Política de espectro y competitividad en Europa: Desafíos y oportunidades

La política de espectro debe asumir su cuota de responsabilidad en la creación de un entorno regulatorio que favorezca la inversión y permita a Europa cumplir sus ambiciosos objetivos de conectividad y digitalización.

Política de espectro y competitividad en Europa: Desafíos y oportunidades
Javier Domínguez Lacasa

Javier Domínguez Lacasa

Tiempo de lectura: 3 min

Llevan tiempo las autoridades europeas preocupadas por la competitividad de nuestras empresas, o mejor dicho por la falta de ella. La muestra más reciente es el anuncio de un estudio sobre el tema encargado a Mario Draghi por la presidenta Von der Leyen.

Todo ese interés es de agradecer desde la perspectiva de un operador europeo cuya ocupación es dotar a los europeos de la mejor conectividad posible. No en vano, las empresas más productivas e innovadoras son aquellas que han sabido aprovechar el potencial de una buena conectividad para digitalizar sus procesos productivos y los bienes y servicios que diseñan y venden. Nuestros dirigentes políticos coinciden en ese diagnóstico, y perciben la conectividad como los cimientos sobre los que construir el futuro digital de Europa.

El papel fundamental de las redes públicas de telecomunicaciones

Es difícil imaginar un escenario en el que la inversión en infraestructuras necesaria para impulsar la competitividad en Europa se hace sin el concurso de los operadores que gestionan las redes públicas terrestres de telecomunicaciones, entendiendo como redes públicas aquellas que están disponibles al público general.

Nadie duda que hay un nicho de mercado para las redes privadas que dan conectividad local de altas prestaciones a una fábrica o a un puerto, y para las nuevas redes de satélite que permiten dar  cobertura básica a lugares remotos. Sin embargo, las redes públicas fijas y celulares seguirán siendo esenciales para asegurar que todas las empresas europeas, incluyendo las pequeñas y medianas, pueden desarrollar productos competitivos y que todos los ciudadanos, estén donde estén, pueden disfrutarlos.

La política de espectro debe asumir su cuota de responsabilidad

Esta última constatación es importante para la política de espectro, que debe asumir su cuota de responsabilidad en la creación de un entorno regulatorio que favorezca la inversión en redes públicas y permita a Europa cumplir sus ambiciosos objetivos de conectividad y digitalización, y además hacerlo de forma inclusiva y sostenible.

Según un reciente estudio de Aetha consulting para Ericsson, el gasto anualizado de los operadores móviles en licencias de espectro supone entre un 35% y un 40% de su inversión total, incluyendo lo gastado en subastas, las tasas anuales y los compromisos asumidos a cambio de las licencias.

Al mismo tiempo, disponer de más frecuencias es la forma más eficiente de ampliar la capacidad de las redes y responder a las demandas de los usuarios. De hecho, la falta de frecuencias adicionales conlleva en muchos casos no poder ampliar la capacidad de la red por imposibilidad operativa o por falta de retorno sobre la inversión.

Las licencias de espectro son por tanto un coste muy importante y una gran fuente de eficiencia en el despliegue, lo que sitúa a los gestores de espectro en una posición determinante. Con las políticas de espectro apropiadas habría más recursos para invertir, y cada euro invertido tendría un mucho mayor impacto sobre la calidad de la conectividad. Todo ello redundaría indudablemente en un mayor potencial para incrementar la competitividad de las empresas y ciudadanos europeos.

Una oportunidad para generar expectativas positivas

Se aproximan dos hitos relevantes que son una gran oportunidad para que los reguladores de espectro envíen una señal clara a los inversores. Por un lado, la Comisión Europea va a proponer en los próximos meses un nuevo Programa de Política del Espectro Radioeléctrico, o RSPP, estableciendo las prioridades y las líneas estratégicas de la política de espectro en la Unión Europea para los próximos años.

Por otro lado, en noviembre y diciembre se celebrará en Dubái la Conferencia Mundial de Radiocomunicaciones, evento que tendrá una gran influencia sobre la disponibilidad de nuevas bandas para las redes celulares en Europa en la próxima década.


En próximos “posts” nos detendremos en detalle en cada uno de ellos y en cómo podrían servir para impulsar la conectividad y generar un impacto positivo, relevante y duradero en todos aquellos que se apoyan en las redes de telecomunicaciones para hacer crecer su empresa o su vida personal.


Medios de comunicación

Contacta con nuestro departamento de comunicación o solicita material adicional.

close-link
Logo Centenario Telefónica Celebra con nosotros el Centenario de Telefónica
EMPIEZA LA AVENTURA