Impulsando la Competitividad de Europa a través del Mercado Único

La comunidad empresarial europea identifica obstáculos a la inversión, la innovación y el crecimiento económico y aboga por eliminar las barreras al Mercado Único y un compromiso renovado con la competitividad y el bienestar de los ciudadanos.

Impulsando la Competitividad de Europa a través del Mercado Único

Tiempo de lectura: 6 min

El nuevo ciclo europeo para el periodo 2024-2029 es determinante para la competitividad futura de Europa. Las instituciones europeas afrontan el reto y la responsabilidad de corregir el rumbo de la región para situarla en la senda de la competitividad. Este giro es clave para la seguridad económica de Europa y su relevancia en el nuevo orden global.

En el trigésimo aniversario del Mercado Único europeo, su fortalecimiento es percibido como la oportunidad que tiene la región para contrarrestar su pérdida de competitividad. Así lo destaca la European Round Table (ERT), la coalición de empresas europeas, en su Declaración Conjunta publicada el 13 de febrero. En ella, enfatiza que el bienestar de los ciudadanos europeos está intrínsicamente vinculado con la competitividad y la capacidad de innovación de sus empresas. Por ello, propone que la profundización del Mercado Único sea la principal prioridad política europea hasta el año 2030.

Propuestas de la ERT para avanzar hacia un Mercado Único más dinámico

En las últimas dos décadas, la disparidad económica entre la UE y los Estados Unidos se refleja en una brecha del 82% en el PIB per cápita. Además, Estados Unidos, China y otros ya han superado a Europa en crecimiento económico e innovación. La crisis del coste de vida y los desafíos que obstaculizan el desarrollo empresarial en Europa demandan una respuesta urgente.

Según una encuesta reciente de la ERT, el 86% de sus miembros considera que la regulación está obstaculizando la competitividad de Europa.

Por ello, la ERT y otras asociaciones empresariales han trabajado incansablemente, ofreciendo recomendaciones para la competitividad de la UE en su informe ERT Vision Paper, y señalando más de cien casos reales en su Compendium que delinean las barreras regulatorias, políticas y administrativas que limitan el potencial del Mercado Único europeo, proponiendo soluciones concretas. Esta labor evidencia el firme compromiso del sector privado con una Europa más dinámica y próspera.

En este contexto, las empresas europeas confían en que Enrico Letta y Mario Draghi quienes, encomendados por la Comisión Europea, lideran un «programa integral» para profundizar el Mercado Único y fomentar una competitividad resiliente, consideren detenidamente el trabajo realizado por el sector privado. Las experiencias, los casos y recomendaciones recopilados por las asociaciones empresariales ofrecen una hoja de ruta esencial para avanzar hacia una Europa más cohesionada y próspera.

Recomendaciones de la ERT para abordar los desafíos y profundizar el Mercado Único

El bienestar de los ciudadanos europeos depende directamente de la competitividad e innovación de sus empresas. Es por ello que una mayor integración del Mercado Único europeo, requiere una especial atención a las políticas que eliminen aquellas barreras regulatorias o de otra índole, que vayan en contra de los principios fundacionales del Mercado Único basados en la libre circulación de bienes, servicios, capitales y personas.

La ERT, junto a 25 asociaciones empresariales, aboga por una Comisión Europea más proactiva, y en su  declaración conjunta, recoge las recomendaciones principales del sector empresarial para afrontar los desafíos actuales:

  • Profundizar el Mercado Único de la UE para impulsar la competitividad y elevar el nivel de vida de los ciudadanos.
  • Establecer un objetivo principal para 2030 y emprender un programa ambicioso para superar la fragmentación en todos los ámbitos.
  • Eliminar barreras transfronterizas al comercio, para generar un valor económico significativo sin necesidad de fondos adicionales.
  • Adoptar un enfoque holístico de la competitividad, simplificando la normativa de la UE y fortaleciendo el control de la competitividad.
  • Racionalizar las actividades de las administraciones públicas y mejorar la coordinación para una implementación más efectiva del Mercado Único.
  • Interactuar más frecuentemente con la comunidad empresarial para eliminar obstáculos y mejorar la eficiencia de las herramientas existentes.

