Buscador
Atrás

Internet para todos: “Por una colaboración público-privada y una innovación disruptiva”

 

Los ponentes durante el panel de "Economía Digital" de CAF.

 

El Banco de Desarrollo de América Latina (CAF) ha organizado recientemente el evento anual “Infraestructura para el Desarrollo de América Latina” en Buenos Aires que contó con la participación de Telefónica.

Más de 50 líderes de la región y del mundo discutieron sobre los desafíos que enfrenta el sector de infraestructura en América Latina y compartieron buenas prácticas relacionadas con potenciar el desarrollo y la competitividad de los países, resiliencia de la infraestructura al cambio climático, esquemas de financiamiento, uso de big data para planificación y gestión, impulso a la integración física regional, o gestión eficiente de recursos.

Durante la jornada, se llevó a cabo un panel sobre Economía Digital en el que participó Andrea Folgueiras, CTO de Telefónica Hispanoamérica, junto con otras personalidades del sector en la región como Raúl Katz, experto internacional; Sebastián Cabello, Director de GSMA para América Latina o Pablo Bello, Director ejecutivo de ASIET, entre otros. El panel buscaba debatir acerca del desafío primordial que supone aumentar exponencialmente la inversión en infraestructuras de telecomunicaciones para que haya un verdadero proceso de transformación digital en las economías de la región.
 

A pesar del avance en la cobertura de Internet en la región en los últimos años, 288 millones de personas aún no tienen acceso a este servicio. Esta cifra implica que el 46% de la población no tiene acceso a los servicios derivados de la conectividad digital, tales como telemedicina, teleducación, gobierno en línea y banca electrónica, entre otros.
 

Dada la relativa limitación de fondos públicos para responder a este reto, en el panel se debatió sobre los incentivos necesarios para aumentar la inversión de capital en el sector, cuál es el rol que deben cumplir las políticas públicas de universalización y cómo cerrar las brechas en el acceso a una oferta de servicios digitales para los hogares y el sector productivo.

La ejecutiva de Telefónica contó la experiencia de la Compañía en el Proyecto de Internet para Todos. El 40% de la población no conectada vive en áreas con disponibilidad de redes 2G de voz únicamente, redes que todavía no han sido actualizadas para proveer servicios de datos. Eso representa un grandísimo desafío en términos de despliegue de infraestructura: 100 millones de personas desconectadas, más de 50 mil ciudades/poblaciones, más de 100 mil kilómetros de fibra (necesarios).  

El desarrollo inicial del proyecto en el Perú es un ejemplo. El 80% de las localidades peruanas (principalmente rurales) carecen de cobertura de Internet. El 74% de los hogares (principalmente en áreas rurales) no tienen acceso a Internet.  Es un gran desafío tanto para el sector privado como para el sector público, que debe llevar a cabo las acciones necesarias para lograr cerrar la brecha digital.  

 

Andrea Folgueiras, CTO de Telefónica Hispanoamérica

 

Entendemos que es necesario potenciar la cooperación público-privada, sobre todo para proyectos de infraestructuras, que representan grandes necesidades financieras a medio y largo plazo, y que solo se pueden asumir conjuntamente entre agentes públicos y privados. Esta solución es precisamente lo que Telefónica pactó con la CAF en su Alianza Estratégica firmada en octubre de 2017.

La segunda solución para resolver el reto de la conectividad rural es la innovación. Es preciso una innovación disruptiva en el modelo de negocio, en las soluciones tecnológicas – hardware&sofware, y en los procesos comerciales.  Los actuales modelos de negocio de acceso a internet funcionan muy bien para ciudades y zonas urbanas y periurbanas con cierta densidad de población, pero no para zonas rurales y menos pobladas.
 

En Telefónica creemos que la colaboración público-privada y el uso de la innovación disruptiva es una vía fundamental para seguir contribuyendo al cierre de las brechas en infraestructuras y potenciar el desarrollo económico de los países.  


Andrea reforzó que además de colaboración financiera y de innovación disruptiva, también es necesaria una flexibilidad y coordinación regulatoria que contemple tanto la aparición de nuevos títulos habilitantes - con obligaciones diferenciadas respecto a las que tienen los operadores en zonas urbanas, como una cooperación entre las distintas instancias políticas para resolver problemas relacionados con permisos.

Por su parte Raúl Katz, explicó que “la digitalización tiene un impacto en la productividad de los factores”, puesto que “hay una relación directa entre el crecimiento del Ecosistema Digital y el crecimiento del PIB”. Además, se refirió a las tres prioridades de infraestructura para la región: construir última milla de redes de Banda Ancha; aumentar las velocidades de conexión, y el despliegue de redes 5G.  Y subrayó la urgencia de “estimular la inversión” y “reconocer la urgencia del cambio”. Según expuso Katz, “si alcanzamos los estándares de la OCDE en materia de digitalización a 2030”, “retomaremos un crecimiento superior al 3%”, lo cual supondrá “un aumento del PIB acumulado de 700 mil millones dólares y la creación de más de 400 mil empleos”.


Para finalizar, Sebastián Cabello, defendió la tecnología 5G como solución para aumentar la cobertura de las redes de banda ancha móvil en la región y Pablo Bello, dijo que “no hay desafío económico más relevante en América Latina que el de incrementar la productividad para impulsar el crecimiento. Por ello la digitalización de los procesos productivos es una condición indispensable para seguir avanzando.”

 

POSTS RELACIONADOS