Negocios en la base de la pirámide por multinacionales: ¿negocio o empoderamiento?

Esta semana tuve el honor de asistir a un curso organizado por Innobasque con el prometedor título de “Base de la Pirámide y Negocios Inclusivos”. Enhorabuena Innobasque  y el Laboratorio...

11/03/2011

 David de San Benito / @davidsanben

Esta semana tuve el honor de asistir a un curso organizado por Innobasque con el prometedor título de “Base de la Pirámide y Negocios Inclusivos”. Enhorabuena Innobasque y el Laboratorio base de la Pirámide, de los debates más interesantes que he podido escuchar hasta ahora sobre este tema por estos lares.

 

Se habló de protocolos, modelos, empoderamiento de la comunidad, co-creación de empresas. Pero también se habló de la idoneidad de las grandes multinacionales para implantar negocios inclusivos. ¿Implantan las multinacionales verdaderos negocios inclusivos en la base de la pirámide? Pues según se mire y quien lo diga.

 

Tomando como referencia el estudio de Erik Simanis y Stuart Hart sobre “The Base of the Pyramid Protocol: Toward Next Generation BoP Strategy”, la respuesta es no, al menos por ahora.

 

Este estudio identifica 3 fases que  un negocio de este tipo tiene que cumplir: Apertura, Construcción del ecosistema y Co-creación de empresas. En mi opinión podemos encontrar casos de multinacionales que cumplen con la apertura de mercado y la construcción del ecosistema como por ejemplo Unilever. Sin embargo la co-creación de empresas requiere cambios culturales que sólo organizaciones flexibles como las empresas sociales pueden acometer. Es decir, la co-creación es sinónima de  mirar en términos de igualdad a tu socio, compartir al 50% del pastel o negocio, etc … generosidad no fácil de encontrar en grandes multinacionales … por ahora.

 

Sin embargo, Michael Porter y su concepto de “Creating Shared Value” , utiliza un concepto mucho más flexible que el anterior. Si bien habla de generar un impacto social, no lo identifica con la co-creación de empresas como valor fundamental sino que lo orienta a negocio e iguala a otros retornos como la generación de innovación y por tanto crecimiento de la empresa. Sin duda, a más empoderamiento de la sociedad menos rentabilidad para el negocio (costes de formación, generación de nuevas redes de distribución, co-creación, y cesión del 50% del pastel).

 

¿Qué modelo es más apto para las multinacionales? El tiempo lo dirá pero si hay que mojarse, Michael Porter tiene las de ganar a corto plazo.

Medios de comunicación

Contacta con nuestro departamento de comunicación o solicita material adicional.