La relevancia del Mercado Único Digital y las recomendaciones de la ERT

El Mercado Único Digital es un catalizador fundamental para la transformación digital y verde de la economía y la sociedad europea. La calidad de la conectividad y las soluciones digitales aceleran este proceso, brindando oportunidades de expansión y consolidación de los beneficios de la digitalización en toda la región, en términos de crecimiento, prosperidad y competitividad.

La ERT en su reciente informe sobre la conectividad, subraya su criticidad para la competitividad de Europa. Sin embargo, afirma que en el sector de las telecomunicaciones existen barreras relacionadas con el enfoque regulatorio y de la política de competencia que limitan su competitividad.

En línea con dicho informe, la ERT señala en su Compendium de obstáculos al Mercado Único algunas recomendaciones sobre cómo avanzar en el campo de las infraestructuras y en servicios digitales. En general, se destaca la necesidad de una simplificación regulatoria adaptada a la era digital, que refleje la realidad del cambio tecnológico y del comportamiento de los usuarios.

En primer lugar y en relación con las infraestructuras, la ERT solicita a la Comisión Europea que reconsidere la revisión de su enfoque sobre las fusiones para fomentar una competencia sostenible y permitir la consolidación dentro de los países. Es decir, la CE debería tener en cuenta no solo los efectos a corto plazo sobre los precios al consumidor, sino también la sostenibilidad de las inversiones en el largo plazo, reconociendo la necesidad de una escala mínima viable. Se debe recordar la dimensión local inherente al despliegue de las redes fijas y móviles. Esto enfatiza la relevancia de estructuras de mercado que faciliten una escala mínima en las zonas de despliegue de redes para una adecuada rentabilidad de las inversiones.

Sobre el espectro, la ERT aboga por una mayor coordinación entre los Estados miembros en su asignación y aplicación para reducir los costes de despliegue. Y, además, destaca la importancia de establecer un calendario para las subastas de espectro en toda la UE y criterios de adjudicación de licencias comunes.

En cuanto a las propuestas para la Regulación Digital en la Unión Europea, los documentos de la ERT se centran en la protección de datos, disponibilidad de datos e interoperabilidad y la regulación fragmentada de los servicios digitales.

Por una parte, se destaca la importancia de armonización de la interpretación y aplicación del Reglamento General de Protección de Datos (RGPD), debido a variaciones entre Estados miembros. La flexibilidad normativa actual permite esta diversidad, pero se necesitan pasos hacia una interpretación más uniforme. Por ejemplo, la ERT sugiere unificar la certificación en la nube bajo un único esquema europeo, como el Esquema Europeo de Ciberseguridad para los Servicios en la Nube (EUCS) de ENISA, simplificando el proceso y fomentando la interoperabilidad.

Además, algunas iniciativas actuales, como el EU Cloud Rulebook y el Guidance on Cloud Public Procurement, son no vinculantes, y  las directivas vigentes limitan la capacidad de la Comisión para lograr una armonización efectiva. Por lo tanto, se requiere una revisión de la legislación existente antes de proponer nuevas regulaciones.

Hacia un compromiso renovado con la competitividad y la innovación

El camino hacia un horizonte más próspero y prometedor para Europa exige un compromiso renovado con la competitividad y la innovación. Las propuestas de la European Round Table (ERT) y otras asociaciones empresariales ofrecen una orientación clave para superar las barreras regulatorias, políticas y administrativas al Mercado Único europeo.

La profundización del Mercado Único no es solo una necesidad económica, sino también vital para la cohesión y prosperidad de los ciudadanos europeos. La eliminación de barreras, la simplificación regulatoria y el fortalecimiento de la colaboración entre los Estados miembros son aspectos clave que deben abordarse con determinación.

Es fundamental que Enrico Letta y Mario Draghi consideren detenidamente las recomendaciones y experiencias del sector privado para garantizar el éxito de esta empresa ambiciosa.

El futuro de Europa está en juego; es hora de convertir desafíos en oportunidades y construir juntos una Europa más competitiva, innovadora y cohesionada.


Medios de comunicación

Contacta con nuestro departamento de comunicación o solicita material adicional.

Logo Centenario Telefónica Celebra con nosotros el Centenario de Telefónica
EMPIEZA LA AVENTURA