Telemedicina e inteligencia artificial, un binomio lleno de ventajas

Los chatbots llevan camino de convertirse en el primer paso de la atención primaria en un futuro próximo.

📸 Negative Space I Pexels

Actualizado última vez el

4 min

La pandemia obligó a un gran cambio en la relación entre médico y paciente, todo ello forzado por las medidas sanitarias necesarias, lo que derivó en un exponencial crecimiento de las consultas telefónicas y otras herramientas que forman parte de la telemedicina.

Unas herramientas en las que la inteligencia artificial tiene mucho que decir para la creación de nuevos productos que ayuden en una mejor y más rápida atención a los pacientes. 

Este apoyo que supone la inteligencia artificial en el mundo sanitario se deriva de la cantidad de datos informáticos disponibles que ya es imposible gestionar por la capacidad humana, y que hace necesaria nuevas herramientas para ordenarlos y entenderlos.

Los chatbots, un paso adelante

Los chatbots, aplicaciones informáticas basadas en la inteligencia artificial que permiten simular la conversación con una persona, con respuestas automatizadas a las preguntas de los usuarios, significan un paso adelante en este binomio entre telemedicina e inteligencia artificial.

Poco a poco han ido formando parte de la telemedicina, entendidos como un refuerzo en la atención al paciente, gracias a que permiten identificar el perfil del paciente, responder las dudas al usuario y, en caso necesario, derivar a un especialista médico.

Todo ello con los beneficios que supone un servicio de 24 horas, adaptado a las necesidades del paciente y que aprende de sus propias acciones (machine learning).

Y es que los chatbots llevan camino de convertirse en el primer paso de la atención primaria en un futuro próximo, de manera que ‘alivien’ el trabajo de los servicios de la primaria para establecer una criba inicial y derivar al paciente a un médico en el caso de que no pueda resolver el problema o la duda del usuario. 

La IA llega para quedarse

Ejemplos de cómo la telemedicina, basada en inteligencia artificial, ha llegado para quedarse en nuestras vidas, hay muchos y entre ellos destaca la monitorización a distancia de los pacientes. 

Si bien, son cada vez más los adelantos que en este sentido se están dando, se trata de una materia todavía en una fase inicial, pero por la que apuesta mucho la industria sanitaria, tanto las grandes compañías como las startups.

Es el caso de la primera plataforma digital que permite monitorizar, mediante inteligencia artificial, la evolución de pacientes con enfermedades que afectan a la movilidad, promovida por el centro tecnológico Eurecat, el Hospital Sant Joan de Déu y The Collider mediante la compañía Ephion Health.

Se trata de un software que permite monitorizar a cada paciente de forma “objetiva y precisa”, ya sea en el hospital o a distancia, y analizar su capacidad funcional a través de algoritmos de inteligencia artificial.

Los datos se analizan a través de algoritmos de inteligencia artificial y se obtiene un único índice (puntuación de 0 a 100), que está directamente relacionado con el estado de salud del paciente.

Otros ejemplos de esta monitorización a distancia se pudieron conocer en el pasado Web Summit de Lisboa 2021, como la propuesta por la compañía Idoven, que usa inteligencia artificial para analizar los datos de un equipo doméstico de monitorización cardíaca que detecta ritmos de frecuencia irregulares que puedan ser peligrosos para los pacientes. 

Se trata de un servicio dirigido a todo tipo de personas y edades que quieran conocer el estado de salud de su corazón y descartar riesgos cardiacos sin necesidad de acudir a una consulta médica o incluso con un servicio especializado para deportistas.

Los usuarios a favor de la digitalización

La telemedicina a través de las nuevas herramientas tecnológicas parece claro que es un producto demandado por los usuarios, con o sin pandemia. Así, el 89 por ciento de los usuarios de la sanidad privada apoya el uso de la telemedicina y la digitalización en los servicios de atención y asistencia médica.

Son datos del estudio “Experiencia del paciente digital 2021“, presentado por el Instituto para el Desarrollo e Integración de la Sanidad (Fundación IDIS), realizado sobre una muestra de 1.908 respuestas distribuidas entre pacientes crónicos y agudos, y también entre personas sanas.

De las personas consultadas en el estudio, un 11% se decanta por asistencia sanitaria siempre presencial; un 46 prefiere tener alternativas y apuesta por fórmulas mixtas; y un 43% por ciento expone un perfil más tecnológico y muestra su clara defensa de la telemedicina.

De esta forma, concluye el estudio, un 89% es proclive a introducir la digitalización de la salud en mayor o menor medida.

El estudio mide la experiencia del paciente en su asistencia digital en cuatro aspectos: acceso al sistema sanitario (73%); prevención (52%); diagnóstico (75%); y tratamiento (59%). Además, considera entre 60 y 80 por ciento una buena experiencia digital del paciente (OK) y entre 80 y 100 una experiencia ideal (WOW).


Medios de comunicación

Contacta con nuestro departamento de comunicación o solicita material adicional.