5G e IoT: conectando millones de dispositivos

Sectores varios que van desde la telemedicina o el coche autónomo hasta la Industria 4.0 se verán beneficiados por el avance de tecnologías como el 5G o el IoT.

5g-iot
Comunicación Telefónica

Telefónica

Tiempo de lectura: 5 min

La tendencia creciente de contar con cada vez más dispositivos conectados gracias al internet de las cosas (Internet of Things, IoT por sus siglas en inglés) va a continuar aumentando debido a los avances de la tecnología 5G.

La mayor velocidad sumada a la menor latencia permitirá a los dispositivos autónomos comunicarse entre ellos más rápidamente y con un elevado grado de confianza, por lo que tanto la toma de decisiones como las acciones posteriores se desarrollarán de forma más eficiente.

Ese aumento de la velocidad y la confiabilidad generará una mayor seguridad y menores costes.

Otra de las ventajas de las redes 5G respecto a las 4G es que, debido a la mayor rapidez, la menor latencia y las conexiones más confiables, se alcanzarán nuevos niveles de conectividad y comunicación de dispositivos, un rendimiento que hará posible conectar una cantidad mucho mayor de los mismos a la red además de permitir transferencias de datos a distancias lejanas.

Pero antes de continuar, veamos qué son exactamente y para qué sirven estas dos tecnologías.

¿Qué es y para qué sirve el IoT?

Como mejor forma de conocer qué es el IoT podemos recurrir a saber para qué sirve: la comunicación directa entre dispositivos cuenta con una infinidad de usos al agilizar, mejorar y automatizar procesos de diferente naturaleza en distintos ámbitos, como los procesos industriales, la movilidad autónoma o la digitalización de sectores varios.

En este punto, volvemos a encontrarnos con el 5G como soporte de una infraestructura de gran potencia para garantizar conexiones más seguras y estables en miles y miles de dispositivos inteligentes a un mismo tiempo.

¿Qué es y para qué sirve el 5G?

El 5G es la quinta generación de red móvil, una versión mejorada y aumentada de la anterior generación, el 4G; una auténtica disrupción al multiplicar por mil la capacidad que las infraestructuras podían ofrecer en el año 2010.

Hasta el 4G, las redes móviles fueron diseñadas por y para las personas, aunque desde el 2G se empezaron a conectar cosas. El 4G fue la primera versión que se desarrolló también pensando en el IoT, que tiene requisitos y necesidades diferentes a las personas.

Un ejemplo es el NB-IoT, con el foco puesto en la simplicidad del dispositivo (y por tanto coste) así como en maximizar la vida de la batería para llevarla a límites insospechados de más de 10 años.

Esto a costa de la velocidad y latencia, pero para determinadas aplicaciones de IoT no es importante la velocidad y latencia y sí la simplicidad y la batería. El 5G sigue evolucionando estos aspectos

Como hemos comentado anteriormente, esta tecnología permite dar soporte a la creciente cantidad de dispositivos conectados en variados sectores como la Industria 4.0, la telemedicina, la educación, las retransmisiones en streaming, los vehículos conectados o las ciudades inteligentes.

¿Por qué es importante el 5G para el IoT?

El impacto del 5G va a ser muy relevante en el volumen de dispositivos conectados simultáneamente en diferentes ámbitos.

En el plano doméstico, por ejemplo, electrodomésticos, sistemas de seguridad o de entretenimiento servirán para ayudarnos a disponer de mayor comodidad en el hogar.

La importancia de la baja latencia será especialmente constatable en sectores como el industrial o el sanitario, pudiendo llegar a ser crítico en determinadas circunstancias el hecho de poder operar a distancia prácticamente en tiempo real.

Aunque el 4G ya dio un paso importante, el 5G evoluciona la red para que pueda acoger un orden de magnitud superior del número de máquinas que estarán conectadas a las redes. Por poner en contexto, hoy por norma general, las redes móviles tienen menos de un dispositivo IoT por cada «móvil» de persona, pero esto cambiará muy rápido y en pocos años podrá haber dos o tres dispositivos IoT conectados por cada «móvil» de persona.

Algunos ejemplos de aplicaciones de cómo 5G e IoT se pueden complementar

Veamos algunos ejemplos de cómo el desarrollo del 5G puede ayudar al IoT.

Coche conectado

En el caso del vehículo conectado, entendido como aquel que con acceso a internet es capaz de recibir y emitir datos, el impulso del 5G y el internet de las cosas va a servir para aumentar la seguridad vial a la par que reducirá costes y contaminación polución.

Debido a la capacidad de anticipar situaciones peligrosas, hay informes que estiman en 11.000 las vidas que puede salvar anualmente el coche conectado en todo el mundo, con una eliminación de 260.000 accidentes y la consiguiente reducción de problemas sanitarios e incluso de pérdidas económicas.

Además, la polución provocada por los atascos se reducirá al poder prevenirse las congestiones de tráfico pudiendo modificar los conductores sus rutas contando con vías alternativas.

Industria 4.0

Los avances en el 5G y el IoT pueden permitir avances en el ámbito industrial adaptando la tarea de los operarios con la labor de las máquinas y los datos que generan. Algunos de los aspectos positivos que genera la unión de la conectividad y el sector productivo son:

  • Mejoras en la eficiencia energética al controlar en tiempo real tanto los consumos de energía como las emisiones.
  • Mejoras en la rentabilidad del negocio al reducirse los costes y ofrecerse un servicio mejorado.
  • Control de la maquinaria para reducir riesgos y accidentes.
  • Mejora de la calidad de la producción al minimizar los posibles riesgos humanos y reducir las gestiones manuales.

Telemedicina

Como ya hemos comentado anteriormente, el hecho de que con el 5G la latencia sea prácticamente nula ayuda a poder trabajar a distancia en tiempo real, haciendo posible, por ejemplo, llevar a cabo intervenciones quirúrgicas a miles de kilómetros.

Con el IoT se puede monitorizar a pacientes en remoto, algo especialmente útil si hablamos de gente con enfermedades crónicas o de edad avanzada.

Conclusión

Disponer de un número cada vez mayor de dispositivos conectados que además pueden transmitir información más rápidamente va a permitir a diferentes sectores contar con ventajas en ámbitos distintos como la seguridad, la sostenibilidad o la productividad.


Medios de comunicación

Contacta con nuestro departamento de comunicación o solicita material adicional.