Metaversos: Universos virtuales diseñados con tecnologías consolidadas

La creación de un universo virtual, aunque parezca una idea nueva, no lo es. Sin embargo, ahora, el desarrollo tecnológico actual lo ha hecho realidad. El metaverso es el presente y es el futuro. En el metaverso todo es posible.

01/03/2022

5 min

El pasado mes de octubre Mark Zuckerberg anunció en la Facebook Connect 2021, su nueva apuesta llamada Meta, dando un giro de tuerca a las vidas de los más de 2.700 millones de usuarios activos que tiene la red social. Con la decisión de cambiar el nombre a la matriz de la empresa tecnológica Facebook, se anunciaba también una nueva etapa. La construcción de un mundo virtual daba su pistoletazo de salida gracias al gran desarrollo tecnológico actual. Una tecnología que ayudará a que a partir de ahora el metaverso no pare de crecer. Además, Zuckerberg ya se refiere a este desembarco en el metaverso, no sólo como el próximo capítulo de su empresa, sino también como el próximo capítulo de internet.

Cuando se habla del metaverso, se trata de un entorno virtual creado en el ciberespacio. El objetivo es simular un lugar donde poder relacionarse socialmente de igual manera, tanto en el mundo real como en el digital. En el caso concreto de Meta, está prevista una división de la compañía en dos ramas, una que albergará las aplicaciones sociales Facebook, Instagram, WhatsApp, Messenger, y la otra que englobará las dos plataformas futuras de metaverso y Quest, su periférico de realidad virtual, RV.  

Llave de entrada

Y es que la llave de entrada para acceder a estos nuevos mundos es a través de dispositivos como gafas y cascos de RV, ya que precisamente, al tratarse de un espacio virtual, es necesario la creación de un ambiente totalmente inmersivo que facilite comunicarse con los demás, jugar o hacer ejercicio. El uso de gafas de realidad aumentada también permite trasladar el ambiente de trabajo al mundo virtual. Además, se pretende que este universo conviva con la realidad mixta, como en el caso de Meta. No en vano el CEO de Facebook ha sido uno de los impulsores más conocidos de esta nueva fórmula de relacionarse socialmente.

Las personas que se adentran a este futuro metaverso, podrán crear sus propios avatares, en forma de modelos 3D precisamente para interactuar con otras personas, y a través de hologramas mantener reuniones de trabajo. Para ello, los dispositivos que se están desarrollando ya están pensados para poder para recoger y transmitir el movimiento de los usuarios y sus gestos faciales en tiempo real y hacer así más real las interacciones interpersonales. ¡Como la vida misma!

La presencialidad será una nueva sensación, según el CEO de Facebook, ya que estará sostenida por una serie de elementos, como el espacio virtual, desarrollado por soluciones como Horizon Home, Horizon World o Horizon Rooms, con elementos decorativos para personalizarlo todo, incluso los avatares.

Nuevos ecosistemas

Precisamente ese afán por hacer un mundo inmersivo en el escenario virtual y llevar la vida real a estos nuevos universos hacen que se mantengan las bases de la economía digital que se ha desarrollado en la conocida red social, ya que los usuarios y empresas podrán crear y vender sus productos y servicios, y compartirlos con otros usuarios. Por tanto, la plataforma no cambiará el enfoque actual y mantendrá la misma política de costes más bajos a otras plataformas, según indicaba la propia compañía.

Este nuevo Meta además nace con una característica: la interoperabilidad que permitirá a los usuarios añadir elementos del exterior en el mundo virtual, o al contrario, quitarlos.

Otros universos anteriores al Meta de Zuckerberg

Aunque Meta ha aparecido como algo de lo más revolucionario, la verdad es que no es así. Ya en 1992, el escritor Neal Stephenson creó este término en su novela “Snow Crash”. Después este concepto se ha recreado en películas como Matrix o Ready player one.

Ahora otras grandes empresas tecnológicas como Google, Epic Games, Amazon o Microsoft están apostando también por estas nuevas plataformas. A la plataforma de Zuckergberg le queda todavía tiempo para desarrollar todo el potencial tecnológico que tiene pensado. Sin embargo, además de no ser una idea nueva, tampoco es única. Ya existen otros metaversos. Versiones mejoradas de videojuegos tan populares como Second Life, Animal Crossing o Minecraft gracias al desarrollo de tecnologías como Blockchain y los NFT, (non fungible token).

Uno de los metaversos más conocidos es Decentraland, construido sobre Blockchain y con un volumen de negocio superior a 70 millones de dólares. Alberga entre sus espacios una galería virtual de la reconocida casa de subastas Sotheby´s o el SuperClub de Amnesia Ibiza. Decentraland tiene tanto éxito que ya existe una burbuja especulativa alrededor de las 90.601 parcelas de tierra que lo forman, llegándose unos dos millones de euros estableciendo un récord de venta. La empresa que lo adquirió se llama The Metaverse Group.

Ya hay marcas que se han interesado en estos nuevos mercados como Gucci, Adidas o la española Zara, incluso la legendaria Balenciaga ya viste a los avatares de videojuegos como el Fornite. Y aunque la seguridad y la protección de la privacidad son uno de los aspectos más necesarios es estas plataformas, está claro que con la popularización de estos universos serán necesarios el establecimiento de reglas que permitan a los usuarios un correcto uso.


Medios de comunicación

Contacta con nuestro departamento de comunicación o solicita material adicional.