Usted está en: Telefónica

NUESTRA VISIÓN

Privacidad

Un concepto dinámico

Vivimos en una era marcada por el uso compartido de la información. Todo está conectado con todo. También  vivimos en una época, en parte definida por la Sociedad de la Información, en la que nuestra relación con la realidad se establece masivamente y como nunca en la historia de la humanidad a través de la tecnología.

Además, esa misma innovación tecnológica está produciendo cambios extraordinarios en la capacidad de detectar, comunicar, almacenar y analizar los datos (Big Data), en la velocidad de las comunicaciones (las redes rápidas y ultrarápidas), en la forma de compartir información (Cloud Computing) o la comunicación entre las máquinas (la Internet de las cosas).

La privacidad

La privacidad no es un concepto unívoco, todo lo contrario, sus contornos están

muy delimitados por la historia, el contexto cultural, los usos y desde luego la innovación tecnológica. Sin embargo, la privacidad es un valor fundacional de las sociedades democráticas y ha sido acuñado en nuestros marcos legislativos como el derecho de la persona a que nada ni nadie interfiera en su hogar, su propiedad o su vida privada.

En el ámbito de las comunicaciones nos estaríamos refiriendo a la protección contra la interferencia de las comunicaciones telefónicas o de Internet de cualquier ciudadano.  En este sentido y con la expansión de Internet la "confidencialidad de la información" y el uso de los datos personales con propósitos comerciales es una aspecto clave en el siglo XXI.

Nuestro compromiso

Nuestro compromiso se traduce en el diseño de una nueva cultura de la privacidad basada en mejorar la confianza digital de nuestros consumidores. ¿Cómo? Con unas normas de comportamiento común obligatorias para todas nuestras regiones y entidades, y una serie de posiciones claras y coherentes en relación con nuestras prácticas de privacidad y protección de datos.

Esta nueva cultura está basada en  tres pilares:

  • La autorregulación de los derechos y la seguridad de los usuarios, mucho más allá de las leyes locales e internacionales;
  • La privacidad como motor de la confianza y uno de los atributos claves de Telefónica;
  • La privacidad como posibilitador de la innovación, el bienestar y la prosperidad en el mundo digital.

 


Seguridad

La distinción entre ciberseguridad y seguridad es cada vez más difícil

Con la universalización de Internet y el uso generalizado de las nuevas tecnologías, la línea divisoria entre la economía digital y la economía real es cada vez más borrosa. Si entendemos la Economía Digital como aquélla que se basa en tecnologías digitales, es difícil pensar hoy en día en una economía en la que las tecnologías digitales no estén involucrados. Actualmente la economía digital y la economía real son términos equivalentes.

Del mismo modo, en el ecosistema digital distinguir entre ciberseguridad y seguridad no añade nada. Los cibercrímenes y los delitos son iguales, la única diferencia reside en los recursos utilizados por los delincuentes.

Por tanto, las soluciones para garantizar la ciberseguridad van a ser siempre parciales. Tenemos que acordar medidas de seguridad para el mundo digital.

 

Seguridad y Privacidad

Seguridad y privacidad son dos caras de la misma moneda. Están directamente relacionados entre sí y por tanto el equilibrio entre ambos es crítico para fortalecer la confianza digital.  De hecho, los operadores de telecomunicaciones llevan haciéndolo desde el comienzo de las telecomunicaciones lo que ha  garantizado la privacidad de los usuarios al mismo tiempo que  la seguridad de la red.

La irrupción de nuevos productos y servicios basados en datos, sumado al uso de nuevas tecnologías de vigilancia o para hackear ha hecho que la preocupación de los ciudadanos sobre su privacidad y seguridad haya aumentado significativamente.

El debate sobre la ciberseguridad  debe enmarcarse dentro de la preocupación pública por el uso de datos, en particular los datos de carácter personal, de las empresas o  del sector público. En este contexto, es evidente que tiene que haber un equilibrio adecuado entre seguridad y  privacidad.

Trabajamos a favor de un ciberespacio seguro

Un ciberespacio seguro es esencial para un buen funcionamiento del mercado, el crecimiento y el empleo. La confianza anima a los consumidores a comprar productos y servicios on-line y aprovechar las oportunidades del mundo digital, un entorno que nos puede ofrecer enormes beneficios pero que también es vulnerable

La confianza es clave para todos: ciudadanía y sectores públicos y privados. Las administraciones públicas deben fomentar programas de cultura ciudadana en ciberseguridad que facilite a los usuarios adoptar normas básicas de prevención. La empresa privada también debe ser parte proactiva en la búsqueda de soluciones.

Las amenazas y los riesgos en el ecosistema son nuevos y por tanto requieren nuevas respuestas.

En este nuevo universo, ningún negocio funciona ni debe funcionar de forma aislada, ya que los riesgos y amenazas de uno afectan potencialmente a muchos más. Es por ello que Desde Telefónica y juntamente con otros líderes de la industria estamos ya colaborando y compartiendo información para conseguir una mayor protección de los ciudadanos y de las empresas. La inversión en I+D+I vuelve a dar frutos porque pasamos de las palabras a los hechos. Trabajamos desarrollando productos y servicios que protegen tanto a nuestros clientes como a sus vidas digitales. Buena muestra de esto es Eleven Paths, una nueva empresa creada por Telefónica que apuesta por un cambio radical en la forma de ofrecer estos servicios a sus clientes, ó Wayra, la aceleradora de empresas de la compañía, dedicada a identificar ideas potentes en el mundo de las TIC, también en el campo de la ciberseguridad, y proporcionarles el apoyo suficiente que les permitan materializarse en proyectos reales.

 


Transparencia

Aumentar la transparencia online

Ser transparentes hacia el usuario en el mundo digital hoy significa explicar al usuario cuáles son las reglas para tratar sus datos.

En la Internet la publicidad es para muchas compañías su modelo de negocio y, por tanto, los usuarios deberían poder distinguir entre publicidad e información cuando navegan por la web.

Proteger la privacidad es crucial para mejorar la confianza digital de nuestros clientes y para ello se deberían establecer unas reglas de juego en las que el usuario se encuentre en el corazón de su diseño.

Investigación para mejorar la transparencia

El Data Transparency Lab es una comunidad de tecnólogos, investigadores, políticos y representantes de la industria que trabajan para promover la transparencia de los datos personales on-line través de la investigación y el diseño científico.

ancla del contenido
euhrhf0090vesas