Gestión ambiental

La estrategia de Green TIC y Medio Ambiente de Telefónica está diseñada para promover la sostenibilidad ambiental de nuestras operaciones, clientes y ciudades. Y permite generar valor a nuestra compañía en términos de reducción de costes y generación de nuevos ingresos.

Gestión ambiental

En este ámbito, tenemos tres objetivos convergentes: promover la eficiencia energética interna y reducir nuestras emisiones de CO2eq, desarrollar soluciones Green TIC competitivas para mejorar la ecoeficiencia de nuestros clientes y situar a Telefónica como empresa líder en Green TIC.

En lo que se refiere al medio ambiente, lo integramos como un elemento más del negocio. Para cumplir nuestros compromisos, seguimos seis principios globales de gestión ambiental.

 

Estos principios son:

- La medición del desempeño ambiental según indicadores o KPIs

 

- La gestión global de los riesgos

 

- El cumplimiento de la legislación

 

- El despliegue responsable de la red

 

- El Sistema de Gestión Ambiental

 

- La economía circular.

 

> Política Ambiental de Telefónica:

  • KPIs ambientales

    En Telefónica medimos nuestro desempeño ambiental con KPIs globales aplicables a todas las operadoras para facilitar la toma de decisiones, la identificación de potenciales riesgos ambientales y la medición del impacto económico.

  • Riesgos Ambientales

    Gestionamos nuestros riesgos ambientales siguiendo el modelo global de gestión de riesgos implantando en la compañía. Entre los que hemos identificados, cabe mencionar, los relativos a pasivos ambientales, a la gestión inadecuada de residuos, al efecto del cambio climático en las operaciones, etc.

  • Cumplimiento legal

    En la multinacional, trabajamos para cumplir la legislación ambiental y aplicamos unos estándares mínimos y nuestras mejores prácticas en los países donde ésta no existe.

  • Despliegue de la red

    Los aspectos ambientales más significativos de las actividades de Telefónica están relacionados con la infraestructura necesaria para dar servicio al cliente.

    De cara a minimizar el impacto visual, y sin reducir la calidad de servicio, seleccionamos la mejor ubicación para desplegar nuestra red y realizamos actuaciones de mimetización.

     

    La inversión en adecuaciones en 2015 para reducir el impacto ascendió a 2,8 millones de euros. En este sentido, también merece la pena destacar la compartición de 33.878 infraestructuras (sitios móviles) con otros operadores.
    En Telefónica controlamos los depósitos de combustible que dan soporte energético a la red de telecomunicaciones, y no sólo en situaciones de emergencia, para evitar la contaminación del suelo.

     

    Cuando nuestra red se ubica en un entorno protegido, prestamos especial atención a la fauna, la flora y el paisaje. Así, antes de iniciar cualquier construcción, realizamos estudios de impacto ambiental.

  • Sistema de Gestión Ambiental

    Nuestro Sistema de Gestión Ambiental global, basado en la ISO 14001, nos permite asegurar el cumplimiento de la legislación y aporta unos estándares mínimos en los países donde está menos desarrollada.

     

    Si bien los aspectos ambientales de la Compañía no son intensivos, tienen una alta dispersión geográfica, lo que hace extremadamente necesario una gestión ambiental basada en procesos homogéneos. El objetivo: la prevención y mitigación de impactos ambientales.

     

    Asimismo, extendemos la gestión ambiental a toda la cadena de valor: proveedores, a través de cláusulas en los contratos, acciones divulgativas y auditorías; empleados, con formación, y clientes y otros grupos de interés, con programas para consumidores y acciones de sensibilización.

    En la actualidad, el 88% de la empresa ya cuenta con el Sistema avalado por una certificación externa y nuestro objetivo de es extenderlo al 100% de las operadoras en 2017.

