Violencia de género: conoce sus características, los riesgos y su prevención

En este nuevo post, la Fundación ANAR nos da una serie de puntos clave sobre la violencia de género , una lacra social que, aún hoy, continúa presente en la sociedad de forma alarmante....

13/10/2014

Redacción

Redacción

En este nuevo post, la Fundación ANAR nos da una serie de puntos clave sobre la violencia de género, una lacra social que, aún hoy, continúa presente en la sociedad de forma alarmante. De hecho, solo en Europa se ven afectadas un tercio de las mujeres, y el 20% de las jóvenes de entre 18 y 29 años han sido víctimas de acoso cibernético.

 

[bio nombre=”Fundación ANAR” texto=”Esta ONG se dedica desde 1970 a la promoción y defensa de los derechos de los niños y adolescentes en situación de riesgo y desamparo. ANAR trabaja con el Teléfono ANAR de Ayuda a Niños y Adolescentes para ofrecerles de forma gratuita ayuda psicológica, social y jurídica; el Teléfono ANAR del Adulto y la Familia, dirigido a adultos que necesitan orientación sobre menores; y el e-mail ANAR. Y gestiona el 116 000, número de la UE para casos de niños desaparecidos. Miembro fundador de la Child Helpline International, ANAR también está presente en Latinoamérica.” twitter=”https://twitter.com/FundacionANAR” web=”http://www.anar.org/” imagen=”http://www.rcysostenibilidad.telefonica.com/blogs/wp-content/uploads/2014/04/56anar.jpg”]

 

La Violencia de Género es un problema que afecta a la sociedad actual. No está limitado a una esfera concreta de la sociedad ni está relacionado con el estatus social o económico. Se da entre adultos y también entre adolescentes. En este último caso, los adolescentes han encontrado en las nuevas tecnologías una vía para ejercer la violencia de género contra sus parejas o ex parejas, el ciberacoso es la forma más habitual de ejercer la violencia de género entre la juventud.

 

 

 

CARACTERÍSTICAS DE LA VIOLENCIA DE GÉNERO:

  1. De acuerdo con nuestra legislación, es violencia de género, aquella ejercida de hombre hacia mujer con la que mantiene o ha mantenido una relación sentimental, con o sin convivencia.
  2. La violencia no se inicia normalmente con agresiones físicas sino con comportamientos de control, dominio y abuso, sin que, en muchas ocasiones, la adolescente tenga conciencia de estar sufriendo esa violencia.
  3. QUIEN EJERCE la Violencia de Género, trata de CONTROLAR A SU PAREJA en todos los ámbitos de su vida. El agresor necesita saber qué está haciendo en cada momento, dónde y con quien. Si no puede controlarlo, puede llegar a mostrarse frustrados y, como consecuencia, tener reacciones violentas hacia su pareja o ex pareja.
  4. Las redes sociales y la mensajería instantánea se convierten en un elemento de control ya que los adolescentes vuelcan mucha información personal (fotografías, conversaciones, etc.), además de convertirse en un espacio de amenazas y acoso. lo cual facilita que el agresor pueda estar vinculado a su víctima. Es muy común que a través de las distintas aplicaciones de los móviles de última generación trate de saber los movimientos de su pareja o ex pareja, si está “en línea” o si ha recibido los últimos mensajes que le ha enviado aunque no le haya contestado.
  5. El agresor tratará de conseguir el AISLAMIENTO de su víctima con su entorno, tratando de conseguir sus claves de acceso a las redes sociales y mensajería instantánea, para conocer los contactos que tiene y tratar de anular sus relaciones sociales con argumentos como que “no le convienen”, de tal forma que su vida quede reducido sólo a él.
  6. Dentro del ciclo de la violencia de género es habitual que el agresor muestre su ARREPENTIMIENTO después del episodio violento. Tratará de volver a recuperar su confianza y, en ocasiones, culpará a su víctima de haber provocado su reacción. Pedirá perdón y asegurará que no volverá a ocurrir. Pero NO ES CIERTO.
  7. En la violencia de género, el agresor tratará de justificarse o hacer ver a su pareja o ex pareja que TODO LO HACE POR AMOR A ELLA.
  8. Es posible también que el agresor coaccione a su pareja o ex pareja para que haga lo que él quiera bajo la amenaza de difundir cualquier fotografía o vídeo que pudiera tener de ella o de ambos de carácter íntimos o de contenido sexual.
  9. En las relaciones de pareja en las que se da este tipo de violencia, se observa en ocasiones un fuerte vínculo de apego o DEPENDENCIA que es dañina, insana y peligrosa entre las dos personas. Ninguno de los dos miembros de la pareja es feliz en la relación. Ella, aunque se sienta “anulada” o no consiga sentir bienestar, no es capaz de poner límites al comportamiento controlador de su pareja, porque no tiene suficientes herramientas ni madurez emocional, o porque no tiene modelos BUEN TRATO en su entorno que le ayude a salir de esta situación

