Nuestro enfoque para la Innovación Abierta early-stage

Hay varias formas de hacer Innovación Abierta en una empresa: joint ventures, trabajar con o invertir en startups, spin-offs, concesión de licencias o compra de propiedad intelectual, cocreación con clientes o colaboración con universidades.

open innovation

Susana Jurado Apruzzese -

14 min

En Telefónica tenemos un número significativo de iniciativas de Innovación Abierta, pero en el año 2020 lanzamos dos en particular que representan nuestro enfoque de Innovación Abierta early-stage (en referencia a las etapas tempranas en las que se centra): Wayra Builder, un venture builder que nos permite crear startups e invertir en ellas, y Open Innovation Campus, nuestro instrumento para explorar e implementar modelos de colaboración en innovación con el mundo académico. En este artículo explicaré cómo funciona nuestro modelo de Innovación Abierta early-stage, y compartiré algunos aprendizajes clave de nuestro viaje.

¿Qué significa Innovación Abierta early-stage?

Tal como lo describe Henry Chesbrough, considerado el padre de la Innovación Abierta:

La innovación abierta significa que las ideas valiosas pueden venir de dentro o de fuera de la empresa y que pueden llegar al mercado desde dentro o desde fuera de la empresa también.

Esto implica que existe un gran abanico de formas de hacer Innovación Abierta: trabajar o invertir en startups, establecer joint ventures, crear consorcios de investigación, spin-offs, licenciar o comprar propiedad intelectual, participar en la definición de estándares, cocreación con clientes, crowdsourcing o colaborar con universidades, entre otros modelos.

En Telefónica tenemos varias iniciativas de Innovación Abierta que se centran en detectar la innovación que se produce fuera de la empresa para integrarla en Telefónica. A través de estas iniciativas, involucramos a diferentes agentes del ecosistema emprendedor como startups, emprendedores, fondos de capital riesgo, así como una amplia red de socios estratégicos. Trabajamos conjuntamente con otros agentes de los ecosistemas emprendedores en los que estamos presentes, desarrollando alianzas y programas verticales conjuntos en industrias tecnológicas relevantes para convertirnos en los principales socios de los futuros game-changers.

Este artículo profundiza en las dos iniciativas que se centran en la Innovación Abierta early-stage y, por tanto, representan lo que llamamos nuestro enfoque de innovación abierta en fases tempranas: Wayra Builder y Open Innovation Campus.

Wayra Builder, nuestro vehículo de creación de startups

En 2006 lanzamos nuestro primer vehículo de inversión: Telefónica Ventures. Desde entonces, hemos mantenido nuestro compromiso inquebrantable de aportar innovación a nuestra empresa mediante la colaboración con emprendedores de todo el mundo. En 2011 lanzamos Wayra y en 2020 Wayra Builder y Wayra X (un vehículo de inversión que invierte en startups B2C en fase early-stage, por lo que también podría considerarse parte de nuestro enfoque early-stage, pero no se incluye en este artículo). De esta manera hemos sido capaces de generar un ecosistema con diferentes iniciativas que cubren todas las etapas del emprendimiento tanto en términos de madurez de las startups como del ticket de inversión.

Wayra Builder se creó a principios de 2020 para aumentar el valor de la cartera de startups de Telefónica complementando los vehículos de inversión existentes, mediante la creación de nuevas empresas basadas en ideas innovadoras con un alto potencial de mercado.

Creamos e invertimos hasta 350.000 € en startups que provengan de ideas de negocio concebidas en los cuatro mercados principales donde opera Telefónica: España, Reino Unido, Alemania y Brasil. A través de esta inversión, obtenemos un máximo del 20% del capital, para asegurar que el captable de la startup resultante no comprometa futuras rondas de inversión. Las ideas de negocio deben ser 100 % digitales, sin basarse en hardware propietario, y en cualquiera de estas áreas clave: IoT, vídeo, nube, IA, ciberseguridad, big data, juegos o metaverso. Las ideas pueden ser tanto B2B como B2C y, aunque nacen localmente en cualquiera de los países mencionados anteriormente, aspiran a convertirse en empresas globales.

Cuando se creó Wayra Builder, se trataba principalmente nuestro vehículo para dar rienda suelta a las ideas internas. Seguimos siendo un vehículo de spin-out, pero también estamos aprovechando el conocimiento que tienen las unidades de negocio de Telefónica para identificar áreas de oportunidad, así como otras iniciativas internas, como nuestro equipo de New Trends (dedicado a explorar las tendencias futuras en diferentes industrias y mercados) y Open Future (un programa estratégico de emprendimiento regional desarrollado en alianza con socios públicos y privados). Al mismo tiempo, buscamos fuentes externas de ideas, como otros creadores de empresas, otras corporaciones, el mundo académico, nuestra propia página web y, por supuesto, el boca a boca. Así pues, experimentamos con estas fuentes para entender qué funciona y qué no, con el objetivo de aprender cómo hacerlas funcionar.

