Derechos humanos

Las tecnologías conectadas juegan un importante papel en la promoción de los derechos humanos al contribuir al progreso de los países y mejorar la calidad de vida. Al mismo tiempo plantean desafíos en torno a aspectos como la privacidad, la libertad de expresión, la igualdad, el empleo...

En Telefónica estamos comprometidos con el respeto a la dignidad y los derechos de todas las personas. Y trabajamos proactivamente para evitar cualquier abuso relacionado con nuestra actividad o la de nuestros socios comerciales.

Este compromiso, uno de los pilares de los Principios de Negocio Responsable, se refleja en nuestra Política de Derechos Humanos y en diferentes normativas y procedimientos internos. Además, lo extendemos a toda la cadena de valor, desde proveedores a clientes.

En nuestra compañía, la protección de los derechos humanos recae bajo la supervisión del Consejo de Administración, a través de la Comisión de Regulación y Asuntos Institucionales. Esta se encarga de impulsar y seguir la implementación de nuestro Plan Global de Negocio Responsable, que incluye objetivos específicos en esta materia.

Nuestra debida diligencia

Nuestro sistema de debida diligencia se basa en los “Principios rectores para empresa y derechos humanos” de la Organización de Naciones Unidas (ONU):

Pulsa para ver

1. Política

En 2019 hemos actualizado nuestra Política de Derechos humanos* para alinearla mejor con nuestros riesgos y poder hacer una gestión más proactiva para abordarlos.

* También puedes consultar nuestra Política de Derechos Humanos en Portugués e Inglés

Clientes

Trabajamos para ofrecer productos y servicios que contribuyan a generar un impacto positivo en la vida de las personas.

Empleados

Contamos con políticas y procesos internos para promover el respeto de los derechos laborales y evitar prácticas discriminatorias.

Sociedad

Nos esforzamos para generar impacto positivo y crecimiento sostenible de las sociedades en las que estamos presentes.

Cadena de suministros

Exigimos a los proveedores, contratistas o aliados que sigan nuestros Criterios Mínimos de Negocio Responsable. Llevamos a cabo un sistema de gestión con el objetivo de asegurar su cumplimiento.

2. Evaluación de Impactos

Nuestra debida diligencia incluye la identificación y priorización de los impactos potenciales y reales de nuestra actividad en los derechos humanos.

Hacemos un seguimiento de los resultados a través de actualizaciones de evaluación de impacto periódicas (cada 4 años), establecemos indicadores, y participamos en grupos de trabajo, organizaciones y foros multistakeholder para recoger tendencias y expectativas. Así:

• Nos apoyamos en expertos externos para estas evaluaciones como BSR™ (Business for Social Responsibility™) en 2013 y Business and Human Rights (BHR) en 2018.

• Identificamos los asuntos prioritarios para Telefónica y nuestros grupos de interés.

• Priorizamos riesgos y oportunidades en función del contexto, la estrategia de la compañía y nuestros grupos de interés, en especial, los más vulnerables (niños, pueblos indígenas y personas con discapacidad).

• Evaluamos el impacto potencial y real, a nivel global y local.

3. Integración de procesos

Integramos en nuestros procesos las conclusiones de los informes de evaluación de impacto y establecemos líneas de acción en los asuntos prioritarios, de tal manera que:

• Identificamos las áreas competentes globales y locales para integrar los resultados (recursos humanos, legal, seguridad, marketing, comunicación, operaciones, etc.)

• Incluimos los derechos humanos como parte de la formación de nuestros empleados a través del Curso de Negocio Responsable.

• Incluimos el riesgo básico de derechos humanos en el mapa de riesgos de la compañía.

• Realizamos evaluaciones de impacto específicas para determinados asuntos (despliegue de red, derechos del niño, privacidad y libertad de expresión, uso de la Inteligencia Artificial, etc.)

• Integramos los derechos humanos en la creación, desarrollo y comercialización de productos y servicios.

4. Monitorización y Reporte

Hacemos un seguimiento de cómo se gestionan de forma efectiva los impactos mediante:

• Seguimiento de los resultados mediante actualizaciones de evaluación de impacto periódicas (cada 4 años).

• Participación en diferentes grupos de trabajo, organizaciones y foros multistakeholder con el objetivo de recoger tendencias y expectativas en derechos humanos relacionados con nuestro sector o los países donde operamos (GNI, Red Española del Pacto Mundial, Naciones Unidas, etc.).

• Presentación de los resultados de nuestra evaluación de impacto al Panel de Negocio Responsable.

• Reporte anual en el Informe Integrado de la Compañía.

5. Mecanismo de reclamación y Remedio

Incluso con las mejores políticas y prácticas, una compañía puede contribuir a vulnerar los derechos humanos o estar relacionada con un impacto negativo.

De ahí la importancia de nuestro Canal de Negocio Responsable, en el que cualquier persona puede plantearnos consultas y hechos relativos a nuestras actividades. Un procedimiento garantiza el adecuado funcionamiento del canal y, en el caso de que la comunicación sea pertinente, la tramitamos para dar solución y respuesta en un plazo razonable.

Derechos de la infancia

Según los Derechos del Niño y Principios Empresariales elaborados por UNICEF: “Las empresas tienen un enorme potencial para proteger los derechos de los niños mediante el modo en que producen y comercializan sus productos, en que proporcionan sus servicios y en que ejercen su influencia en el desarrollo económico y social. Algunas políticas o prácticas empresariales pueden causar daños irreversibles…”.

En línea con esto, en Telefónica estamos evolucionando desde un enfoque más tradicional hacia otro más global. Así trabajamos para:

1.

Cumplir con la responsabilidad de respetar y promover los Derechos del Niño.

2.

Contribuir a la erradicación del trabajo infantil en nuestras operaciones y en nuestra cadena de suministro.

3.

Proporcionar un trabajo digno a los jóvenes trabajadores, padres y cuidadores.

4.

Asegurar la protección y la seguridad de los niños en todas las actividades e instalaciones empresariales.

5.

Garantizar que los productos y servicios sean seguros y que, a través de ellos, se promueven los Derechos del Niño.

6.

Utilizar líneas de marketing y publicidad que respeten y apoyen estos derechos.

7.

Respetar y promover los Derechos del Niño en relación con el medioambiente y la adquisición y uso de tierras.

8.

Respetar y promover los Derechos del Niño en las disposiciones de seguridad.

9.

Ayudar a proteger a los niños afectados por situaciones de emergencia.

10.

Reforzar los esfuerzos de la comunidad y el gobierno para proteger y satisfacer los Derechos del Niño.