Back

Datos agregados y anónimos de los operadores de redes móviles para luchar contra el Covid-19

 

Los datos abiertos representan una importante oportunidad para resolver algunos de los retos sociales y económicos que afrontamos en la actualidad, como la reducción del consumo energético y la contaminación o la optimización del tráfico. Sin embargo, la pandemia originada por el Covid-19 nos ha mostrado un ejemplo claro de cómo los datos anonimizados y agregados pueden contribuir a retos tan importantes como combatir el virus.

Este es el caso de la creación de dos herramientas concretas a disposición de las autoridades sanitarias europeas, como resultado de la asociación público-privada entre la Comisión Europea y 17 operadores de redes móviles, que alcanzan 22 países de la UE. El Centro Común de Investigación de la Comisión Europea se ha encargado de materializar esta idea, al recibir los datos de los Operadores de Redes Móviles (ORM), integrarlos y construir estas herramientas para las autoridades sanitarias.

La primera herramienta combina los datos de movilidad de los ORM con los datos oficiales de Covid-19 y muestra a nivel de país, región y provincia la correlación entre la movilidad y los casos. De esta forma, permite entender los movimientos de entrada, salida e internos, y los flujos entre las diferentes áreas. Esta funcionalidad fue utilizada en España durante la primera etapa de la pandemia por el Ministerio de Sanidad. Además, ayuda a estimar cómo las restricciones a la movilidad pueden afectar a las actividades económicas, a través de las llamadas áreas funcionales de movilidad. Por último, visualiza la situación de la vacunación en cada Estado miembro.

La segunda herramienta (Scenario Analysis toolbox) permite analizar los distintos escenarios para que las autoridades sanitarias puedan simular escenarios de infección manipulando variables, como la ocupación de los cuidados intensivos, la R (número reproductivo de una enfermedad infecciosa) y las estrategias de vacunación. Las autoridades sanitarias de varios países europeos ya están probando o utilizando la herramienta, entre ellos, España.

En síntesis, los datos agregados y anonimizados de los (ORM) son importantes para luchar contra la crisis y resolver problemas relacionados con el COVID-19. Entre otras ventajas, pueden dibujar patrones de movilidad para predecir la propagación temprana del virus, cuantificar el impacto de las medidas de distanciamiento para tomar mejores decisiones, mejorar los modelos epidemiológicos de propagación del virus o hacer mejores estimaciones, por ejemplo, en materia económica.

Sobre este punto, es importante recordar las diferencias entre los datos personales y no personales. Entre estos últimos datos no personales se encuentran los datos anonimizados y agregados utilizados en las herramientas anteriormente mencionadas.

Podemos considerar como datos personales toda información sobre un individuo cuya identidad pueda determinarse, directa o indirectamente, por ejemplo, mediante un nombre, datos de localización o varios elementos propios de la identidad física, fisiológica, genética, económica, etc. de dicha persona. En cambio, los datos no personales se refieren a información que no se encuentra vinculada a ningún usuario concreto. Por ejemplo, los datos anónimos son datos no personales y, por tanto, su uso respeta la privacidad de los usuarios. En esta línea, el supervisor de protección de datos de la Unión Europea (SEPD) ha respaldado el uso de estos datos anonimizados en la lucha contra el COVID-19 en una carta pública a la Comisión Europea.

Antes de ser compartidos, los datos se anonimizan y se agregan en un complejo proceso que incluye la eliminación de información personal, el hashing, la eliminación de singularidades, la agrupación y la adición de ruido. Los resultados son las llamadas matrices de movilidad que representan el número de viajes entre dos lugares diferentes, como por ejemplo <Madrid-Barcelona, martes 17 de marzo, 31.357 viajes>.

Datos agregados

Fuente: Manifiesto Digital de Telefónica (2018)

 “Esta colaboración entre la Comisión y los operadores de redes móviles ha confirmado el valor de los datos de movilidad para combatir la pandemia y sus consecuencias. Aprovecho la oportunidad para agradecer a Telefónica y a todos los operadores de redes móviles implicados su contribución. Esta iniciativa ha permitido a las autoridades sanitarias nacionales comprender y predecir mejor la propagación de Covid-19 y evaluar la eficacia de las políticas y medidas de salud pública basándose en un enfoque basado en datos,” Yvo Volman - Director en funciones de Datos de la Comisión Europea.

Un movimiento que trasciende las fronteras europeas

Aparte de Europa, en muchos otros países del mundo, los ORM han colaborado y colaboran con los gobiernos en la lucha contra el COVID-19. La revista Data & Policy Journal de Cambridge University Press está publicando varias colecciones especiales dedicadas a experiencias específicas de los ORM y los gobiernos de todo el mundo en su lucha contra el COVID-19. La primera edición se presenta en el Mobile World Congress 2021 el 30 de junio en una sesión sobre Pandemias y Tecnología.      

Los gobiernos y los operadores de redes móviles de todo el mundo han experimentado una pronunciada curva de aprendizaje sobre cómo utilizar los datos anonimizados y agregados para luchar contra COVID-19. La GSMA y varios ORM europeos creen que la actual colaboracióndebería convertirse en un sistema permanente y sostenible de alerta temprana y gestión de futuras pandemias. Iniciativas como esta parecen encajar muy bien con los Fondos de Recuperación y Resiliencia de la UE. Además, esta iniciativa podría ser el germen del ambicioso Espacio de Datos Sanitarios de la Estrategia de Datos de Europa.

 

RELATED POSTS