¿Qué es una casa inteligente o smarthouse?

El sector de la construcción también va incorporando nuevas tecnologías, hasta llegar a conformar lo que hoy se conoce como ciudades inteligentes o smart cities. Un concepto que la Unión Europea comenzó a impulsar en 2012. Ahora las casas inteligentes y los edificios conectados son la base de edificación de las ciudades del futuro.

Los smart buildings integran tecnologías para controlar la seguridad, energía o comunicaciones para brindar eficiencia y confort.
Tiempo de lectura: 4 min

Tanto las casas inteligentes como los smart buildings son edificaciones que están conectadas a la red a través del Internet de las Cosas y con la mayor implementación de la red 5G que es capaz de soportar miles de dispositivos conectados a la vez. Gracias a ello, estas viviendas cuentan con sistemas totalmente automatizados y gestionan de manera optimizada algunos recursos como la electricidad, seguridad, climatización, control de accesos, etc., para mejorar la calidad de vida de quienes los habitan.  

El concepto de smart buildings es aplicable a todo tipo de edificios, desde viviendas hasta oficinas, centros de salud, etc., que estén conectados, con el objetivo mejorar especialmente su seguridad y obtener una mayor eficiencia energética.  

¿Qué características tiene una casa inteligente?  

Las smart houses suelen compartir las mismas características principales con los edificios inteligentes:  

  • Eficiencia energética. Las casas inteligentes, y por tanto los smart buildings, cuentan con sistemas que optimizan el consumo de energía y priorizan la sostenibilidad y el ahorro de energía. También se construyen con materiales respetuosos con el medio ambiente, reduciendo así la generación de residuos y las emisiones de CO2.  
  • Seguridad. Utilizan diferentes sistemas e instalaciones que integran cámaras y sensores para controlar lo que sucede en tiempo real.  
  • Sistemas actualizados y flexibles. Los edificios se adaptan a los continuos cambios y actualizaciones tecnológicas.  
  • Confort. La automatización de las funciones aporta confort y comodidad a los usuarios, puesto que su meta es conseguir hacer la vida más fácil a sus ocupantes.  

¿Qué aportan los edificios inteligentes?  

Los smart buildings dan respuesta a las necesidades prácticas de sus habitantes. De igual forma, gracias al uso de las nuevas tecnologías y la digitalización los arquitectos y gestores de urbanismo, pueden diseñar edificios y ciudades flexibles, funcionales, seguros y más confortables. Así, a través de la innovación tecnológica logran centralizar todas las instalaciones del edificio, y consiguen integrar todos los servicios y sistemas para automatizar su gestión.  

Los edificios conectados tienen una vertiente ecológica muy importante y están pensados para cubrir estrategias ambientales y alcanzar un ahorro energético notable. Además, consiguen reducir costes operativos y de mantenimiento, ya que tanto propietarios como responsables tienen información en tiempo real de todo lo que ocurre en estos espacios y consiguen mantener un edificio útil y beneficioso económicamente para el propietario.  

El papel de la red 5G y la IoT en los smart buildings  

Para lograr los objetivos de seguridad, confort y sostenibilidad, los edificios inteligentes se apoyan en el Internet de las Cosas y Building Management System (BMS). Asimismo, mantienen el control de las instalaciones y realizan una gestión de los datos adecuada. Un ejemplo puede ser el control de la energía en los espacios comunes la edificación como la regulación de la temperatura ambiental.  

El IoT no solo se emplea para automatizar los procedimientos de la vivienda, sino también para crear pronósticos de consumos. Con la información aportada por cada dispositivo (electrodomésticos, sensores de movimiento, etc.), la vivienda inteligente analizará y responderá a las necesidades específicas del propietario o residente, generando los resultados más eficientes posibles. Estos sistemas se diseñan sobre la red 5G, capaz de gestionar todos los datos masivos del edificio de un modo sencillo. 

La red 5G satisface las demandas de comunicación de un modo seguro y exclusivo, al mismo tiempo, proporciona una conectividad extensa, servicios de realidad aumentada, vídeo 8K y teleasistencia online, entre otros. Pero, para lograr edificios completamente inteligentes, es conveniente la adaptación escalonada del 5G, el internet de las cosas, la inteligencia artificial y otras innovaciones como el Blockchain.  De este modo, los administradores de los inmuebles podrían disponer de información permanente sobre el estado, la codificación y la utilización del inmueble, y predecir mejor el comportamiento térmico, lumínico, acústico y los flujos personales del espacio.  

La inmótica y domótica en los edificios inteligentes 

La casa inteligente es un concepto que está conectado con el de la domótica, es decir, todas aquellas técnicas orientadas a automatizar una vivienda, que integran la tecnología en los sistemas de seguridad, gestión energética, bienestar o comunicaciones. Por lo tanto, la  inmótica es la automatización del funcionamiento general del edificio, también a través de las nuevas tecnologías.  

En ambos casos se busca reducir el consumo de energía, aumentar el confort y la seguridad, así como la gestión de los sistemas comunicación y la optimización de la gestión de recursos y residuos para mejorar la calidad de vida de los usuarios gracias al uso de sensores y sistemas de control.  

Además, gracias al acceso de los datos en tiempo real, ayudan en las tareas de mantenimiento y control de suministros, por ejemplo son capaces de detectar averías o adaptar los consumos según  las condiciones climáticas.  


Medios de comunicación

Contacta con nuestro departamento de comunicación o solicita material adicional.

close-link
Logo Centenario Telefónica Celebra con nosotros el Centenario de Telefónica
EMPIEZA LA AVENTURA