Motivación laboral: cuáles son las ventajas de impulsarla en las organizaciones laborales

La motivación laboral refiere al deseo o la voluntad que tiene una persona para esforzarse en el trabajo o área profesional. En la psicología, se define como un conjunto de fuerzas energéticas que se originan dentro de los individuos en relación con el entorno cultural, social y organizacional del trabajo. Como resultado de esta interacción, se originan comportamientos relacionados con el trabajo que determinan cómo se realiza, hacia qué dirección y con qué intensidad y duración.

La motivación laboral refiere al deseo o la voluntad que tiene una persona para esforzarse en el trabajo o área profesional. En la psicología, se define como un conjunto de fuerzas energéticas que se originan dentro de los individuos en relación con el entorno cultural, social y organizacional del trabajo. Como resultado de esta interacción, se originan comportamientos relacionados con el trabajo que determinan cómo se realiza, hacia qué dirección y con qué intensidad y duración.
Graciela Ares

Graciela Ares

Tiempo de lectura: 12 min

¿Qué es la motivación laboral?

Los factores que impulsan la motivación laboral pueden incluir el ingreso económico, el estatus y reconocimiento, la sensación de logro, las relaciones con los colegas y la sensación de que el trabajo de uno es útil o importante, así como por los rasgos de personalidad de un individuo, las necesidades y la adaptación al ambiente laboral. Existen diversas teorías sobre la motivación en el trabajo, como la teoría de la existencia, la relación y el crecimiento, el modelo de las características del trabajo, el modelo de motivación de Porter-Lawler, que aseguró que el dinero puede motivar no sólo el desempeño, sino también el compañerismo y la dedicación.

Importancia de la motivación laboral

La motivación laboral es uno de los factores más importantes para alcanzar los objetivos de una organización, debido a que tiene una relación directa con el desempeño, la productividad y el trabajo colaborativo. Por ejemplo, un empleado satisfecho y motivado puede ser hasta 12 % más productivo y 31 % más eficiente a la hora de realizar su trabajo que un empleado desmotivado. Por ello, cada vez más organizaciones han empezado a tomar acciones concretas para impulsar la motivación laboral, contribuyendo a aumentar la satisfacción de los empleados, el compromiso y la lealtad empresarial.

Tipos de motivación laboral

 Para poder tomar acciones que contribuyan a aumentar la motivación laboral es importante tomar en cuenta que esta puede ser de diferentes tipos:

  • Motivación positiva:  Cuando se actúa por la búsqueda de una recompensa, premio o bonificación.
  • Motivación negativa: Cuando se actúa para evitar recibir un castigo, por ejemplo, una reducción económica o una sanción administrativa.
  • Motivación intrínseca: La motivación intrínseca es aquella derivada de las características de un individuo, como pueden ser sus objetivos personales a corto, mediano y largo plazo, sus hábitos y deseos. 
  • Motivación extrínseca: La motivación laboral extrínseca es aquella que es impulsada por factores externos a un individuo, como puede ser el reconocimiento recibido por parte de una organización o un beneficio económico. Este tipo de motivación puede ser positiva o negativa dependiendo del estímulo al que esté expuesta.

¿Cómo se fomenta la motivación laboral?

Algunas de las estrategias que puedes llevar a cabo para impulsar la motivación entre tus empleados son:

