Tecnología espacial contra el cambio climático

Naciones Unidas nos recuerda la necesidad urgente de adoptar las medidas necesarias para combatir el cambio climático y sus efectos devastadores.

Tecnología espacial contra el cambio climático main header

05/06/2022

5 min

Un problema que afecta a todos los países y todas las economías. Mientras este organismo alerta de cómo están cambiando los sistemas meteorológicos, el nivel del mar y los fenómenos meteorológicos, que cada vez son más extremos, la comunidad científica desarrolla la tecnología espacial contra el cambio climático.   

Durante la primera quincena del mes de noviembre de 2021, se celebró en Glasgow la Conferencia de las Partes o COP26 de la Convención Marco de NU sobre el cambio climático, popularmente conocida como Cumbre del Clima. Aunque partía con grandes ambiciones, lo cierto es que la rebaja de las expectativas en la mesa de negociación fue frustrante para una buena parte de la sociedad.

Sin embargo, las iniciativas tecnológicas de distintas organizaciones aportan, desde hace tiempo, un poco de esperanza a la grave situación que padece el planeta. La persistente sequía instalada en España, por ejemplo, es tan preocupante como la que están soportando en California. A esto hay que añadir la pérdida de una amplia masa forestal a causa de los incendios de los últimos años en el estado americano, también, vinculada con el clima.

La NASA y los proyectos de compañías del sector privado, como AccuWeather, aplican la tecnología para estudiar los riesgos del cambio climático. La finalidad de la consultora es ayudar a predecir los fenómenos adversos y extremos, cada vez más frecuentes, para minimizar las pérdidas de las empresas. Mientras, el objetivo de la Agencia estadounidense de investigación aeroespacial es acumular conocimiento para después compartirlo y aportar soluciones que contribuyan en la toma de decisiones más acertadas.

Estudiar los sistemas climáticos del planeta desde el espacio

Los científicos de la NASA y los funcionarios del estado de California están trabajando juntos en el marco del Laboratorio de Propulsión a Reacción (JPL). Tratan de aplicar los datos obtenidos por los satélites, las nuevas tecnologías de láser y radar, y las imágenes 3D a los cambiantes sistemas climáticos de la Tierra. La finalidad es obtener los datos suficientes como para prever soluciones científicas y aplicar la experiencia de la tecnología espacial contra el cambio climático y el calentamiento global.

California es una de las zonas más castigadas del planeta por estos problemas, que se traducen  en una sequía persistente, veranos con temperaturas inusualmente altas y la pérdida de vegetación como consecuencia de los incendios, cada vez más destructivos.

Por estas razones, la agencia se ha ocupado de estudiar Marte con el mismo interés que nuestro planeta para dar con soluciones al problema medioambiental que sufrimos. De esta forma pretende obtener una visión más precisa de lo que está ocurriendo en la litosfera, en los océanos y en la atmósfera. Así, va a implementar nuevas herramientas que le ayuden a medir aspectos clave como la evolución de las nieves perpetuas o el estado de las aguas subterráneas.

Nuevas tecnologías al servicio del agua

La plataforma OpenET es una página web creada para ofrecer un servicio a los agricultores, los administradores del agua y de todos los profesionales forestales los datos de evapotranspiración recopilados durante 20 años por la NASA. La intención es que sirvan para acelerar la optimización en la gestión del agua.

La evapotranspiración es una medida fundamental para saber la cantidad de recursos hídricos que utiliza un determinado cultivo agrícola. De este modo, se puede equilibrar el suministro y la demanda, y puede suponer un importante ahorro del recurso.

No es la única herramienta. La misión de topografía de aguas superficiales y océanos (FODA) es un satélite encargado de medir lagos y cursos de agua con el fin de entender mejor el ciclo del agua y poder, así, optimizarla.

Satélites para monitorear la Tierra

Por otro lado, con la aportación de datos satelitales, las nuevas herramientas permiten monitorear las emisiones de gas metano a la atmósfera, el segundo responsable del calentamiento global. El satélite Copernicus Sentinel-5P, recoge además información de otras fuentes. Esta herramienta permite también comprobar las emisiones de una refinería o una granja de animales está emitiendo metano a la atmósfera.

De esta manera, las industrias del gas y del petróleo pueden comprobar su propio impacto ambiental, aportar transparencia sobre sus emisiones de este gas y dar información tanto a los inversores como a los usuarios.

Mientras este mismo año, 2022, está previsto el lanzamiento del satélite NISAR, provisto de dos radares cuyo objetivo es estudiar la evolución de los glaciares o de los volcanes. Ha sido diseñado para observar cualquier cambio en la superficie terrestre, así como facilitar la observación de las masas forestales y sus propios cambios a partir del dióxido de carbono que contienen u otros procesos.

Tecnología espacial contra el cambio climático y para la prevención de riesgos

Las empresas también tienen un gran interés en conocer cómo les puede afectar el clima. Así, con Climate Ready Risk Mitigation, creada por AccuWeather, pueden realizar pronósticos sobre eventos atmosféricos para planificar a largo plazo sus actividades, además de verificar si las medidas adoptadas para evitar pérdidas por catástrofes naturales derivadas del clima son las adecuadas.

Esta herramienta también permite identificar riesgos específicos que, por su actividad, pueden resultar negativos. Eso les ayuda a incrementar la seguridad en las áreas más vulnerables y la adaptación de su cadena de suministros. La finalidad última es evitar las millonarias pérdidas que sufren ante inundaciones o sequías persistentes, cada vez más frecuentes.

Sin duda, estas iniciativas tecnológicas proporcionan esperanza en posibles soluciones ante la crisis climática en la que está inmerso el planeta.


Medios de comunicación

Contacta con nuestro departamento de comunicación o solicita material adicional.