     

  • Economía circular

    En Telefónica integramos la economía circular en nuestros procesos. Buscamos una gestión más eficiente de los recursos para reducir el impacto ambiental, obtener un valor económico y además, intentar en la medida de lo posible que los bienes vuelvan al ciclo productivo.

    Nuestra actividad no está ligada al consumo de agua y papel de forma directa. En cambio en casi todos nuestros procesos se generan residuos. Los más relevantes son los derivados de equipos eléctricos y electrónicos (RAEE) o e-waste, que se generan en grandes cantidades, tanto internamente como en los hogares de los clientes.

    Los residuos generados durante la construcción y mantenimiento de la red, son gestionados por gestores calificados, en cumplimiento de la legislación ambiental. Nuestra principal apuesta es reducir la generación de residuos y promover una economía circular, apoyando la reutilización y el reciclado. Para conseguirlo, fomentamos prácticas que promueven la reutilización de equipamiento, tanto interno como de nuestros clientes, cuando es posible.

    Cerca del 70% de nuestros residuos son cables que se originan en el proceso de transformación de nuestra Red. Su reutilización no es posible pero sí su reciclaje, por lo que el 97% son reciclados por empresas especializadas.

     

    En nuestro rol como operador móvil y distribuidor de teléfonos móviles, hemos puesto a disposición de los clientes urnas de reciclaje en su red de tiendas en los distintos países donde tenemos presencia comercial. Nuestros programas se caracterizan por promover un trabajo conjunto entre empresas especializadas de reciclaje, compañías de logística, así como con fabricantes de dispositivos móviles, con el fin de garantizar una gestión eficiente de los RAEE en toda la cadena. En 2015 se aplicaron a las 2.484 toneladas de residuos eléctricos y electrónicos de clientes gestionadas.

    Cuando la reutilización no es una opción, el reciclaje es la mejor alternativa para el tratamiento de los residuos. Así, en 2015 generamos 25.896 t de residuos, de los cuales el 97,2% fueron reciclados.

     

    RESIDUOS PELIGROSOS

    El principal residuo peligroso generado en Telefónica son las baterías. Actualmente, el 100% se recicla por medio de gestores autorizados, asegurándonos de que todos los componentes peligrosos no inciden en el medio ambiente.

    Asimismo, en nuestra Política de Sostenibilidad en la Cadena de Suministro de estos productos se incorporan criterios de durabilidad en las baterías, de modo que la sustitución y por tanto, la generación del residuo, se realiza cada más tiempo, por lo que la cantidad de residuo generado al año se reduce (en términos relativos a la actividad).

    Por otro lado, dicha Política también exige que la cantidad de sustancias peligrosas incluidas en las baterías cumplan con la normativa europea más exigente, reduciendo con ello la peligrosidad del residuo.

  • Campos electromagnéticos

    Los campos electromagnéticos han estado siempre presentes en nuestro entorno: por ejemplo, los pájaros y los peces los utilizan para orientarse. Aunque algunos son visibles, como el arco iris, la mayoría son invisibles para el ojo humano, como el campo magnético que provoca la orientación de las brújulas o la luz solar. Las ondas que forman estos campos hacen que funcionen los móviles, la radio y la televisión.

     

    En Telefónica somos conscientes de la inquietud que existe en la sociedad en torno a este tema. Por ello mantenemos una comunicación transparente sobre el mismo.

     

    Más información: Campos electromagnéticos

CANAL DE NEGOCIO RESPONSABLE

Consúltanos cualquier aspecto relacionado con la sostenibilidad de Telefónica en el Canal de Negocio Responsable.
 

 

Política Ambiental de Telefónica

Política Ambiental de Telefónica

 

Gobernanza
Contamos con un equipo multidisciplinar, a nivel global y en las Compañías del Grupo, responsables de llevar a cabo nuestra estrategia en los diferentes niveles de responsabilidad. La estrategia ambiental es responsabilidad del Comité de Administración en el marco del Plan de Negocio Responsable.