  • Dirigir con visión: Uno de los aspectos más importantes para implementar la motivación laboral es un liderazgo inteligente y empático que logre conducir los esfuerzos colectivos hacia objetivos bien definidos y con resultados visibles. Lo peor que puede pasarle a una empresa es tener al mando directivos con objetivos y estrategias ambiguas, pues los empleados pronto empezarán a notar que su trabajo está a la deriva, disminuyendo así su motivación. Si cada empleado sabe cómo sus acciones individuales, pueden contribuir personalmente al objetivo general de la empresa, aportará la motivación necesaria incluso para realizar la tarea más sencilla.
  • Establecer objetivos específicos alcanzables: Muchos directivos tienen claro cuáles son los grandes objetivos de la organización, pero los objetivos más pequeños son la clave de la motivación. Por ello, además de procurar que todos los objetivos contribuyan al objetivo general, se debería establecer, objetivos específicos y que sean más fáciles de alcanzar en un menor tiempo. Si los empleados alcanzan los objetivos con frecuencia, la sensación de satisfacción en el trabajo aumenta y actuará como un gran motivador para continuar con el siguiente conjunto de objetivos.
  • Reconocer el buen trabajo: Los empleados necesitan saber que los líderes ven y aprecian sus esfuerzos. Dar un reconocimiento bien merecido aumenta la autoestima, el entusiasmo y eleva la moral. Las herramientas de reconocimiento son una forma sencilla de permitir que todos los miembros de la empresa celebren a las personas que dan vida a los valores de la empresa. Hablar con los miembros del equipo para diseñar una trayectoria profesional ayudará a crear el impulso para alcanzar la siguiente etapa y sentir, que tienen un largo y productivo viaje por delante dentro de la empresa.
  • Implementar un área de Recursos Humanos con un enfoque de Coaching: Es importante que el departamento de Recursos Humanos tenga un enfoque de mentoría, de seguimiento a esta problemática y rescate el brillo de ese integrante que está fallando.

Preguntar: ¿Cómo les va?, ¿Cómo se sienten?, etc. Tomar el tiempo para indagar y analizar cuál es el factor que determina realmente la desidia y la falta de brillo del integrante de la empresa. 

  • Brindar autonomía a tus equipos: Cuando una persona no siente el control de su tiempo y energía, los niveles de motivación pueden bajar mucho. Por ello, permitir algunos elementos de libertad en el lugar de trabajo, ya sea a través de horario flexible, tiempo libre ilimitado o trabajo desde casa, demuestra la confianza de los líderes hacia los empleados. Esto aumenta la motivación, ya que la satisfacción de un trabajo bien hecho viene de la mano y de la sensación, de haber tenido el control, haberlo hecho a su manera.
  • Brindar autonomía a tus equipos: Cuando una persona no siente el control de su tiempo y energía, los niveles de motivación pueden bajar mucho. Por ello, permitir algunos elementos de libertad en el lugar de trabajo, ya sea a través de horario flexible, tiempo libre ilimitado o trabajo desde casa, demuestra la confianza de los líderes hacia los empleados. Esto aumenta la motivación, ya que la satisfacción de un trabajo bien hecho viene de la mano y de la sensación, de haber tenido el control, haberlo hecho a su manera.
  • Crear un entorno de trabajo acogedor: Un entorno con condiciones poco óptimas para el trabajo, como puede ser un espacio reducido, mala iluminación o calor sofocante puede generar un estado de ánimo negativo que afecte la capacidad de concentración y la energía de los empleados. Por ello es recomendable crear una cultura acogedora con zonas para el descanso, espacios abiertos y áreas de juego que aumenten las ganas de los empleados por ir a trabajar e incluso ir a pasar un rato agradable.
  • Ofrecer beneficios únicos: Ofrecer beneficios a los empleados destinados a mejorar la calidad de vida tanto dentro como fuera del trabajo, ayuda a aumentar el estado de ánimo y el sentido de lealtad a la empresa. Si es bueno marcar objetivos y metas, es mejor premiarlos en relación con esas metas. Aunque pudiera sonar como un juego, los empleados tienen la ilusión de tener beneficios o premios por el trabajo bien hecho. Se llama “reconocimiento laboral”. Hay muchas maneras de motivar, y cada trabajador tiene diferentes necesidades. 
  • Fomentar el trabajo en equipo: Otra idea para ayudar a los líderes a subir los niveles de motivación laboral es animar a los empleados a salir de su “zona de confort”, conocer personas de otras áreas y líneas de negocio diferentes. El contacto con gente que mira el mundo de una manera distinta nos puede ayudar a ajustar nuestros propios puntos de referencia y fomentar una actitud de aprendizaje que será muy positiva.
  • Crear un plan de desarrollo profesional: Demostrar a los empleados que en la organización tienen oportunidades de crecimiento reales es clave para aumentar su motivación por cumplir y superar las expectativas. Por ello, se debe preguntar qué es lo que buscan en su paso por la empresa y exponer qué tienen que hacer para conseguirlo. 
  • Crear un entorno de trabajo acogedor: Un entorno con condiciones poco óptimas para el trabajo, como puede ser un espacio reducido, mala iluminación o calor sofocante puede generar un estado de ánimo negativo que afecte la capacidad de concentración y la energía de los empleados. Por ello es recomendable crear una cultura acogedora con zonas para el descanso, espacios abiertos y áreas de juego que aumenten las ganas de los empleados por ir a trabajar e incluso ir a pasar un rato agradable.
  • Ofrecer beneficios únicos: Ofrecer beneficios a los empleados destinados a mejorar la calidad de vida tanto dentro como fuera del trabajo, ayuda a aumentar el estado de ánimo y el sentido de lealtad a la empresa. Si es bueno marcar objetivos y metas, es mejor premiarlos en relación con esas metas. Aunque pudiera sonar como un juego, los empleados tienen la ilusión de tener beneficios o premios por el trabajo bien hecho. Se llama “reconocimiento laboral”. Hay muchas maneras de motivar, y cada trabajador tiene diferentes necesidades. 
  • Fomentar el trabajo en equipo: Otra idea para ayudar a los líderes a subir los niveles de motivación laboral es animar a los empleados a salir de su “zona de confort”, conocer personas de otras áreas y líneas de negocio diferentes. El contacto con gente que mira el mundo de una manera distinta nos puede ayudar a ajustar nuestros propios puntos de referencia y fomentar una actitud de aprendizaje que será muy positiva.
  • Crear un plan de desarrollo profesional: Demostrar a los empleados que en la organización tienen oportunidades de crecimiento reales es clave para aumentar su motivación por cumplir y superar las expectativas. Por ello, se debe preguntar qué es lo que buscan en su paso por la empresa y exponer qué tienen que hacer para conseguirlo. 

