“Mi día a día en Telefónica”, por Kenia Aranda

Como profesional del campo de la ciberseguridad, y en específico en Gestión de Identidades, nuestro día a día está lleno de muchos frentes para proteger la información más crítica y privilegiada de nuestros clientes.

Descubre cómo es realmente un día normal en un departamento de ciberseguridad en Telefónica.

Kenia Aranda Seguir

Tiempo de lectura: 3 min

¿Cómo es realmente un día normal en un departamento de ciberseguridad en Telefónica?

Primeras horas en mi puesto

Los días que acudimos a la oficina en Distrito Telefónica son muy distintos a cuando teletrabajamos. El encontrarte con tus compañeros y poder hablar cara a cara, no solo por Teams, lo hace muy especial. Antes de empezar el día como tal, solemos parar a desayunar y actualizarnos un poco. Ver el amanecer desde la 8ª planta mientras desayunas, ¡es espectacular!

Lo primero que hago al empezar a trabajar es leer todos los correos que tengo pendientes del día anterior, esto me permite estructurar mi día y poder focalizar el tiempo en las distintas tareas. Con esto consigo aumentar mi rendimiento a la vez que me permito pequeñas pausas a lo largo de la jornada laboral.

Mis herramientas

Y la gran pregunta, ¿cómo algo para que no se me olvide nada? Me ayudo de programas como Trello o Microsoft Tareas, que consisten en la metodología Kanban. El poder ver una manera más tangible todas las cosas que tengo asignadas, es realmente esencial para que tener una imagen completa de mis pendientes, mis tareas en curso, y mis finalizadas.

Manos a la obra

Por lo general, las mañanas están llenas de reuniones con clientes. Nosotros desde Operaciones de Ciberseguridad nos encargamos de desplegar tecnologías que protejan y aseguren su información, recursos y accesos de empleados de nuestros clientes.

Estas reuniones pueden ser seguimientos de los proyectos con ellos, en los que les enseñamos los avances que ha tenido el proyecto durante la semana; sesiones más específicas con equipos técnicos de parte de cliente, para poder adaptarnos lo máximo posible a sus necesidades actuales y entender desde dentro cómo funciona, o formaciones entre otros…

Todo este frenesí viene acompañado con las incidencias que entran. Debemos mantener tiempos de resolución que se ajusten a la criticidad de la incidencia y que nos aseguren dar el mejor servicio post-implementación, además de continuar con todo lo comentado anteriormente. Al final aunque parezca increíble, ¡acaba saliendo todo!

Descanso más que merecido

Después de mañana ajetreada, llega la hora de comer. Dentro de Distrito Telefónica, tenemos varias opciones de restauración, desde FoodTrucks en las distintas plazas al conocido Sodexo, un macro restaurante con múltiples opciones. Este rato nos permite desconectar y relajarnos, conectar con los compañeros y poder reírnos un poco. No puede faltar nuestro café para recargar energías y así enfrentarnos mejor al tiempo que nos queda de jornada.

Volvemos a la carga

Una vez hemos podido descansar un poco, volvemos a nuestro puesto. Las tardes pese que también es normal tener reuniones, suelen ser más a nivel interno. Estas reuniones tienen como objetivo alinearnos entre todos los compañeros sobre los proyectos activos, y así poder organizarnos de una manera más optima redistribuyendo tareas. Pese que no son tan exigentes como las que tenemos por la mañana, son fundamentales para que el trabajo salga adelante.

Antes de terminar la jornada, trato de dejar apuntando todo lo que se ha podido quedar en el aire durante el día, para poder incluirlo en mi organización el día siguiente.


Medios de comunicación

Contacta con nuestro departamento de comunicación o solicita material adicional.

Sorteo gafas Meta Quest 2
close-link
Logo Centenario Telefónica Celebra con nosotros el Centenario de Telefónica
EMPIEZA LA AVENTURA