Atrás

Las 4 lecciones de Davos para las empresas

 

Cerca de 3.000 líderes políticos, empresariales y sociales de todo el mundo se han reunido en Davos (Suiza) para abordar los grandes desafíos globales. Sin embargo, el tema central de la 50 edición del Foro Económico Mundial ha sido la renovación del concepto “stakeholder capitalism”. ¿Qué significa y cómo afecta a las empresas?

 

1. El nuevo capitalismo

El capitalismo, tal y como lo conocemos hoy, no está funcionando. Necesitamos con urgencia un cambio de modelo económico que contribuya a un mundo más cohesionado y sostenible. Por ello, el Foro de Davos ha vuelto a poner el acento en la necesidad de avanzar hacia un nuevo capitalismo, denominado “stakeholder capitalism”, donde el objetivo de las empresas vaya más allá del beneficio y genere valor para todos los partícipes. ¿Pero es posible un capitalismo con propósito? El primer paso para las empresas es quizás preguntarse por su razón de ser, su propósito. Por ahora, el debate sigue abierto.

 

"Stakeholder capitalism", un modelo económico en el que el objetivo de las compañías no solo responde ante sus accionistas sino hacia toda la sociedad

 

2. Nuevas habilidades laborales

La inteligencia artificial, la robótica, el Big Data... han de ser palancas de progreso. La tecnología se ha convertido en un aliado imprescindible para contribuir al desarrollo económico y el bienestar de la sociedad. En ese camino, el capital humano y la formación serán clave. Muchas de las conversaciones en Davos se han centrado en cómo mejorar la capacitación profesional de mil millones de personas en los próximos cinco años. Y es que mejorar las habilidades profesionales no solo beneficia a la propia persona, sino también a los negocios, a la economía en la que operan y a la sociedad en su conjunto. ¡Descubre aquí las diez habilidades del profesional del futuro!

 

3. La desigualdad

Un año más, la escasa presencia femenina entre los participantes del foro ha quedado en evidencia. De los 2.820 asistentes, 682 eran mujeres; lo que representa solo un 24%. Pero la desigualdad de género es solo la punta del iceberg. En el marco de Davos, Oxfam Intermón ha publicado un informe en el que señala que únicamente el 1% de las personas más ricas del mundo poseen tanta riqueza como el 99% restante. A esto se le suma el reto demográfico y, en concreto, la despoblación en las zonas rurales. En este contexto, las soluciones de IoT y big data se configuran como uno de los posibles antídotos contra la España despoblada. ¿Pueden las empresas ayudar a frenar, e incluso revertir, este problema? Claramente, sí.

 

4. El cambio climático

Lo estamos viendo en Australia, con un área del tamaño de Países Bajos incendiada o, incluso más cerca, los glaciares suizos han disminuido un 10% en los últimos cinco años. Según el informe The Global Risks Report 2020, los cinco primeros riesgos a nivel mundial para este año se relacionan con el cambio climático. En la cumbre de Davos, la activista sueca Greta Thunberg ha insistido en su crítica hacia los gobiernos y empresas por su inacción frente a la crisis climática. Ante esta gran amenaza, las tecnologías móviles se han convertido en parte de la solución para lograr la descarbonización. No obstante, abordar el cambio climático requiere del esfuerzo de todos porque, como bien ha dicho Thunberg durante su intervención: “Nuestra casa sigue ardiendo”. ¡Actuemos!

 

  Elena Valderrábano - Directora Global de Ética Corporativa y Sostenibilidad de Telefónica


  Irati Rubio Martín - Redactora en Negocio Responsable