Las ventajas de impulsar la motivación entre los empleados

Desarrollar planes y acciones para impulsar la motivación laboral puede traer grandes ventajas para una organización, y se destacan las siguientes:

  • Lograr mayor compromiso laboral: Uno de los beneficios más importantes de realizar acciones para impulsar la motivación laboral es el aumento del compromiso de los empleados, que cuando la organización le brinda al empleado beneficios para mejorar su calidad de vida y su trayectoria profesional, su compromiso con la empresa se incrementa.
  • Se obtiene menores niveles de ausentismo: Los empleados motivados disfrutan el trabajo día a día, y están comprometidos con el cumplimiento de sus objetivos, por lo que es menos probable que se ausenten por motivos que no sean de causa mayor y que puedan poner en riesgo su productividad.
  • Se cuida la retención de talentos: La retención de empleados comprometidos es muy importante debido a que los costos de contratación y formación de nuevo personal pueden resultar muy elevados para una empresa, mientras que la permanencia de empleados con experiencia no solo elimina estos costos, sino que ayuda a facilitar los procesos y el conocimiento interno de la organización.
  • Se mejora el clima laboral: La motivación laboral contribuye a generar un buen ambiente y clima laboral, fomentando la participación, el compañerismo y una cultura organizacional armónica que contribuya a alcanzar los objetivos globales.
  • Se potencia el rendimiento de los trabajadores: Los empleados motivados suelen trabajar más, llegar a tiempo y concentrarse en sus tareas diarias. Los niveles de productividad pueden aumentar y el rendimiento global de la empresa puede ser mayor.
  • Se mejora la calidad y el servicio al cliente: Los empleados motivados se ponen a sí mismos mayores niveles de exigencia tanto para crear productos de mayor calidad, como para ofrecer un servicio al cliente de primer nivel, cumpliendo y sobrepasando las expectativas de sus funciones.

¿Cómo identificar la falta de motivación laboral en los colaboradores?

