Qué es la industria 4.0

¿A qué se refiere y de dónde viene el término industria 4.0? A lo largo de este artículo podrás conocer el contexto en el que se produjeron las diferentes revoluciones industriales hasta llegar a este término, acuñado en el 2011 para referirse a la revolución tecnológica en la que nos encontramos inmersos. Conoce el origen, la importancia y los retos a los que se enfrenta la esta nueva revolución industrial.

qué es industria 40
Comunicación Telefónica

Telefónica

Tiempo de lectura: 4 min

Qué significa industria 4.0

Por industria 4.0 se entiende la revolución tecnológica que está transformando cómo las empresas operan, diseñan, producen y entregan bienes y servicios, una nueva era basada en tecnologías como la Inteligencia Artificial, la robótica, el Internet de las Cosas (IoT) o la automatización.

Origen de la industria 4.0

El nombre de industria 4.0 surge en Alemania en el año 2011 y está vinculado a las revoluciones industriales que ha vivido anteriormente la humanidad.

Primera revolución industrial

Por primera revolución industrial se entiende el periodo que abarca desde la segunda mitad del siglo XVIII hasta el primer tercio del siglo XIX y en el que se produjo una enorme transformación económica, social y tecnológica.

Este periodo histórico comenzó en Reino Unido y marcó un punto de inflexión en la historia al modificar la vida cotidiana de la humanidad con una producción tanto agrícola como industrial que se multiplicaba a un ritmo nunca visto antes.

La introducción de la máquina de vapor de James Watt (patentada en 1769) se considera como el paso definitivo en el éxito de esta revolución, puesto que su utilización significó un aumento enorme de la capacidad productiva.

Segunda revolución industrial

Entre finales del siglo XIX y el comienzo de la Primera Guerra Mundial (1914) la industrialización también se modificó con nuevas fuentes de energía como el gas, la electricidad o el petróleo y materiales novedosos como el acero.

También se puede enmarcar en este momento histórico la aparición de la cadena de producción y la división del trabajo en tareas.

En esta época surge la producción masiva en la industria, con el automóvil como ejemplo paradigmático que provocó la popularización de su uso y la consiguiente modificación total y absoluta de la movilidad.

Tercera revolución industrial

Ésta surge en la década de los años 70 del siglo XX, cuando los cambios en las tecnologías de la información y la electrónica derivaron en la automatización de la producción.

Otra de las características de esta época es el aumento del uso de energías renovables o el desarrollo y expansión del uso de Internet.

Cuarta revolución industrial

En el marco de la Feria industrial de la localidad alemana de Hannover del año 2011 se acuña el término industria 4.0 para referirse a la revolución tecnológica y las innovaciones digitales.

Se trata de una época marcada por la digitalización y la conectividad, en la que los datos y las nuevas formas de comunicación han alcanzado una enorme relevancia.

Por qué es importante la industria 4.0

Los beneficios que aporta la industria 4.0 son numerosos. Uno de ellos es que, al recopilar grandes cantidades de datos en tiempo real, se puede obtener información rápidamente, permitiendo así tomar decisiones con precisión y mayor grado de certeza.

Además, permite la personalización de productos.

De igual manera, se aumenta la productividad. Y es que, al contar con una asignación mejorada de los recursos, se puede reducir el tiempo de inactividad.

Este grado de eficiencia también implica a la sostenibilidad, ya que se optimiza el uso de energía, se reducen los residuos generados e incluso el diseño de productos se concibe de forma más sostenible desde su origen.

La industria 4.0 no solo permite mejorar la eficiencia y la productividad, como acabamos de ver, sino que ofrece una ventaja competitiva.

Retos de la industria 4.0

Para continuar profundizando en el tema, vamos a apuntar algunos aspectos a tener en cuenta de la industria 4.0 que pueden considerarse como retos a los que se debe enfrentar:

  • Seguridad de los datos. Ante la creciente fusión de los mundos físico y digital, disponer de una seguridad de la información adecuada es crucial para proteger al sector industrial.
  • Productividad y experiencia del trabajador. Con el objetivo de optimizar al máximo las nuevas herramientas tecnológicas disponibles, es fundamental potenciar y desarrollar las capacidades del equipo de trabajo. Y es que la productividad de dichas herramientas está vinculada al conocimiento del que disponga quien las tenga que aplicar.
  • Automatización y robótica. Aunque las leyes de la robótica lleven décadas enunciadas, tanto ésta como la automatización pueden ayudar a evolucionar y optimizar los tiempos (así como reducir costes) en los procesos industriales.

Conclusión

La industria 4.0 se encuentra enmarcada dentro de una revolución digital que, como recuerda José María Álvarez-Pallete, presidente de Telefónica, “es la mayor de la historia de la humanidad”, con un impacto cuatro veces mayor que la Primera revolución industrial.

Una revolución tecnológica que, al igual que las anteriores, “lo está cambiando todo”, no solo con una única tecnología sino una acumulación de muchas que coexisten, se retroalimentan y aceleran entre ellas.

Y es que, como recuerda Álvarez-Pallete, “nunca en la historia de la humanidad se ha acumulado tanta tecnología en tan corto espacio de tiempo y, por ello, somos afortunados como generación de vivir tiempos fascinantes”.


Medios de comunicación

Contacta con nuestro departamento de comunicación o solicita material adicional.

Logo Centenario Telefónica Celebra con nosotros el Centenario de Telefónica
EMPIEZA LA AVENTURA