado

Tiempo de lectura: 5 min

Una red preparada para el Metaverso será una red programable. 

El Metaverso promete una experiencia inmersiva ubicua y continua para los servicios nuevos y existentes. Estés donde estés, en interiores o exteriores, podrás conectarte a los servicios y con las personas en el Metaverso. Esto significa que la conectividad entre el lugar en el que se encuentran los usuarios y los lugares donde se ejecuta el Metaverso debe estar asegurada en todo momento y condición. Y esta será la tarea de las redes de telecomunicaciones.

Además, no bastará con que dicha conectividad se limite a transportar paquetes de datos entre los dispositivos de los usuarios y los servidores. En la mayoría de los casos, ese tráfico (de paquetes de datos) requerirá certeza y garantía en el lapso de tiempo que tarda en pasar del usuario al Metaverso y viceversa. Requerirá de una red determinista.

Entonces, ¿Son las redes de telecomunicaciones actuales capaces de hacerlo posible?  La respuesta es sí, las redes 5G y FTTH pueden garantizarlo. Pero la mala noticia es que, lo más probable, la Internet actual no. Simplemente porque Internet es una red best effort.

Y lo que es más importante, para acceder a Internet, los usuarios compran un servicio de acceso a Internethomogéneo que está regulado de tal forma que no se pueden establecer diferencias de tratamiento entre los servicios prestados a través de Internet. Esto es válido para la web 2.0, pero no es suficiente para el Metaverso.

Esto es importante porque los servicios del Metaverso no sólo se diferenciarán entre sí por la calidad exigida a las redes de telecomunicaciones. Dicha calidad cambiará sobre la marcha, en función de diversas condiciones. Cabe imaginar un servicio de vigilancia que, al detectar una emergencia, necesite manejar a distancia un vehículo de extinción de incendios. O una conexión con un quirófano cuando el cirujano a distancia toma el control del robot de cirugía.

Por lo tanto, las redes de telecomunicaciones tienen que configurarse para satisfacer los requisitos cambiantes del Metaverso.

En resumen, para el Metaverso, una configuración única y homogénea de las redes de acceso como la que tenemos hoy para llegar a Internet no satisfará todas las necesidades (del Metaverso). Necesitamos redes preparadas para el Metaverso.

¿Qué es una red programable?

Programar una red de telecomunicaciones no es tarea fácil. No hace muchos años, cambiar la configuración de toda una red llevaba entre uno y tres meses. El Metaverso tendrá que hacerlo cientos o miles de veces al día. Y casi inmediatamente.

Además, estos cambios tendrán que hacerse bajo demanda, una demanda que dependerá del tipo de servicio. Por eso los operadores han desarrollado el concepto de Network-as-a-Service.

Pero, ¿cómo sabrá una red qué tipo de configuración necesita? Aquí surge el concepto de API-ficación de la red (API – Application Programming Interfaces) que proporcionará interfaces con la red para automatizar dichas acciones.  Estas API permitirán utilizar las redes de telecomunicaciones como cualquier otro recurso hardware o software por parte de los desarrolladores.

¿Quién utilizará estas API?

Es razonable pensar que el usuario medio no tendrá suficientes conocimientos para saber cómo debe comportarse una red de telecomunicaciones con respecto a un servicio específico. Menos aún para saber cómo configurarla para todos los servicios que se ejecutarán en el Metaverso.

Así pues, estas API están pensadas para que las utilicen los desarrolladores de servicios del Metaverso, porque nadie mejor que ellos para saber lo que necesitan de las redes en cada momento.

¿Quién pagará las redes preparadas para el Metaverso?

El modelo de negocio que se ha implantado ampliamente para el Servicio de Acceso a Internet sólo se aplica actualmente a los consumidores. Estos pagan por tener derecho a acceder a Internet, ya sea con una tarifa plana sobre todo desde casa o con un paquete de datos para conexiones móviles (a pesar de que también se está pasando a tarifas planas).

Hay una larga historia detrás de por qué esto es así, pero, en resumen, este modelo de negocio era fácil de entender por los consumidores porque la única magnitud que necesitan saber es cuánta velocidad o Gigabytes necesitaban comprar.  Aparte de esto, el Servicio de Acceso a Internet es indiferenciado respecto de los usuarios como respecto de los servicios.

Por lo tanto, si el Servicio de Acceso a Internet necesita cambiar para satisfacer las necesidades del Metaverso, no tiene sentido mantener el modelo de negocio sin cambios. Necesitamos encontrar nuevas fórmulas y modelos de negocio que pongan razonabilidad a las nuevas exigencias del Metaverso.

Por lo tanto, nuestra recomendación es que legisladores y reguladores:

  • Se abstengan de ampliar automáticamente la regulación tradicional al nuevo paradigma tecnológico que exige el Metaverso.
  • Persigan un desarrollo armonioso del Metaverso en condiciones de igualdad entre todos los participantes en la cadena de valor.
  • Sean prudentes antes de tomar decisiones reglamentarias precipitadas que podrían distorsionar el funcionamiento del Metaverso.
  • Diferencien entre la colaboración necesaria para la normalización de soluciones y los procesos competitivos en distintos mercados.

Medios de comunicación

Contacta con nuestro departamento de comunicación o solicita material adicional.

close-link
Logo Centenario Telefónica Celebra con nosotros el Centenario de Telefónica
EMPIEZA LA AVENTURA