La digitalización, freno europeo al cambio climático

La Unión Europea está decidida a liderar la lucha contra el cambio climático, y sabe que la mejor arma que tiene para ello es la digitalización. Por ello, las herramientas tecnológicas son clave en el objetivo de cumplir con el Tratado de París y que Europa sea capaz de absorber en 2050 todas las emisiones de CO2 que emita a la atmósfera.

13/09/2021

Dentro de esta cruzada por el clima y las energías verdes, la Comisión Europea busca nuevas armas con las que frenar el calentamiento de la tierra y alcanzar metas progresivas. Por ello, desde Bruselas se han incluido un paquete de medidas, bajo el documento denominado “Fit For 55” (En forma para el 55).

Esta denominación hace referencia al compromiso de la UE de reducir en 2030 sus emisiones equivalentes de CO2 al menos en un 55 % con respecto a 1990 como paso intermedio para alcanzar la neutralidad climática en 2050.

Y ahí es donde surgen las soluciones digitales para cumplir con los objetivos trazados. Las tecnologías y los servicios digitales, la Internet de las cosas, el big data, la inteligencia artificial y otros servicios “inteligentes” relacionados, son instrumentos fundamentales para avanzar hacia la descarbonización.

La digitalización es verde

En los próximos treinta años la UE quiere impulsar una transformación ecológica, a la que contribuirá también los planes de recuperación, y que prevé destinar un 28 % de los fondos a la digitalización, considerada por Bruselas la otra gran estrategia con la que quiere contribuir a la sostenibilidad.

Precisamente el dinero procedente de los fondos Next Generation EU permitirá cumplir muchos de los proyectos que instituciones y empresas tenían parados por falta de fondos. Una muestra de ello, es el informe ‘El estado de la inversión en infraestructura local en Europa’, elaborado por el Banco Europeo de Inversiones (BEI), en el que se analiza la evolución de las prioridades de inversión municipal en la UE.

Este estudio se basa en una encuesta realizada durante el verano de 2020 a cerca de 700 municipios europeos. En él se señala un claro deseo de los municipios, en especial los de regiones menos desarrolladas, de aumentar la inversión en digitalización y para la adaptación y mitigación del cambio climático.

Se trata de asumir el doble desafío verde y digital, para lo que dos tercios de los municipios europeos que forman el estudio, informan de la la falta de presupuesto verde y casi la mitad de la falta de financiación en el ámbito digital. A todo ello, se une la burocracia regulatoria y las capacidades técnicas limitadas.

Reto verde y digital

Pablo Barrionuevo, jefe de Public Policy and Internet de Telefónica, destaca la importancia de la conectividad y la digitalización dentro de este proceso. “La conectividad y las redes de alta capacidad (fibra óptica, 5G) son facilitadores clave para conseguir servicios y economías más eficientes y ecológicas”.

Se trata, añade, de un vínculo, entre la transición digital y verde, que “ayudará a crear nuevos modelos de negocio que favorezcan el empleo y puedan mejorar el bienestar y la calidad de vida”.

En este sentido, Barrionuevo incide en la necesidad de eliminar obstáculos para potenciar el crecimiento dentro de la UE, armonizar urgentemente las normas del mercado único europeo, simplificar los marcos regulatorios y mejorar las condiciones de competencia.

“Las razones para avanzar hacia una integración más profunda resultan si cabe más vitales en sectores estratégicos como la energía, la economía digital y los mercados de capitales”, afirma.

En esta misma línea se pronuncian las autoridades comunitarias, porque se trata, en definitiva, de cambios estructurales, como “destrucción creativa”, en el sentido de que hay que acabar con un modelo productivo para sustituirlo por otro.

Apoyo decidido

Un ejemplo del apoyo de la Comisión a esta transformación, es la concesión de 3.700 millones de euros para la recuperación y la transición digital y ecológica de España en el marco del programa REACT-UE.

Esta iniciativa, que forma parte de NextGenerationEU, es un complemento a los programas de la política de cohesión a lo largo de 2021 y 2022, y que en el caso español irá destinado con diferentes cantidades a distintas comunidades autónomas.

La mayor partida la recibirá Andalucía, con unos 1.640 millones, y que sirve de ejemplo para conocer mejor en qué consiste esta ayuda. En concreto, proporcionarán capital circulante a 57.000 pymes para mitigar el impacto del cese de las actividades comerciales provocado por la pandemia, así como apoyarán la eficiencia energética, la movilidad sostenible y las medidas de mitigación del cambio climático, y el uso de fuentes de energía renovables.

Compromiso empresarial

El compromiso europeo en pos de frenar el cambio climático no sólo proviene de las instituciones sino de las propias empresas. Un ejemplo de ello fue la reunión de líderes empresariales, que representan a algunas de las empresas industriales y tecnológicas más importantes de Europa, European Roundtable for Industry (ERT), con motivo del quinto aniversario del Acuerdo Climático de París.

No sólo mostraron su apoyo a los objetivos climáticos de la Comisión Europea, sino que también expusieron sus ideas en favor de las llamadas “transiciones gemelas” (digital y ecológica).

En este sentido, señalan algunas líneas de actuación para asegurar el éxito de la reconversión verde, como son alinear las inversiones en la recuperación con la transición hacia la neutralidad climática; poner un precio a las emisiones de carbono para incentivar a todos los actores a lo largo de la cadena de valor a reducir las emisiones, y disponer de energía suficiente y limpia a un coste competitivo.

Además, consideran indispensables las soluciones digitales para potenciar el progreso hacia los objetivos del Green Deal e impulsar la demanda de productos con bajas emisiones de carbono.

Entre los CEOs y presidentes de grandes compañías que forman parte del European Round Table for Industry, se encuentran por parte española José María Álvarez-Pallete (Telefónica), Rafael del Pino (Ferrovial), Ignacio Sánchez Galán (Iberdrola) y Pablo Isla (Inditex).

El cambio climático está cada día más presente en nuestras vidas, con sucesos como lluvias torrenciales, inundaciones, olas de calor, grandes incendios…, que nos lo recuerdan continuamente, y ante los que todos debemos tomar medidas. Instituciones, empresas y ciudadanos tenemos que ir unidos en busca de un futuro posible, y en ese camino las herramientas tecnológicas son nuestro mejor aliado.


Medios de comunicación

Contacta con nuestro departamento de comunicación o solicita material adicional.