Qué son las energías renovables y cuántos tipos hay

Los costes medioambientales de las energías fósiles, la dependencia energética exterior y la creación de nuevas actividades económicas contribuyen a fomentar el interés por el aprovechamiento de este tipo de energía.

qué son las energías renovables imagen principal

14/09/2022

8 min

La necesidad de cuidar el planeta va dando pasos hacia adelante, aunque no siempre a la velocidad adecuada, en favor de frenar el cambio climático, lo que hace imprescindible modificar el rumbo del sector energético, dando un mayor protagonismo a las llamadas energías renovables.

Definición de energías renovables

Las Naciones Unidas describe a las energías renovables como un tipo de energías derivadas de fuentes naturales que llegan a reponerse más rápido de lo que pueden consumirse. Un ejemplo de estas fuentes son, por ejemplo, la luz solar, el agua y el viento; fuentes que se renuevan continuamente.

Es decir, las energías renovables abundan y las encontramos en cualquier entorno, mientras que los combustibles fósiles, como el carbón, el petróleo y el gas, constituyen fuentes de energía no renovables que tardan cientos de millones de años en formarse.

Los combustibles fósiles producen la energía al quemarse, lo que provoca emisiones dañinas en forma de gases de efecto invernadero, como el dióxido de carbono.

Por ello, cuánto más retrasemos la transición, entre la energía fósil y la renovable y limpia, más costos tendremos a nivel económico, ecológico y social, porque la energía renovable es la opción más económica, ambiental y socialmente responsable, equitativa y justa para la conservación de nuestro planeta, como destaca la ONU.

Las energías renovables, ¿son todas limpias? 

Existe la idea de que todas las energías renovables son limpias, es decir, no contaminan, pero no es del todo cierto, ya que existen algunas renovables, muy pocas, que sí que contaminan.

Ejemplo de ello, es el biodiesel que es renovables al proceder de fuentes naturales inagotables, pero, a diferencia de la mayoría de energías renovables, contamina con su combustión emitiendo gases de efecto invernadero.

Por ello, muchos expertos optan por el concepto de energía verde, es decir, aquella que es renovable en un 100 %, pero también no contaminante. Un tipo de energía donde la digitalización y las nuevas herramientas tecnológicas tienen mucho que decir.

Tipos de energías renovables

Las energías renovables se dividen principalmente en: energía solar, eólica, hidráulica, geotérmica, energía de la biomasa y energía del mar.

  • Energía solar: es la que se obtiene a partir de la radiación procedente del sol, y puede ser de dos tipos; fotovoltaica, cuando se aprovecha la luz del sol y la transforma en electricidad mediante el uso de paneles solares fotovoltaicos, y térmica, al aprovechar el calor del sol por medio de colectores térmicos que absorben y concentran dicho calor.
  • Energía eólica: se obtiene al transformar en electricidad la energía cinética del viento. Puede ser de dos tipos, según dónde se sitúen los aerogeneradores. La  eólica terrestre aprovecha las corrientes de aire producidas en tierra, y la eólica marina, se nutre de la fuerza del viento que se produce en alta mar.
  • Energía geotérmica: esta energía utiliza la energía térmica disponible del interior de la Tierra. El calor se extrae de unos depósitos geotérmicos a través de pozos u otros medios.
  • Energía hidroeléctrica: aprovecha la energía que produce el movimiento del agua cuando se eleva o desciende de forma pronunciada. Puede generarse a partir de embalses y ríos. Las plantas hidroeléctricas de los embalses se valen del agua almacenada y estancada, mientras que las plantas hidroeléctricas fluviales utilizan la energía que se produce gracias al flujo de agua en un río.
  • Energía del mar: la energía marina, también llamada energía de los océanos, puede ser de varios tipos, principalmente: energía mareomotriz, la que aprovecha la subida y la bajada de las mareas, y la energía undimotriz, aprovecha el movimiento procedente de las olas.
  • Bioenergía o biomasa: la bioenergía se produce a partir de diversos materiales orgánicos, denominados biomasa, como la madera, el carbón, el estiércol y otros abonos utilizados para la producción de calor y electricidad, y los cultivos agrícolas destinados a biocombustibles líquidos. La energía creada a partir de la quema de biomasa forma emisiones de gases con efecto invernadero, aunque a niveles más bajos que la combustión de los carburantes fósiles.
que son las energías renovables imagen secundaria

Hablemos a nivel mundial

Los últimos datos, del año 2021, de la Agencia Internacional de Energías Renovables (IRENA) muestran que las energías renovables continuaron creciendo y cobrando impulso a pesar de las incertidumbres globales.