Existen tres factores que debes tener en cuenta para identificar la falta de motivación laboral y tomar acciones correctivas de manera oportuna:

Disminución de la energía y entusiasmo

Si alguien estaba lleno de ideas y siempre en primera línea de nuevos proyectos, dispuesto a empezarlos y, de repente desaparecen las ganas de dar un extra, es hora de echar un vistazo para saber realmente qué es lo que está pasando con él. Poder hacer una evaluación al desempeño de empleados y tener más detalles que ayuden a saber qué camino tomar.

Constante resistencia a los cambios

Es precisamente la incapacidad para enfrentarse a los cambios una de las principales causas que pueden justificar esta falta de brillo o motivación laboral. Lo cierto es que, a menudo, tendemos a asumir que los líderes disponen de gran capacidad para enfrentarse a los cambios, pero no siempre es así con los demás integrantes de la tripulación de la nave. Es por esto muy importante que los líderes, guíen constantemente, apoyen y enfoque a los integrantes, que, por estrés de la operación, pierden el camino de los objetivos empresariales.

Falta de cumplimiento a las reglas de la empresa

Cuando un talento falta constantemente a las reglas de la empresa, cuando antes las respetaba y ahora no lo hace, es un claro ejemplo de que quiere llamar la atención y que algo anda mal con él. Es difícil asignar una métrica para medir la motivación de los empleados. La única forma genuina de medirla es saber cómo se sienten realmente.

¿Cómo medir la motivación laboral?

Si bien es difícil establecer una sola métrica para medir la motivación laboral de personas que pueden ser tan diferentes, algunas de las estrategias que se puede implementar para medir y evaluar de forma correcta son:

  • Encuestas de Clima laboral: Las encuestas de pulso para los empleados permiten realizar encuestas cortas, frecuentes y confidenciales, ayudando al equipo de Recursos Humanos a recopilar información relevante sobre lo que motiva a los empleados y la posibilidad de actuar en consecuencia.
  • Evaluación 360 grados: Muchas veces, la gente no se detiene a pensar cuáles son sus fortalezas o sus debilidades, o por qué reaccionan de la manera en que lo hacen a determinados cambios o situaciones difíciles de entender. Una herramienta de retroalimentación de 360 grados es de gran ayuda para rescatar al integrante de una empresa que está en dificultades y que necesita cambiar, esto ayuda a recopilar una retroalimentación colectiva brindada por los colegas, identificando las fortalezas y debilidades del empleado de forma constructiva.
  • Software para medir la cultura laboral: Contar con una herramienta tecnológica como un software para medir la cultura laboral, no solo podrás aplicar encuestas de forma práctica, sino que podrás ver los resultados en un panel de control en tiempo real, medir rápidamente las tendencias e identificar los problemas antes de que adquieran consecuencias irremediables.

Esto también permite comprender qué es lo que los empleados encuentran motivador y qué es lo que creen que les frena, ayudando a encontrar rápidamente una solución. También ofrece la posibilidad de comprobar periódicamente con ellos, si algo ha mejorado o cambiado. Demostrar que una compañía se preocupa, que escucha y que actúa sobre las cosas que realmente importa a cada colaborador, ayudará a mantener y aumentar la motivación laboral.

Finalizando este artículo, me gustaría hacer hincapié y darle importancia a esto que tenemos que aprender: Los malos hábitos son difíciles de romper, porque la mayoría de las personas no quieren cambiar, debido al desgaste de energía que significa para ellos salir de la zona de confort y pasar a la zona de aprendizaje.

Citando a Kotter, profesor de la escuela de negocios de Harvard en su libro el “Líder del Cambio” donde establece, como primer requisito para el éxito es, contar con “un clima de premura del cambio”. Esta recomendación se basa en la creencia de que los seres humanos solo cambian de verdad, cuando llegan a la conclusión de que no tienen más remedio que cambiar.

Que una organización cuente con empleados motivados y felices es primordial.


Medios de comunicación

Contacta con nuestro departamento de comunicación o solicita material adicional.

Logo Centenario Telefónica Celebra con nosotros el Centenario de Telefónica
EMPIEZA LA AVENTURA