RIESGOS:

  1. Las adolescentes que sufren este tipo de violencia pueden padecer ANSIEDAD CONSTANTE, SENTIMIENTOS DE INDEFENSIÓN y sensación de no ser dueñas de sus vidas. Este tipo de relaciones pueden provocar GRAVES SECUELAS PSICOLÓGICAS si no se recibe el tratamiento psicológico adecuado. Una relación en la que existe violencia de género, genera en ella BAJA AUTOESTIMA. El aislamiento es una de las mayores secuelas en una adolescente víctima de violencia de género.
  2. Muchas menores adolescentes NO identifican las conductas de abuso psicológico como violencia de género: el control de la forma de vestir, de sus amistades, amenazas etc. Restan importancia a lo que les ocurre, les cuesta ver el peligro y su deterioro y se resisten a reconocer lo que les está pasando. Cuando no es identificado se tolera y, finalmente, se acaba normalizando.

Los adolescentes consideran que la violencia es inevitable en una relación de pareja. Incluso pueden llegar a identificar una conducta de ciberacoso como amor, preocupación o interés en lugar de considerarlo como un intento de control y dominio y no consideran, por ello, la necesidad de pedir ayuda a sus familiares o a profesionales.

  1. Existe, también, entre estas menores adolescentes, una escasa percepción del riesgo para realizar determinadas conductas a través del móvil o de Internet, como el envío de imágenes íntimas o, incluso, de contenido sexual. En el momento de hacerlo, no se paran a pensar en las consecuencias que esto podía conllevar, lo ven como un acto de intimidad entre ella y su pareja y confía demasiado en la discreción de ésta última y en el amor que le profesa
  2. Es un riesgo que la menor adolescente haya padecido una experiencia previa de maltrato, porque en este caso pensará que merece ser maltratada.

¿CÓMO PUEDEN PREVENIR LOS PADRES LA VIOLENCIA DE GÉNERO?

  1. EXPLICA CLÁRAMENTE A TU HIJA EN QUÉ CONSISTE LA VIOLENCIA DE GÉNERO y cómo detectarla a tiempo en una relación de pareja. Es importante que sepa que el acoso de su pareja puede aparecer a través del móvil o las Redes Sociales.
  2. Pídele que piense siempre muy bien las fotografías o vídeos que envía o sube a redes sociales. Cuando salen de su móvil u ordenador pierde el control de las mismas.
  3. Trata de inculcar en tus hijas la idea de nunca deben hacer nada para lo que consideren que no están preparadas ni deben permitir que le obliguen a ello.
  4. Sus amistades las elige ella y no debe permitir que su pareja maneje sus perfiles a través de las Redes Sociales o se ponga en contacto con sus amigos/as sin el consentimiento de ella.
  5. ES MUY IMPORTANTE APRENDER A RESPETARSE para que los demás también lo hagan. Si tu hija se respeta a sí misma, es más difícil que permita una relación en la que haya violencia de género.
  6. Es importante que vuestras hijas sepan que CON 14 AÑOS YA SE TIENE RESPONSABILIDAD PENAL y ante cualquier acto constitutivo de un posible delito o falta, hay que responder ante la Justicia. Por tanto, si el agresor tiene esta edad o más, se le puede denunciar y tendrá consecuencias legales. Además se activará de inmediato las medidas policiales y judiciales de protección que sean necesarias para proteger a vuestras hijas.
  7. EXISTEN RECURSOS ESPECÍFICOS para ayudar a las adolescentes que padecen o han sido víctimas de violencia de género.
  8. Ante cualquier duda o preocupación, vuestras hijas puedes llamar al Teléfono ANAR de Ayuda a Niños y Adolescentes en Riesgo (900 20 20 10), que es gratuito, confidencial y está atendido por un equipo de profesionales (psicólogos, trabajadores sociales y abogados).
  9. Los padres que queráis recibir información u orientación respecto violencia de género en adolescentes, podéis llamar al Teléfono ANAR del Adulto y la Familia (600 50 51 52), con las mismas características.
Lee los demás temas del ciclo “Cómo tener un Internet mejor”: http://ow.ly/CEDtB

 

 

 

Medios de comunicación

Contacta con nuestro departamento de comunicación o solicita material adicional.