Así, a finales de 2021, la capacidad global de generación renovable ascendía a 3.064 gigavatios (GW), aumentando el stock de energía renovable en un 9,1 %.

Desde esta agencia intergubernamental, se explica que aunque la energía hidroeléctrica, con 1.230 GW, registró la cuota más elevada de la capacidad total de generación renovable a escala mundial, las Estadísticas de capacidad renovable 2022 de IRENA señalan que las energías solar y eólica siguen predominando en la nueva capacidad de generación.

La solar y la eólica sumaron el 88 % de la cuota correspondiente al total de la capacidad renovable nueva en 2021. La capacidad de energía solar se situó a la cabeza con un incremento de 19 %, seguida de la energía eólica, cuya capacidad de generación se incrementó en un 13%.

A pesar de estos datos, el director general de IRENA, Francesco La Camera, apunta que  la transición energética “distan mucho de los niveles necesarios para evitar las graves consecuencias del cambio climático”. como señala que se muestra en el informe Perspectivas de la transición energética mundial.

De hecho, en la reciente presentación del  informe sobre el Estado del clima de la Organización Meteorológica Mundial (OMM), donde se aprecian nuevos datos que mueven al pesimismo, el secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, pidió a actores públicos y privados de todo el mundo que tripliquen sus inversiones en las energías renovables para alcanzar al menos los 4 billones de dólares anuales.

“Es el momento de que líderes públicos y privados dejen de hablar de las renovables como un distante proyecto en el futuro, porque sin ellas no habrá futuro”, apuntó Guterres.

Energías renovables en España 

También en España se aprecia el continuo aumento de la generación de las energías renovables, según datos del Avance 2021 de Red Eléctrica Española, que señala un récord histórico de la producción renovable.

Datos que muestran que durante el pasado año, las renovables alcanzaron el 46,7 % de la generación eléctrica, frente al 44 % del 2020. En este sentido, la eólica es ya la principal fuente de generación eléctrica con una participación del 23,3 % del total de la producción en España.

Además, la solar fotovoltaica lidera el incremento de producción con un crecimiento del 36,7 % y registra también el máximo histórico de producción y de participación en el mix del país con un 8 % sobre el total.  

En el 2021 la potencia instalada se sitúa en 112.846 MW, de los que el 56,6 % pertenecen a tecnologías de origen renovable.

En el conjunto de la generación eléctrica peninsular, se pasa de una cuota del 45,5 % en 2020 hasta alcanzar el récord histórico del 48,4 % en 2021. Por tecnologías, destacan la eólica con un 24 % de la producción eléctrica total, seguidas de la hidráulica y la solar fotovoltaica con un 12 % y un 8,3 %. respectivamente.

Hay que tener en cuenta, que el máximo histórico de la dependencia energética de los combustibles fósiles en España, se produjo en 2008, con un porcentaje del 81,3 %.

Entre los datos destacados de 2021, hay que señalar que el carbón registró en el 2021 la menor producción histórica y la participación más baja en la estructura de generación nacional, con un 1,9 % sobre el total.

Plan “Repower EU” 

La invasión rusa de Ucrania y la dependencia energética de Europa han obligado a que la Comisión Europea estudie modificar sus objetivos energéticos, fijados el pasado año con el plan “Fit for 55“.

Por medio del programa Repower EU, la Comisión quiere acabar con la dependencia energética rusa, aunque eso significa que se alargará la vida de plantas de generación eléctrica con carbón y que se construyan nuevas centrales nucleares.

La Comisión calcula que el “mix” energético comunitario en 2030 tendrá unos 100 teravatios por hora adicionales de carbón y otros 44 teravatios hora de generación atómica.

No obstante, también se invertirá masivamente en energías limpias, con 86.000 millones de euros para renovables y 27.000 millones para infraestructuras “clave” de hidrógeno verde.

De hecho, el plan eleva el objetivo de energías renovables al 45 %, desde el 40 % fijado en la actualidad, y el de eficiencia energética al 13 %, cuatro puntos por encima del vigente. 

Se trata de una carrera para evitar acabar con el planeta, en la que las energías renovables, verdes y limpias tienen un papel capital. para seguir arrinconando a las fuentes fósiles en un objetivo vital para el ser humano, como es luchar contra el cambio climático.


Medios de comunicación

Contacta con nuestro departamento de comunicación o solicita material adicional.