Para construir startups y mejorar su tasa de éxito, es esencial crear prototipos y validar tantas hipótesis como sea posible. Para ello, el equipo de Wayra Builder es multidisciplinar y apoya a los fundadores durante la fase de validación, antes de la creación de la startup, pero también después de su creación. Proporcionamos a nuestros emprendedores y startups asesoramiento tecnológico, de diseño y experiencia de usuario, de producto y de negocio. Lo llamamos Asesoramiento 360, ya que estamos cubriendo todas las áreas en las que el emprendedor y la startup pueden necesitar apoyo.

Aunque nuestra forma de trabajar puede ajustarse a la situación particular de la idea de negocio, se compone en general de los siguientes principios:

  1. Identificar y validar la idea. Los proyectos de venture building nacen de un ejercicio exhaustivo de recopilación de ideas y/o tecnologías propias de Telefónica o mediante la exploración de otras fuentes externas. Una vez seleccionada la idea, generamos un plan de negocio.
  2. Construir el equipo. Si el equipo no existe ya, primero identificamos al director general que se ajusta al perfil necesario, y luego construimos el resto del equipo. Los perfiles varían en función del tipo de startup y de su grado de madurez.
  3. Búsqueda de co-inversores. Todos los proyectos necesitan una cantidad mínima de capital para ser fundados. Dependiendo del tipo de proyecto esta cantidad será diferente, pero debe ser suficiente para cubrir las necesidades de la startup durante los siguientes 18 a 24 meses. Buscamos co-inversores no solo para asegurar que la startup consiga el capital necesario para arrancar, sino también porque tener otros inversores interesados en la creación de la startup es parte del proceso de validación de la idea de negocio.
  4. Constituir la startup. Una vez identificada la idea, construido el equipo y asegurados los co-inversores, creamos la empresa, apoyando al equipo y estructurando un captable adecuado que ayude a la startup a atraer a otros inversores en el futuro.
  5. Apoyar durante la construcción y el lanzamiento del producto mínimo viable (MVP). A partir de ese momento, Wayra Builder apoya al equipo de la startup en el desarrollo del MVP y su lanzamiento en el mercado.

Desde el lanzamiento de Wayra Builder hemos creado cuatro startups, una de ellas ha sido cerrada recientemente. Las startups activas que tenemos actualmente en nuestro cartera son las siguientes:

  • Deeder proporciona a las empresas una forma de ofrecer a sus clientes una manera sencilla y rápida de firmar contratos a través de una plataforma de mensajería. Todo ello con una validez legal más fuerte que la de las firmas manuscritas.
  • Shaadow es una startup de ciberseguridad que protege la documentación corporativa, evitando que se filtren documentos confidenciales de la empresa al protegerlos con una marca de agua invisible que permite la total trazabilidad de la documentación.
  • Wiper es una plataforma de educación para jugadores. Un modelo educativo innovador basado en IA (Inteligencia Artificial), las habilidades cognitivas y las soft skills, con un estrecho contacto entre Ex Proplayers y jugadores amateurs a través de una potente plataforma online y contenidos formativos.

Shaadow y Deeder fueron inicialmente tecnologías patentadas de Telefónica que identificamos como una oportunidad de spin-out. Wiper es el resultado de una colaboración con otro venture builder.

Telefónica Open Innovation Campus, un puente bidireccional con el mundo académico

Open Innovation Campus (OICampus) nace en marzo de 2020 con la misión de ser un puente bidireccional que cierre la brecha entre el mundo académico y Telefónica. Para ello, diseña, ejecuta y escala modelos de colaboración que combinan activos de ambos mundos para crear una innovación de impacto que aborde las necesidades, retos y oportunidades clave identificadas en la compañía.

Un aspecto clave de nuestra forma de trabajar es que todo comienza con una necesidad, un problema, un reto o una oportunidad identificada en la empresa que puede abordarse colaborando con el mundo académico. Partiendo de esa necesidad nos acercamos a instituciones académicas y diseñamos e implementamos un modelo de colaboración que combine los activos de ambas partes para obtener los resultados esperados. Open Innovation Campus es un puente bidireccional, lo que significa que, en algunas ocasiones, es una institución académica la que se acerca con una propuesta para abordar una necesidad.

