La innovación y la tecnología, decisivas en este nuevo mundo de la información

La digitalización ha provocado que los medios de comunicación se hayan reinventado, en especial los medios escritos. Los diarios y revistas en soporte papel se mantienen, pero han pasado a un estado secundario, porque la inmediatez y la accesibilidad de lo digital prima ya sobre el resto.

11/08/2021

Este hecho ha supuesto una reinvención total de los medios escritos. Una de sus principales fuentes de ingreso, la venta en kioscos y otros puntos, se ha visto muy reducida ante la versión digital de esos mismos medios, donde no sólo se incluye la misma información, sino actualizada continuamente.

Según la Asociación para la Investigación de los Medios de Comunicación (AIMC), la penetración de lectores de la prensa en papel en España ha tenido una caída continua, desde el 42% que suponía en 2008, hasta un escaso 18% de 2020.

Datos demoledores son los que se aportan en el informe de PWC Entertainment & Media Outlook 2020‑2024. España. Los seis grandes diarios impresos (El País, El Mundo, ABC, La Razón, La Vanguardia y El Periódico) distribuyeron 408.246 ejemplares entre el 1 y el 15 de marzo de 2020 (se excluye de la medición del 16 al 31 de marzo y resto de meses de confinamiento domiciliario), lo que supone un retroceso de 63.691 copias en comparación con el mismo periodo de 2019, es decir, una caída del -13,5%.

Potenciar la versión digital

Ante esta circunstancia, los medios comenzaron en los últimos años a potenciar su versión digital, en busca de poder sobrevivir, con la publicidad como principal forma de sustento económico. Un hecho que con el paso de los años se ha visto insuficiente, más en estos meses de pandemia, donde la inversión publicitaria se ha reducido.

Por ello, han tenido que encontrar otras soluciones o acelerarlas. Es el caso del pago de una cuota (reader revenue) por disponer de todo el contenido de la versión digital del diario o de determinados artículos o reportajes.

Si bien se trataba del objetivo de los medios digitales, lo cierto es que se ha tenido que acelerar ante las cifras cada vez más negativas de la venta del diario en papel y la crisis publicitaria derivada de la pandemia.

La gran mayoría de medios ya han implantado este sistema, preferentemente mixto, entre pago y libre lectura. Incluso algunos tomaron la decisión debido a las circunstancias especiales, de dar en abierto toda aquella información relacionada con la pandemia, en un ejercicio de servicio público.

Incremento de la demanda

Si bien el covid-19 trajo una disminución de ingresos de los medios escritos, también es verdad que provocó una mayor demanda de información. Y ahí los diarios no defraudaron a su público y redoblaron esfuerzos, a pesar de las dificultades de la situación, en favor de dar la máxima cobertura a un tema inesperado y de graves consecuencias, como es una pandemia.

Este nuevo escenario de pagar por la información no es nuevo. Antes se pagaba por el periódico de papel y ahora es hacerlo por el digital, con la particularidad de que no es necesario salir de casa. En cualquier caso, sí que supone un cambio de cultura para el usuario, aunque no deja de ser parecido al cambio de hábitos ocurrido con el vídeo y las nuevas plataformas de pago (Netflix, HBO, etc).

Un ejemplo de este nuevo rumbo en los medios de comunicación lo protagonizó en España el digital eldiario.es, quien en plena pandemia realizó un llamamiento a sus lectores para que se abonarán a su medio, ante los problemas que padecía por la falta de publicidad. Un hecho que tuvo una gran respuesta de los usuarios, que supuso llegar a los 53.000 suscriptores, según recoge un informe de la agencia Reuters.

El pasado año y el actual se han convertido en el punto de partida del pago por los medios digitales, pero ahora llega la segunda parte y no menos fácil, la fidelización, mantener a los lectores que en su día confiaron y apostaron por los servicios de los diferentes medios.

Mantener la clientela

Los medios son muy conocedores de esta nueva fase en su política de pago. Para ello, saben que deben ofrecer contenidos exclusivos y novedosos, que ‘enganchen’ al lector y que le incite en seguir confiando en ese site, a cambio de una compensación económica.

Junto al cada vez mayor uso del vídeo dentro de los digitales, ahora surge la figura de los postcast, con una extraordinaria acogida en países como España. Se trata de ir sumando atractivos para captar nuevos usuarios y fidelizar a los ya existentes.

En este panorama, los medios de comunicación escritos han visto la irrupción de las redes sociales, que se han convertido en otra forma de informar y competencia a los medios tradicionales en su versión digital.

Mucho se podría debatir sobre información y redes sociales, desde donde se han difundido grandes mentiras o falsedades, muchas de ellas de forma interesada, pero también existen un tránsito informativo directo, cuando se trata de una fuente contrastada que desde sus cuentas en las redes informa de alguna novedad.

Por ejemplo, es el caso de un deportista que se lesiona y publica un texto en sus cuentas en donde explica lo sucedido, o la información que las empresas o instituciones generan a través de sus redes. Antes necesitaban a los medios para llegar al consumidor, pero ahora ellos mismos, pueden conectar directamente con los usuarios.

Buenas perspectivas

La AIMC destaca que actualmente en España hay 403 millones de usuarios únicos mensuales de prensa multiplataforma, lo que supone un crecimiento de casi el 50% en los últimos tres años. Estos datos, junto con las cifras económicas del ejercicio, muestran un crecimiento en el número de lectores y el retorno a la rentabilidad de los grupos editoriales españoles, se indica en el informe de PWC.

En 2019, tres de los mayores grupos de medios españoles: Grupo Godó, Vocento y Prisa, se unieron para lanzar WEMASS (Media Audience Safe Solution), un marketplace donde se vende publicidad programática, que según sus promotores alcanzará a más de 30,4 millones de usuarios únicos.

La senda de futuro de los medios de comunicación escritos en la era digital ya está encaminada, un punto en el que se unen las empresas que proceden de la era papel y aquellos nacidos de forma digital. Es decir, la competencia será todavía mayor.

La innovación y el óptimo uso de las nuevas herramientas tecnológicas será decisivo para sobrevivir en este nuevo mundo de la información.


Medios de comunicación

Contacta con nuestro departamento de comunicación o solicita material adicional.