Entender hoy a la generación Z es vislumbrar un futuro radicalmente diferente

El 25% de la población mundial hoy y el 30% de los trabajadores en 2030 serán Generación Z por lo que entender su manera de ver la vida es determinante.

Cómo entender hoy a la generación Z es vislumbrar un futuro radicalmente diferente.

Tiempo de lectura: 9 min

Es conocida como la generación más formada, la más concienciada, la más empática y diversa, pero, ¿es también la más débil?, ¿es realmente diferente a generaciones anteriores?, ¿qué los hace diferentes y por qué las empresas deben tener en cuenta los valores que los mueven como empleados y consumidores? Y, ¿qué nuevas oportunidades surgen para dar respuesta a sus necesidades?

Según el Pew Research Center, que define la clasificación generacional más ampliamente adoptada a nivel mundial, la generación Z la conforman los nacidos entre 1996 y 2012. Como ocurre con todas las generaciones, las características y los valores de la generación Z engloban rasgos propios del periodo histórico en el que viven, los propios de su etapa vital (jóvenes comprendidos entre los 12 y los 28 años) y, por último, las características propias de su cohorte como tal.

Son la primera generación verdaderamente nativa digital, niños que han visto a sus padres y hermanos mayores perder su trabajo en la Gran Recesión de 2008, adolescentes que vivieron meses encerrados en casa a causa de una pandemia mundial y aquellos adultos jóvenes que se han incorporado a la vida laboral en escenarios de trabajo híbrido o remoto y priorizando por encima de todo su bienestar y tiempo libre.

La generación Z tiene muchas semejanzas con la generación anterior, los Millennials, nacidos entre 1980 y 1995, en cuanto a su manera de ver el trabajo (con flexibilidad, fluidez y objetivos claros), en sus comportamientos de compra (son frugales, buscan inmediatez e impacto), y en cuanto al cuidado de su bienestar (hablando de temas como la salud mental con confianza y transparencia). Es tanto así que en la intersección de ambas generaciones se habla de los Zillennials, como la microgeneración que integra las características propias de Millennials y Generación Z.

Poner el foco en la generación Z es crucial ya que acaba de convertirse en la generación más numerosa del planeta, con un poder de compra de 7 trillones de dólares y porque en 2030 supondrán el 30% de los empleados a nivel global.

Quiénes son

La Generación Z destaca por ser una generación diversa, empática y no conformista con una perspectiva global. Cuestionan el status quo, ofreciendo un cambio de mentalidad que enfatiza una mayor flexibilidad, tolerancia y diversidad en comparación con sus predecesores. Su visión del mundo y su comportamiento son inherentemente fluidos, cómodos en áreas grises y bastante críticos con actitudes inflexibles o posturas extremas.

Verdaderos nativos digitales, nacidos con un dispositivo móvil en la mano, hiperconectados, reflejan espontáneamente su identidad en su vida online, predominantemente en redes sociales. Distinguen claramente las plataformas y canales públicos y privados, manteniendo una conexión más cercana y directa con sus amigos en redes y canales auténticos (como BeReal o mejores amigos en Instagram).

El alto coste de la vida es su principal preocupación

La generación Z ha visto los estragos de la Gran Recesión en familiares y conocidos y, en consecuencia, son reacios a endeudarse. Tanto es así que han revivido la tendencia de ahorrar para poder comprar, en contraste con el “compra ahora y paga luego” que tanto éxito tiene con generaciones anteriores.

La frugalidad y la prudencia los mueve a adoptar comportamientos de ahorro y sostenibilidad como la economía circular, a invertir a edades más jóvenes que otras generaciones y a convertirse en trabajadores multi-ingresos, diversificando sus fuentes de retribución, tanto para tener más ingresos como para no depender de un único empleo.

Para contribuir al bienestar financiero de la generación Z, surgen startups como Payflow, startup española invertida por Wayra, que proporciona a los empleados acceso al salario devengado al instante, para poder hacer frente a los gastos en cualquier momento del mes. O Bcas, también española e invertida por Wayra, que facilita el acceso equitativo, sostenible y de calidad a estudios superiores, financiando los estudios y recobrando el préstamo en base a la capacidad del estudiante para devolver el dinero prestado cuando empiece a trabajar.

Solo se vive una vez, pero de manera más consciente

Pensar que solo se vive una vez (YOLO en inglés,por las siglas de You Only Live Once) y que no estamos aquí para siempre es algo que generaciones previas ya habían adoptado como mantra a la hora de tomar decisiones. Para los Millennials, el solo se vive una vez implicaba un rumbo de vida despreocupado y sin consecuencias. Por el contrario, la generación Z, más reflexiva, es consciente de que esta realidad supone aprovechar el tiempo, priorizando el equilibrio entre el trabajo y la vida personal, las experiencias por encima de las posesiones y siendo flexibles al establecer conexiones, predominando las relaciones informales.

Surge así una nueva posibilidad para esta generación, que busca trabajar de manera más flexible y fluida, que es la figura del freelancer, que a través de compañías como Shakers, startup Wayra, pueden identificar proyectos concretos en los que trabajar por un tiempo y con unas condiciones determinadas.

La vida ocurre en el móvil y en las redes. Todo es social

Las redes sociales se han convertido en la puerta de entrada a todos los ámbitos de la vida de esta generación. A través de ellas realizan compras y se comunican con las marcas, aprenden y se informan de lo que ocurren el mundo. Del mismo modo confían en las redes sociales y creadores de contenido para aprender a manejar sus finanzas, se comunican con sus comunidades y se sienten cómodos compartiendo consejos y experiencias. 