Sin duda, el mundo académico ofrece un abanico de posibilidades para cubrir necesidades que tenemos en las empresas. Estas necesidades se pueden agrupar en cuatro tipos:

  1. Conocimiento y tecnología.
  2. Una fuente de inspiración.
  3. Una forma de expansión.
  4. Talento.

A continuación, profundizaremos en cada uno de estos tipos de necesidades con ejemplos concretos de iniciativas que hemos llevado a cabo desde OICampus. De esta forma, ilustraremos la relevancia de estas colaboraciones tanto para la empresa como para el mundo académico.

  • Conocimiento y tecnología
    Como ejemplo de colaboración en esta línea, en 2021 pusimos en marcha el Labstudio de Tecnologías Inmersivas junto con un grupo de investigación de la Universidad Carlos III de Madrid. En este laboratorio, expertos en Hogar Digital de Telefónica e investigadores de la universidad exploraron un reto importante: la correcta configuración de los dispositivos por parte de los usuarios finales y la resolución de los problemas que surgen con la tecnología.
  • Fuente de inspiración
    El mundo académico también es una fuente de inspiración. En este sentido, hemos llevado a cabo diferentes iniciativas centradas no solo en la innovación, sino también en el emprendimiento. Hemos lanzado convocatorias abiertas para estudiantes universitarios, en busca de ideas e inspiración para resolver retos tecnológicos reales en el contexto de la transformación digital. Entre otras, hemos abordado cómo lidiar con el problema de las noticias falsas utilizando IA o cómo la IA puede ayudar a las personas a satisfacer las necesidades que tienen en sus hogares. Desde OICampus también estamos apoyando a Wayra Builder para que se acerque a las universidades en busca de ideas y proyectos de sus estudiantes e investigadores que puedan convertirse en startups. En esta línea, en 2021 lanzamos un reto en el ecosistema académico de Israel. Y estamos participando en el reto “De la idea al producto”, cuyo objetivo es premiar los mejores proyectos empresariales de diez universidades andaluzas. En el caso de nuestro vehículo de inversión Wayra X, desde Open Innovation Campus se les está ayudando a llegar a las incubadoras y aceleradoras universitarias fuera de la huella de Telefónica para identificar potenciales startups en las que invertir.
  • Una forma de extensión
    El mundo académico también ofrece a las empresas una forma de extenderse y llegar a donde no pueden hacerlo con sus propios medios. En este ámbito pusimos en marcha el Tinkering Lab Living Games, donde desarrollamos tres juegos casuales para nuestro producto de televisión junto con estudiantes de diferentes perfiles relacionados con el diseño y la programación de videojuegos de la universidad U-tad. Durante seis meses, los estudiantes obtuvieron una beca remunerada para trabajar en este laboratorio junto con el equipo del Hogar Digital de Telefónica con el objetivo de crear tres propuestas de juegos casuales inspirados en los clásicos Memory, Tres en raya o Conecta 4.
    Además, el Programa TUTORIA, con más de cuatro años de historia y dirigido a las universidades más relevantes a nivel nacional e internacional, ofrece retos reales del mercado a los estudiantes como tema para sus trabajos fin de grado y de máster. De esta forma, se ofrece la oportunidad de conectar a los mejores expertos de Telefónica con el talento universitario.
  • Talento.
    Y, por supuesto, el mundo académico es una fuente indudable de talento. De hecho, la identificación del talento es siempre un resultado esperado para todas las actividades que realizamos en Open Innovation Campus. En este sentido, hacemos hincapié en la promoción del talento femenino en STEM. Formamos parte de la #AlianzaSTEAM promovida por el Ministerio de Educación español. Y Open Innovation Campus puso en marcha en Telefónica el programa #GirlsLoveTech con el objetivo principal de animar a las jóvenes a elegir carreras científicas y tecnológicas. Este programa consta de diferentes iniciativas con el fin de orientar a las jóvenes y sus carreras profesionales hacia los nuevos perfiles digitales. El programa incluye la participación de la primera comunidad de mujeres #STEAM en Telefónica, con actividades de formación y mentoring para mujeres jóvenes de toda España.

Principales aprendizajes

Nuestro enfoque actual de la Innovación Abierta early-stage es el resultado de la evolución de las diferentes iniciativas que hemos creado durante todos estos años y, lo que es más importante, de nuestras lecciones aprendidas.

