Ferran Adrià, embajador de la gastronomía española

Pensar en la cocina española implica que uno de los primeros nombres que se pasa por la cabeza es el de Ferran Adrià, uno de los cocineros más reconocidos a nivel mundial y creador de nuevas técnicas que ahora están instaladas en fogones de todos los continentes.

Ferran Adrià

13/12/2021

Actualizado última vez el 28/04/2022

5 min

La figura del chef catalán trasciende las cocinas de su igualmente famoso restaurante, elBulli, que cerró sus puertas al público en 2011. Su influencia llega a universidades, estanterías de librerías, muestras artísticas o laboratorios de investigación, lo que convierte a Adrià en uno de los máximos exponentes del cambio de paradigma en el mundo gastronómico, en el que el cocinero tiene protagonismo dentro y fuera de los fogones.

El nacimiento de un icono mundial

Adrià se incorporó a las cocinas de elBulli en 1983 por recomendación de un compañero del servicio militar. Por aquel entonces, él ni siquiera conocía el restaurante, pero tras pasar allí el mes de servicio terminó acordando su entrada en plantilla.

Al poco tiempo de llegar se vio como jefe de cocina debido a la marcha de Jean-Paul Vinay, que ocupaba ese puesto a su llegada. El resto es historia. Un ascenso imparable en el que comenzó a investigar formas de innovar entre los fogones y que le llevó a ser uno de los grandes embajadores de la gastronomía española.

El de Hospitalet de Llobregat transformó elBulli en centro neurálgico de la innovación culinaria y convirtió en una de sus señas de identidad el cierre del restaurante durante 6 meses – del 1 de octubre al 1 de abril –, durante los cuales se centraba en labores de creación. Desde que se puso al mando de la cocina, Adrià se interesó por visitar los restaurantes más prestigiosos del mundo, en especial del área mediterránea, para aprender de los mejores.

Un legado histórico

El cocinero español es responsable de técnicas de cocina de vanguardia que ahora son comunes a la mayoría de la población, como las espumas, las esferificaciones o la incorporación de nitrógeno líquido. Otra de las invenciones de Adrià tiene su origen en el mundo del arte, de donde se inspiran las deconstrucciones, consistentes en transformar la textura y forma habitual de los ingredientes sin que éstos pierdan su sabor.

Esta incansable actitud innovadora llevó a elBulli a conseguir las tres estrellas de la Guía Michelín, el máximo reconocimiento de una de las referencias culinarias más prestigiosas, y a ser considerado por la revista The Restaurant Magazine como el mejor restaurante del mundo en 2002, 2006, 2007, 2008 y 2009.

Pero la influencia de Adrià no se queda en los fogones. Doctor Honoris Causa por la Universidad de Barcelona (2007), Aberdeen (2008) y la Politécnica de Valencia (2010), se convirtió en el primer cocinero en obtener este reconocimiento. También a él le corresponde el logro de llevar la cocina a las universidades, después de que en 2005 la Universidad Camilo José Cela creara la Cátedra Ferran Adrià de cultura gastronómica y ciencias de la alimentación.

Portada de medios internacionales como El País, Le Monde o The New York Times, la revista Time llegó a incluirlo en su lista de las 100 personas más influyentes del mundo. elBulli fue además parte de una exposición artística, cuando se convirtió en el pabellón G de la muestra de arte contemporáneo Documenta 12, en el año 2007, planteando una reflexión sobre cómo la cocina es una expresión artística no museable.

La vida tras el cierre

El cocinero, acostumbrado a asombrar a las masas con sus invenciones, dio un paso más allá al anunciar el cierre de su restaurante en 2011. Desde entonces, elBulli pasó de ser uno de los restaurantes más demandados y famosos del mundo a ser un centro de investigación en la sombra, y Adrià comenzó a centrarse en los otros proyectos de la marca.

ElBulli1846, un laboratorio de investigación, experimentación y exposición en el que los participantes, especialmente pymes, podrán generar conocimiento basado en la innovación que podrán incorporar después como herramienta de trabajo.

elBullifoundation, la fundación que se encarga de proteger el legado del restaurante, almacenando material audiovisual y fotográfico y promocionando la innovación y creatividad que le caracterizaba. Además, tiene una labor altruista de compartir ese conocimiento con pymes y microempresas para asesorarlas y darles un empujón.

LABulligrafía, el archivo histórico del restaurante que verá la luz en forma de exposición artística, otra forma de conservar la herencia del restaurante y de trascender de los fogones al arte.

Estandarte de la innovación

La pasión de Adrià por superarse a sí mismo y reinventarse continuamente le convirtió en un reclamo para las marcas que comparten esos valores.

Desde el año 2010, de la mano de la compañía tecnológica, el considerado mejor chef del mundo ha protagonizado cerca de 500 conferencias en las que el eje principal ha sido la innovación como elemento transformador tanto de las técnicas culinarias como de proyectos como ‘elBullifoundation’ así como todas las iniciativas en los que Adrià y Telefónica han colaborado de manera conjunta.

Perú, Argentina, China, México, Chile, Inglaterra, Uruguay, Brasil, Colombia y por supuesto, las principales capitales españolas han albergado estas ponencias magistrales.

Actualmente, Adrià forma parte también del proyecto Mejor Conectados siendo una de sus caras visibles. Esta iniciativa quiere visibilizar el talento de figuras reconocidas y ponerlo en contacto con ciudadanos de a pie, para que éstos se vean capaces de alcanzar sus metas.

Protagonista y autor de varios libros, el chef también ha estado presente en pantalla, bien sea parodiado en programas humorísticos o como doblador para Disney en Ratatouille. A esto hay que unirle el, el documental ‘Las huellas de elBulli’, que realiza un recorrido por la trayectoria del que sin duda es uno de los grandes artífices de la modernización de la cocina.


Medios de comunicación

Contacta con nuestro departamento de comunicación o solicita material adicional.