Qué son los ODS, cómo surgen y para quién.

La materia del tiempo en la década de los 80 era de rápida caducidad. Sin internet, sin redes sociales, sin la inmediatez para todo, las decisiones y las acciones iban al ritmo de una sociedad preocupada solo por una realidad cortoplacista.

ods imagen principal personas paseando

19/09/2022

6 min

Ser sostenible, abogar por un futuro verde y defender un modelo de desarrollo que nos permita conservar el planeta, los ODS, es hoy no ya común entre instituciones, gobiernos, empresas y ciudadanos, sino obligado y exigible. Pero esta defensa de un modelo sostenible de crecimiento no era hasta hace escasas décadas nada común.  

Escuchar voces en defensa del medio ambiente no era inusual, pero sí que se realizara una reflexión y una llamada de atención sobre las consecuencias futuras de un presente en el que había escasos límites.  

Crecimiento sostenible 

En 1987 el análisis realizado por la Comisión Mundial sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo de Naciones Unidas derivó en un documento de referencia, el conocido como Informe Brundtland, en el que por primera vez se hablaba del concepto ‘crecimiento sostenible’.  

Con su trabajo, los miembros de esta comisión, dirigidos por la que fuera después directora de la OMS, Gro Harlem Brundtland, se encargaron de acotar nuevas palabras que enmarcaran conceptos para la nueva realidad que se presentaba.   

“Fuimos unánimes en nuestra convicción de que la seguridad, el bienestar y la misma supervivencia del planeta dependen de esos cambios, ahora”. Esta frase, una urgente llamada a la acción, procede del citado informe, cuyo nombre original es “Nuestro futuro común”.  

Herederos del Informe Brundtland -como todas las cumbres, convenciones y protocolos ambientales de los últimos 30 años- los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) marcaron en 2015, después de ser aprobados por líderes de todo el mundo, los deberes para erradicar la pobreza, proteger el planeta y asegurar la prosperidad común como parte de una nueva agenda de desarrollo sostenible.  

¿Qué son los ODS?  

Los ODS recogieron el testigo de los Objetivos de Desarrollo del Milenio, ocho retos dirigidos a reducir antes de 2015 la pobreza y desigualdad en el mundo y a promover una globalización con beneficios para todos, no sólo para los países más desarrollados.  

La agenda de desarrollo global que, de facto, constituyen los ODS, fue acordada el 2 de agosto de 2015 y ratificada días después, el 25 de septiembre, por los líderes mundiales.  

Cada objetivo tiene metas específicas que deben alcanzarse en los próximos 15 años. 

¿Cuáles son los ODS?  

Fin de la pobreza; hambre cero; salud y bienestar; educación de calidad; igualdad de género; agua limpia y saneamiento; energía asequible y no contaminante; trabajo decente y crecimiento económico; industria, innovación e infraestructura; reducción de las desigualdades; ciudades y comunidades sostenibles; producción y consumo responsable; acción por el clima; vida submarina; vida de ecosistemas terrestres; paz, justicia e instituciones sólidas; alianzas para lograr los objetivos.  

Sobre cada uno de estos objetivos, para los que la ONU ofrece un apartado de datos destacables, se fijan una serie de metas a cumplir.  

Por ejemplo, en el caso del objetivo 5, “Lograr la igualdad entre los géneros y empoderar a todas las mujeres y las niñas”, Naciones Unidas recuerda que cerca del 60 % de las mujeres trabaja en la economía informal, lo que las expone aún más a caer en la pobreza, y que 1 de cada 5 mujeres y niñas de entre 15 y 49 años afirma haber sufrido violencia sexual o física a manos de una pareja íntima en un período de 12 meses.  

En cuanto a las metas, establece nueve, entre las que se encuentra poner fin a todas las formas de discriminación contra todas las mujeres y las niñas de todo el mundo, eliminar el matrimonio infantil o asegurar la participación plena y efectiva de la mujer.  

Predicar con el ejemplo 

Los ODS no son una mera declaración dirigida a gobiernos, instituciones o dirigentes mundiales, son una hoja de ruta para todos y cada uno de los ciudadanos, que pueden predicar con el ejemplo, viviendo de una manera más sostenible en el trabajo y en casa, cambiando los patrones de consumo. Incluso ofrece una “Guía de los vagos para salvar el mundo”, y una completa lista de acciones para transformar el mundo.   

Empresa y ODS 

Las empresas son otro de los eslabones fundamentales para que el engranaje de los ODS dé sus frutos. Su labor es clave para avanzar en la consecución de los objetivos y metas. Da igual el tamaño o el sector en el que operen, todas son necesarias.  

Según un estudio realizado en 2020 por la Red Española del Pacto Mundial en colaboración con la Secretaría de Estado para la Agenda 2030, el 99% de las grandes empresas españolas llevan a cabo actuaciones en el marco de los ODS, mientras que entre pymes y autónomos el porcentaje llega al 83% y 61% respectivamente.  

La Red Española del Pacto Mundial, de la que forman 935 socios, es la iniciativa de la ONU que lidera la sostenibilidad empresarial en el mundo y promueve los ODS en este sector. España es el país con mayor número de participantes dentro de esta red, lo que demuestra el compromiso del mundo empresarial español con la sostenibilidad.  

Sólo hay que fijarse en las empresas del Ibex 35 adheridas (el 89% de total que forman este índice bursátil): Acciona, Acerinox, ACS, AENA, Amadeus, Bankinter, BBVA, Caixabank, Cellnex Telecom, CIE Automotive, Enagás, Endesa, Ferrovial, Fluidra, Grifols, IAG (Iberia), Iberdrola, Inditex, Indra, Inm. Colonial, Mapfre, Meliá Hotels INTL, Merlín Prop., Naturgy, Red Eléctrica de España, Repsol, Sabadell, Santander, Siemens Gamesa, Solaria Energía y Telefónica

Pero la Red Española del Pacto Mundial no es el único órgano que trabaja para promover la sostenibilidad en el mundo empresarial. Otro ejemplo del vigor de las acciones puestas en marcha en este sector lo encontramos en la Fundación Seres, que ha elaborado una hoja de ruta para empresas que facilita el camino a seguir para todo aquel que quiera unirse al camino que marca Naciones Unidas.  

Un traje a medida  

Los ODS funcionan al final como un traje a medida para cada ciudadano, organización, institución, empresa, gobierno… 

De lo micro a lo macro, sólo hay que preguntarse qué puedo hacer yo y ponerse manos a la obra.  

Por ejemplo, en Telefónica se ha diseñado una hoja de ruta a partir de su compromiso con la construcción de un futuro más verde, aprovechando el poder de la digitalización para frenar el cambio climático; el liderazgo con el ejemplo, manteniendo niveles estrictos de supervisión de la gobernanza; y la ayuda a la sociedad, promoviendo el progreso económico social basado en la digitalización, sin dejar a nadie atrás.  

Bajo estas premisas, el foco partiría del ODS 9 (industria, innovación e infraestructura), para a partir de él, trabajar en un primer nivel en el 8, 4, 13, 11, 5 y 16 y en los ODS 12, 7 y 17.  

En España, el Gobierno aprobó el 29 de junio de 2018 el “Plan de Acción para la implementación de la Agenda 2030”, elaborado con la participación de ministerios, comunidades autónomas, entidades locales y organizaciones de diferentes ámbitos.  


Medios de comunicación

Contacta con nuestro departamento de comunicación o solicita material adicional.