Audios de WhatsApp al 1.5x

La inmediatez posibilitada por las nuevas tecnologías e Internet de alta velocidad ha llevado a la generación Z a interiorizar y asumir que todo es instantáneo. Esta generación se caracteriza por su impaciencia y la huida de lo aburrido y la espera. Las aplicaciones, conversaciones o medios que son lentos, no funcionan para la generación Z.

Esta realidad se aprecia sobre todo en la necesidad de consumir contenido de manera más rápida, como los videos de TikTok, audios de WhatsApp y podcasts en velocidad de x1.5, x2 o incluso en sobrevolar las series a mayor velocidad.

La instantaneidad y el consumo rápido también se refleja en el ámbito de trabajo, implicando una mayor rotación entre los trabajadores más jóvenes, que perciben un beneficio en cambiar de puesto de trabajo o empresa.

Los comportamientos de compra también se ven afectados por esta idea de inmediatez, sobresaliendo la tendencia #TikTokMadeMeBuyIt. Lo que se ve en redes sociales genera necesidad de posesión inmediata y desencadena procesos de comparación de productos, búsqueda del precio más bajo o compraventa en plataformas de segunda mano.

La generación ‘consentida’ es la generación ‘con sentido’

Ni tan de cristal como se dice, ni ese copo de nieve frágil al que se hace alusión (críticas constantes de generaciones previas a sus sucesoras), sino más bien una generación inconformista, con una visión global de sus acciones y que cuestiona el status quo, que toma sus decisiones con sentido y coherencia. Tanto es así que la generación Z busca trabajar para empresas que comulguen con sus valores, consumir marcas sostenibles y huir de la cultura de los excesos y el derroche de generaciones anteriores.

Sin embargo, no debemos dejar de tener en cuenta que todos los compromisos sociales, medioambientales y culturales de estos jóvenes muchas veces chocan con la realidad económica del momento vital en que se encuentran. Es así como encuentran en compañías como Aworld la solución para poder contribuir con el medio ambiente en su día a día. Esta startup invertida por Wayra es una app que impacta en los comportamientos de los ciudadanos, ayudándoles a desarrollar hábitos sostenibles y a medir su huella de CO2 mientras aprenden y se entretienen.

La generación que se prioriza

La generación Z se destaca por priorizar su bienestar en todas sus facetas, convirtiéndolo en una máxima de su estilo de vida. Para ellos, el autocuidado no es simplemente una práctica ocasional, sino un pilar fundamental en su visión del mundo. Este enfoque trasciende a diversos aspectos de sus vidas, desde la gestión del trabajo hasta el equilibrio entre trabajo y vida personal, siendo este último un concepto que merece especial atención. Para la Generación Z, encontrar un equilibrio adecuado entre sus responsabilidades laborales y su tiempo de descanso es esencial.

En el ámbito de la salud mental, buscan activamente apoyo y asistencia, reconociendo la importancia de cuidar su bienestar psicológico. Behavidence es el ejemplo de compañía invertida por Wayra que acompaña a los usuarios en su camino hacia una mejor salud mental, esta compañía es capaz de entender el estado emocional del usuario según el uso que haga este de su dispositivo móvil, haciendo un informe semanal de niveles de estrés, ansiedad o depresión.

Además, en el ámbito social, es notable su preferencia por distanciarse de las ilusiones generadas en las redes sociales, optando por una conexión más real y auténtica. Valoran la autenticidad sobre las apariencias, buscando construir relaciones significativas y genuinas en un mundo inundado de contenido digital.

Así que, bienvenida la tecnología que me ayude a vivir mejor

La tecnología se ha convertido en una extensión natural de su existencia. Adoptan con rapidez y sin miedo toda tecnología que les ayude a realizar su trabajo de manera más eficiente. También utilizan dispositivos y apps de autocuidado para mantener un control consciente de su salud. Y sin embargo, a pesar de su gusto por la tecnología, no siempre buscan experiencias completamente digitales, sino que persiguen el equilibrio entre la conveniencia tecnológica y la autenticidad del mundo físico en sus interacciones.

En el ámbito financiero, muestran una disposición a explorar opciones más novedosas, considerando la posibilidad de invertir en criptomonedas como una alternativa viable, haciendo uso de apps como Rand, que permite la gestión de las finanzas personales, el ahorro y la inversión en diferentes activos cripto. Para la generación Z, la tecnología no solo es una herramienta, sino que forma parte de manera intrínseca de su identidad y es la vía para mejorar su calidad de vida. 

Conclusiones

Su actitud hacia la tecnología, la priorización del bienestar y sus valores y sentido definen a la generación Z como una generación única. Aunque comparte algunas similitudes con los Millennials, la generación Z se destaca por su enfoque consciente y comprometido hacia la vida, tanto en el ámbito personal como profesional.

Esta generación, la más numerosa del planeta con un impresionante poder adquisitivo, está moldeando la forma en que las empresas deben adaptarse para conectar con ellos como consumidores y empleados. Su preferencia por la autenticidad, la sostenibilidad y la inmediatez está transformando las dinámicas del mercado y exige a las empresas una respuesta ágil y adaptativa.

Para atender las necesidades de la generación Z, es esencial comprender su mentalidad, desde su enfoque en la salud mental hasta su relación con la tecnología. La adopción rápida de nuevas tecnologías y la disposición a explorar opciones financieras avanzadas, como las criptomonedas, sugieren oportunidades significativas para las empresas innovadoras.

La generación Z se presenta como una fuerza impulsora que desafía las convenciones establecidas, redefine los estándares y busca un propósito en todas sus acciones. Abrazar y adaptarse a esta mentalidad única no solo es esencial para el éxito empresarial, sino también para la evolución continua de nuestra sociedad en la era digital y globalizada en la que nos encontramos.


Medios de comunicación

Contacta con nuestro departamento de comunicación o solicita material adicional.