Hay algunas lecciones generales que podrían aplicarse realmente a cualquier tipo de iniciativa de innovación. Específicamente:

  1. Es fundamental la alineación de las iniciativas de innovación con la estrategia y las prioridades de la empresa. De lo contrario, estarás haciendo el llamado teatro de la innovación y, por tanto, a la empresa no le importarán los resultados que consigas.
  2. Asegúrate de que estás creando valor y mídelo, para poder mostrar el impacto que tus iniciativas de innovación tienen en la empresa.
  3. Las iniciativas de Innovación Abierta potencian el cambio cultural y la transformación de los procesos. Aprender a trabajar con terceros (startups, socios, instituciones académicas…) adaptando los procesos internos de la empresa y siendo más flexibles.
  4. Tras algunos años de experiencia, se puede utilizar la plataforma, el conocimiento y la infraestructura construidos para servir a terceros (como otras corporaciones y organismos públicos), como otra forma de fortalecer el ecosistema, e incluso como mecanismo para generar ingresos que apoyen las actividades de Innovación Abierta.

También tenemos algunos aprendizajes específicos con respecto a nuestra experiencia en la creación de empresas:

  1. Una tesis de inversión clara establece los objetivos y las reglas del juego para todos, incluido su comité de inversión.
  2. Un buen equipo y las validaciones del mercado son fundamentales. Las posibilidades de éxito son mayores con un buen equipo y una mala idea que con un mal equipo y una buena idea. Las validaciones de mercado son clave. Nuestras decisiones se basan en evidencias de mercado y las validaciones en torno al proyecto o la idea, pero también, como ya se ha mencionado, contar con otros inversores forma parte de nuestro proceso de validación.
  3. Los activos corporativos son un fuerte diferenciador. No somos solo inversores; en Telefónica tenemos ciertos activos que pueden ayudar a las startups a crecer. Apoyamos a nuestras startups mediante el mencionado Asesoramiento 360, también podemos ayudarles a generar negocio, beneficiándose de estar en nuestro ecosistema emprendedor y de nuestras conexiones. Es importante tener en cuenta que nosotros no queremos ser el primer cliente de nuestras startups, porque no somos el cliente más rápido pero sobre todo porque no queremos que dependan de nosotros. Nuestras startups son empresas independientes, de ahí que sea importante demostrar que hay una oportunidad de negocio potencial y que no somos los únicos clientes potenciales.
  4. Estar siempre abierto a ideas y fuentes de ideas. Ideas de dentro y de fuera de la empresa, aprovechar cualquier oportunidad que te permita explorar en busca de ideas. Y experimentar con las diferentes fuentes de ideas, aprender cuáles funcionan y cómo sacarles partido. Buscar los socios adecuados. No tener miedo de rechazar ideas, porque vas a tener que rechazar muchas para encontrar una con la que quieras avanzar. Y tendrás que tomar decisiones sin tener una certeza del 100%, por lo que tendrás que asumir riesgos.

Y me gustaría terminar con algunos aprendizajes particulares en lo que respecta a la colaboración académica y empresarial:

  1. Si quieres que los resultados de la colaboración tengan un impacto en la empresa, tienes que asegurarte de que estás abordando una necesidad que tienes en la compañía. De lo contrario, esta colaboración será “nice to have” y las probabilidades de obtener algo significativo y, por tanto, utilizado por la empresa, son muy bajas.
  2. Obviamente, la empresa y las instituciones académicas son muy diferentes, no solo en su forma de trabajar sino también en sus objetivos y estructura interna. En una institución académica tenemos, por un lado, a la propia institución; y, por otro, a los profesores e investigadores (en el caso de las universidades también están los estudiantes). Los objetivos y necesidades de cada uno de estos actores son muy diferentes. Por eso, desde el primer momento hay que ser muy transparente y tener muy claros los objetivos que cada parte quiere conseguir. Es necesario empatizar con los objetivos de cada uno para encontrar dónde convergen y determinar qué prioridades y qué resultados se esperan de la colaboración.
  3. Hay que diseñar y aplicar un modelo de colaboración que permita satisfacer las necesidades de ambos. Empezamos creando una cartera de más de veinte posibles modelos de colaboración que utilizamos para diseñar y construir los modelos de colaboración que implementamos.
  4. Es necesario tener muy claro en todo momento dónde centrar tus esfuerzos. Por ejemplo, en el mencionado Labstudio, establecimos objetivos trimestrales, revisamos los resultados y volvemos a fijar objetivos para el siguiente trimestre. Y, por supuesto, esto debe ir acompañado de un canal de comunicación muy fluido entre ambos equipos en el día a día.

Para Telefónica la capacidad de anticiparse al futuro es clave. Esto nos permite entender las necesidades de la sociedad y seguir siendo pioneros en el mundo digital. Para lograrlo, nos basamos en la innovación creada internamente y en lo que aportan nuestras iniciativas de Innovación Abierta en todas las etapas, incluidas, por supuesto, nuestras iniciativas en fase inicial Wayra Builder y Open Innovation Campus.


Medios de comunicación

Contacta con nuestro departamento de comunicación o solicita material adicional.