NFTs: el coleccionismo virtual una tendencia que no escapa de los fraudes

Los NFT sirven para certificar un diseño o una obra de arte digital y para evitar sus copias, manteniendo su valor

21/02/2022

El mundo virtual cada vez tiene más espacio y más relevancia en el mundo real. Conceptos como criptomoneda, mundos digitales, avatares o criptoarte y los NFT están de moda. Y ninguno de ellos están a salvo de los ciberdelincuentes.  Las estafas están a la orden del día.

En septiembre del pasado año saltaba la noticia: el coleccionismo de NFT comenzaba a sufrir sus primeras estafas. Unos ciberdelincuentes habían llegado a robar cerca de 400.000 euros al coleccionista Jeff Nicholas, unas 150 unidades de la criptomoneda Ethereum.

Los atacantes se hicieron pasar por un equipo del soporte técnico de una plataforma real, pero en realidad era una plataforma ficticia de NFT. Utilizando técnicas de ingeniería social, y de forma casi mágica, llegaron en el momento justo para acceder a la cartera digital de Nicholas y transferir todos los archivos NFT que tenía a otra cartera perteneciente a los ladrones y que pusieron a la venta acto seguido. 

Sin embargo, aunque los archivos ya habían sido comprados por otras personas, sin saber que eran robados, gracias al uso de Blockchain, la propia plataforma fue capaz de localizar la cartera de archivos a la que los ladrones habían transferido los archivos NFT.

La seguridad, el botón de emergencia

El caso de Nicholas no es el único. Otro coleccionista llamado Sohrob Farudi anunciaba en su cuenta de Twitter que había perdido más de 600.000 euros en otra estafa de ingeniería social.

Debido a estos ataques, algunas plataformas ya han empezado a implementar sistemas de seguridad como la creación de un botón de emergencia para que los propietarios de las carteras de NFT puedan bloquearlas cuando pierden su control, o desactivar el uso de códigos QR como llaves de seguridad.

Estos nuevos mercados se enfrentan a peligros como el de la ingeniería social. Aquí la capacidad de los ciberdelincuentes de captar la información de personas y empresas a través de mensajes de correo electrónico, texto o voz, y haciéndose pasar por una fuente que parece inofensiva.

Lo que buscan los atacantes es información privada de los usuarios para usarla de distintas maneras como robo de identidad, extorsiones, etc.

Tal y como lo describen desde el Instituto Nacional de Ciberseguridad, INCIBE, se trata de una táctica de manipulación para ganarse la confianza de los usuarios y hacer que estos mismos a base de engaños, ejecuten un programa malicioso, revelen claves privadas o compren en sitios web fraudulentos.

¿Pero qué son los NFTs?

Las siglas NFT hacen referencia a la tecnología Non-fungible token, que permite certificar que un objeto digital es único: por ejemplo, sirve para certificar un diseño o una obra de arte digital, y para evitar sus copias, manteniendo su valor.

Hay que tener en cuenta que el arte digital ha empezado a tener un precio muy elevado. La casa de subastas Christie´s llegó a vender una pieza de criptoarte por valor de 69.346.250 millones. La obra se llama “Everydays: The first 5000 days”, un grupo de 5.000 diseños digitales creados por el artista digital conocido como Beeple.  

De manera técnica, un token es un código de programación que se estructura en diferentes capas de valor y está diseñado por una persona o empresa.

Su valor está aceptado por una comunidad, se crea con un protocolo de criptomoneda y siempre será respaldado por la tecnología blockchain.

Esta tecnología forma una estructura de datos que se agrupa en bloques enlazados entre sí mediante un código único de bloque, llamado hash.  Por eso se habla de cadena de bloques.

Ese registro único se copia en varios nodos de una red, y dicha información se asegura criptográficamente, así es casi imposible eliminarla ni manipularla, ni editarla, porque para ello es necesario modificar el 51% de los bloques de la cadena.

Del casino a la realidad virtual

El término token significa ficha, y tiene que ver con el funcionamiento de los casinos. Puede decirse que es una unidad de valor dentro del casino, y se puede cambiar por dinero real. Y fungible hace referencia a algo que se consume con el uso, que se gasta.

Pero en el caso de los NFT, al estar en el espectro digital, los hace únicos, y no se pueden intercambiar por otro igual (y tampoco se pueden utilizar en el mundo real). Por ejemplo, grandes marcas de moda y decoración ya se han lanzado a este universo y han creado algunas de piezas.

Las posibilidades son infinitas, desde satisfacer las necesidades de los coleccionistas, hasta afianzar un estatus personal o vestir los avatares en el mundo virtual. ¿Una apuesta de las marcas de lujo?

Aunque el inicio de los token no tiene mucho que ver con el glamour ni con las marcas de lujo, fue el sector financiero el que empezó, hace ya décadas, a utilizar estos conceptos, con la creación de una tarjeta de crédito virtual, ligada a tu tarjeta de crédito real. 

Esto permite por un lado crear tantas tarjetas virtuales como se necesiten para limitar el peligro de fraude, ya que se crea una tarjeta virtual para cada uno de los distintos servicios contratados y no una para todos los posibles servicios que tenga contratado un usuario, por ejemplo, en tiendas online o servicios de VTC.

El coleccionismo del futuro

Gracias a que estos archivos originales pueden llegar a alcanzar grandes sumas de dinero, el sector del coleccionismo ha visto en ellos un importante espacio en el que operar.

La revista online Marketing 4 Ecommerce informaba este mismo año que el marketplace eBay, especialista en productos exclusivos y diferentes, ampliaba su catálogo a coleccionistas de todo tipo, físicos y digitales.

Para ello pensaba abrir activos digitales en su plataforma, disponibles a una nueva tipología de coleccionistas que buscan música, arte, coleccionables y otros NFT, sin cerrar la posibilidad de aceptar, en el futuro, criptomonedas en sus transacciones.

Y esto es solo el principio, ya que cada día surgen nuevas ideas para aplicaciones de NFT, que incluyen juegos, mundos de realidad virtual, plataformas de arte y entretenimiento y donde los nuevos proyectos de mundos virtuales serán decisivos para su desarrollo.


Medios de comunicación

Contacta con nuestro departamento de comunicación o solicita material adicional.