¿Qué es el ciberbullying? Consejos para prevenir el ciberacoso

Cómo tener un Internet mejor       Tras "10 consejos de seguridad en Internet para padres" , Fundación ANAR nos trae el segundo post...

13/06/2014

Redacción

Redacción

 

 

 

Cómo tener un Internet mejor

 

 

 

Tras “10 consejos de seguridad en Internet para padres”, Fundación ANAR nos trae el segundo post del ciclo “Cómo tener un Internet mejor”.

 

En esta segunda publicación, ANAR nos enseña cinco claves para detectar y reconocer el ciberbullying o ciberacoso, y una serie de consejos para actuar ante ello, y así ayudar a prevenirlo.

 

 

 

 

 

 

Fundación ANAR

 

Esta ONG se dedica desde 1970 a la promoción y defensa de los derechos de los niños y adolescentes en situación de riesgo y desamparo. ANAR trabaja con el Teléfono ANAR de Ayuda a Niños y Adolescentes para ofrecerles de forma gratuita ayuda psicológica, social y jurídica; el Teléfono ANAR del Adulto y la Familia, dirigido a adultos que necesitan orientación sobre menores; y el e-mail ANAR. Y gestiona el 116 000, número de la UE para casos de niños desaparecidos. Miembro fundador de la Child Helpline International, ANAR también está presente en Latinoamérica.

 

Twitter: @FundacionANAR

 

 

 

 

 

Actualmente muchos de los conflictos que se producen presencialmente entre adolescentes (en las aulas, en el recreo, etc.) se han trasladado al mundo digital: insultos, amenazas, comentarios desagradables, bromas sin límites…

 

Estamos ante un caso de ciberbullying cuando un menor de edad atormenta, amenaza, humilla o molesta a otro mediante Internet, teléfonos móviles, consolas de juegos u otras tecnologías telemáticas.

 

Los menores de edad están acostumbrados a relacionarse a través de internet, este hecho hace que muchas veces no sean conscientes del alcance de sus acciones. La pantalla de un ordenador marca una distancia afectiva muy grande haciendo que sea más difícil valorar el daño causado. Por eso es muy importante sensibilizarles sobre la importancia del respeto a sus iguales, porque detrás del smartphone y la tablet hay personas.

 

CINCO características básicas del ciberbullying o ciberacoso

 

  1. La repetición de forma continuada de la agresión

 

Debemos recordar que el ciberacoso no consiste en una acción aislada. Recibir un mensaje desagradable en un momento puntual, no entraría dentro de esta categoría.

 

  1. El instrumento para agredir es siempre de naturaleza tecnológica

 

Desde los perfiles en las redes sociales más conocidas, pasando por plataformas de mensajería instantánea vía móviles inteligentes y tablets, llegando hasta juegos online y chats o foros. Cada vez son más los dispositivos y aplicaciones que usan los adolescentes, complicando a los padres la tarea de identificar posibles riesgos.

 

  1. Suele existir una relación previa entre víctima y acosador en el mundo físico

 

Las acciones de acoso escolar son el paso previo al ciberacoso. Es habitual que actitudes de exclusión y aislamiento en los espacios físicos tengan lugar previamente, aunque en determinadas ocasiones se convierten en un añadido a las problemáticas en contextos virtuales.

 

  1. No tiene que haber intencionalidad de causar daño de forma expresa

 

A veces es una broma, una foto “graciosa”, o alguna acción que comienza sin ninguna intención de ocasionar perjuicio y termina yéndose de las manos. El problema radica en que el dañocausado a otras personas a través de las nuevas tecnologías multiplica su efecto. Esto hace difícil medir y cuantificar sus consecuencias.

 

  1. El ciberacosocomo fenómeno no incorpora explícitamente acciones de naturaleza sexual

 

Existen otros fenómenos como el grooming (cuando un adulto consigue la confianza de un menor de edad para abusar de él sexualmente) o el sexting (intercambio de materiales sexuales) que sí están ligados a problemáticas con componente sexual.

 

Consejos para prevenir el ciberbullying o ciberacos

 

  1. Comunicación, comunicación y más comunicación

 

Es importante mantener con nuestros hijos una comunicación fluida sobre las ventajas y los riesgos de cada plataforma virtual o dispositivo. Estaremos más tranquilos conociendo cómo actúan nuestros hijos, y ellos estarán más seguros porque saben que pueden confiar en nosotros.

 

  1. Esfuérzate por conocer su “mundo”.

 

Muchos padres permanecen ajenos a las redes sociales y al manejo de internet, en cambio sus hijos son “nativos digitales”, y creen que lo saben todo sobre el uso de las nuevas tecnologías. El problema es que no son conscientes de los riesgos que corren. Sabemos que supone un esfuerzo pero para poder aconsejar correctamente a tu hijo/a debes saber a lo que se expone.

 

  1. Sus perfiles son como su casa

 

Hay que transmitirles esta idea, ¿dejan entrar a desconocidos en tu casa? No deben aceptar invitaciones de personas desconocidas. Es recomendable bloquear el acceso a aquellas que no te interesen e insistir en que se comuniquen con aquellas personas que conozcan, y que restrinjan a ella el acceso a su información personal.

  1. Publicar información personal les puede poner en riesgo.

 

Deben tener cuidado con los mensajes, fotos, videos o información personal que publiquen y compartan. Mensajes como: “este finde estoy sola en casa…” o datos personales como el número de teléfono, etc., podrían ser utilizados por terceros en su contra.

  1. Empatía

 

Igualmente, hay que tratar que nuestros hijos se pongan en la piel de otras personas y que si ven que es otra persona o compañero el que está sufriendo el ciberacoso no participen de él ni cierren los ojos, deben decírselo: al tutor, orientador, etc

 

  1. Seguridad

 

Debemos transmitir a nuestros hijos que pase lo que pase deben contar con nosotros. Podemos ayudarles aunque en alguna situación nos parezca que el problema está muy avanzado. Siempre hay algo que se puede hacer. No están solos.

 

  1. ¡Llama al Teléfono ANAR!

 

Debemos asegurarnos de que nuestros hijos tienen toda la información necesaria y que saben cómo actuar y a quién recurrir en caso de que alguien los acose. El Teléfono ANAR está atendido por psicólogos que trabajan en equipo con abogados y trabajadores sociales, es gratuito y funciona las 24hs todo el año. Si tu hijo necesita nuestra ayuda, puede llamar al Teléfono de Ayuda a Niños y Adolescentes en Riesgo 900 20 20 10. Si como padre, tienes alguna duda sobre cómo proteger y ayudar a tu hijo, tú también puedes llamarnos al Teléfono ANAR de del Adulto y la Familia 600 50 51 52.

 

 

 

PRÓXIMAS ENTREGAS

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Septiembre – Grooming

 

 

Octubre – Violencia de género

 

 

 

Medios de comunicación

Contacta con nuestro departamento de comunicación o solicita material adicional.