¿Educación tradicional o modelo educativo entre pares (peer-to-peer)?

¿Qué tienen en común un desarrollador web y una directora de orquesta? Que ambos aprenden programación gracias al modelo educativo entre pares o peer-to-peer, y a su ritmo.

01/08/2022

6 min

Emmanuel García y Teresa Bulungu son estudiantes de 42, y junto a Noe y Juanma, del departamento de comunicación de Telefónica, hablaron en la segunda conexión de Twitch de la compañía sobre sus experiencias y anécdotas en la educación tradicional, y las diferencias que esta tiene con las metodologías del modelo educativo entre pares, o peer to peer, con el que los estudiantes en el campus de programación de Fundación Telefónica.

Emmanuel viene de la educación tradicional, y tras cursar la carrera de ciencias de la computación en la universidad en México, su país natal, y desde hace un año está en Madrid viviendo la experiencia 42. La trayectoria de Teresa no tiene nada que ver ya que ella se está reciclando y reinventándose en el campus de Fundación Telefónica. Desde los siete años se ha formado en su carrera musical, y ahora dirige una orquesta, combinando esta pasión con la tecnología. Durante el parón de la pandemia descubrió 42 y tuvo un flechazo. Su sueño además de ser directora de orquesta es aprovechar todo el potencial que tiene la tecnología para difundir el arte, y visibilizar la escasa participación de las mujeres en el mundo de la dirección de orquesta.

Dos formas distintas de vivir la educación

Noelia abrió el debate con esta pregunta: ¿qué es educación? La percepción de Emmanuel sobre la educación ha cambiado mucho a lo largo de su vida. Creía que no podría recibir conocimiento si no procedía de una persona cualificada, “la figura fiable era el maestro” comentó. Pero cuando comenzó a estudiar por su cuenta, a través de tutoriales y a su ritmo, se dio cuenta de que la educación no tenía por qué ser presencial y tradicional.

Mientras, la formación musical que ha recibido Teresa no ha sido tan tradicional. Los estudios de música son “poco tradicionales”, es una educación muy cercana y que se adapta al ritmo de cada persona apoyando las inquietudes de cada uno.  

La educación tradicional: del colegio a la universidad

Emmanuel y Teresa pudieron ver cómo la educación tradicional del colegio dejaba de lado las particularidades de cada alumno, tratando a todos por igual, con independencia de su situación o de sus características.

Teresa, ahora como docente, porque también es profesora de música, procura fomentar lo que se le da bien a cada estudiante, es una motivación. En este sentido, Juanma también cree que se nota mucho los profesores que tienen pasión por lo que enseñan.

El siguiente paso de la educación formal, el de la universidad también se basa en programas de estudio tradicionales y normativos. De su paso por la universidad, Emmanuel destaca el recuerdo que tiene de los que fueron sus compañeros, sobre todo en las épocas de exámenes, en las que se apoyaban unos a otros y “lograban sobrevivir”.

Noelia estudió Turismo y Juanma estudió Publicidad y Relaciones Públicas, (que nada tiene que ver con repartir flyers). Ambos recuerdan el compañerismo que vivieron en el colegio y en la universidad.

Sin embargo, la formación musical de Teresa ha sido distinta y en lugar de ir a la universidad, fue al Conservatorio Superior de Salamanca. “A mi todo esto me parece marciano”, comentó porque las carreras artísticas no se basan en estudiar tanta teoría para un examen final, se trata más bien de estudiar y prepararse, como un deportista de élite. Recuerda esta experiencia con mucho cariño, pero también con mucho estrés.

Nuevas formas de aprender

El uso de internet ha revolucionado la forma de aprender, y la educación tradicional encuentras importantes aliados en la red. Desde el clásico “El rincón del vago” a las actuales plataformas como Wuolah, y otras webs con recursos para estudiantes o los MOOCS (Massive Online Open Courses, o Cursos online masivos y abiertos). Ahora mismo hay muchas plataformas en las que cada persona puede aprender, sin límite de estudiantes y sin condicionantes de horarios, ya que permiten adaptarse a los horarios y necesidades de cada persona, sin importar dónde estén físicamente. También hay otras vías menos formales que conectan con los usuarios de la Redes Sociales, desde aprender matemáticas en un canal de Youtube o TickTock (y donde Emanuel da clases de matemáticas) hasta clases de inglés en Instagram.

En la actualidad, el uso de nuevas tecnologías como la IA, Inteligencia Artificial la Realidad Virtual o la Realidad Aumentada, está favoreciendo el desarrollo de nuevas formas de aprender, como la educación inmersiva.

Un modelo educativo entre pares. El ejemplo es el campus 42

La metodología entre pares es un modelo educativo completamente disruptivo en el que lo importante ya no es solo adquirir conocimientos como en el modelo tradicional. En este caso se tata de adquirir otras competencias como el trabajo en equipo, la resiliencia, el fomento de la curiosidad y la creatividad, y el desarrollo de un aprendizaje crítico y la implicación en los proyectos.

“Aprender a aprender” es la base del modelo educativo entre pares sobre el que se desarrolla el campus de programación 42, donde cada uno aprende a su ritmo, sin horarios, abierto 24/7, gratuito, presencial.  

Para Emmanuel no se centra en que los estudiantes aprendan a programar, se centra en que “aprendas a aprender”, donde encontrar la mejor forma para cada estudiante de aprender, por su cuenta y con ayuda de otros compañeros es muy importante. Incluso la participación de todos enriquece la experiencia.

En este campus no hay profesores y el plan de estudios es una serie de retos que cada uno debe superar, con la ayuda de todos deben superar.  “Se te plantea un reto y tú tienes que resolverlo como puedas. Y ahí es donde entra el peer to peer, porque a veces otro compañero simplemente te da una pauta o una pista para resolver el problema. O incluso, como comenta Teresa, “cuando explicas algo a un compañero te das cuenta tú mismo de la solución de un reto”. A ella le atrajo la posibilidad de ser autodidacta sin estar completamente sola a la hora de aprender. “42 te ofrece ir a tu ritmo y tener gente a tu alrededor que sabe hacer lo que tú no sabes”.

Es una oportunidad, es un reto, es compañerismo, y para cada uno significa una cosa distinta.

La puerta de entrada a la metodología 42 es una piscina

En el caso de 42, para acceder a este campus de programación basado en el modelo educativo entre pares hay que lanzarse a “la Piscina”. Pero, ¿qué es? Es un período de prueba que dura un mes y en el que se proponen diferentes retos

Aquí tampoco hay profesores, pero hay que dedicarle tiempo. Para lanzarse a la Piscina solo tener 18 años y muchas ganas de aprender, y lo mejor de todo es que no hace falta tener ningún tipo de conocimiento previo para entrar, porque incluso aquellos estudiantes que ya saben programar, cuando llegan aquí se dan cuenta de que a veces no saben tanto como ellos creen. Y es que la metodología 42 habla mucho sobre la tolerancia a la frustración, comenta Emmanuel.

Tanto para Emmanuel como Teresa ha sido el proceso más intenso de todo 42. Teresa, que no había visto jamás un terminal y no sabía lo que era, dormía “pensando en código”. Luego, dicen, es mucho más relajado.

Sin embargo, uno de los momentos más emotivos de este Twitch no se puede contar con palabras. Hay que verlo…


Medios de comunicación

Contacta con nuestro departamento de comunicación o solicita material adicional.