Las TIC vienen al rescate de la educación y la sanidad

Los gastos en cuidados sanitarios y matrículas estudiantiles aumentan cada año más rápidamente que la inflación en su conjunto. ¿Cómo reducir los costes? Según explica en el diario "El País" , ...

12/12/2011

Redacción

Redacción

Los gastos en cuidados sanitarios y matrículas estudiantiles aumentan cada año más rápidamente que la inflación en su conjunto. ¿Cómo reducir los costes? Según explica en el diario “El País”, Jeffrey D. Sachs, profesor de Economía y director del Earth Institute en la Universidad de Columbia, las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) viene al rescate.

Para la sanidad, Sachs plantea enfoques innovadores que combinan tres ideas. La primera consiste en utilizar las TIC para ayudar a que las personas monitoricen sus problemas de salud y para conectar a dichas personas con expertos que ofrecen asesoramiento. La segunda es dar poder a los trabajadores de servicios de extensión (a veces llamados “agentes comunitarios de salud”) para que proporcionen cuidados domiciliarios para prevenir enfermedades más graves y reducir los altos gastos en hospitales y médicos. La tercera idea tiene que ver con el reconocimiento de que muchas enfermedades surgen o empeoran debido a las circunstancias sociales que atraviesan las personas. Quizá el paciente se encuentre aislado, solo, con depresión, parado o afrontando desgracias personales o familiares. Si estas situaciones se pasan por alto, puede que den lugar a trastornos médicos costosos, y hasta mortales.

 

En lo que se refiere a la educación, el profesor explica que las TIC están revolucionando el aula y reduciendo los costos de producción de materiales educativos de primer nivel. Muchas universidades suben grabaciones de sus clases a Internet para que, de forma gratuita, cualquier persona en el mundo pueda aprender física, matemáticas o economía con clases impartidas por catedráticos de reputación mundial. En la Universidad de Stanford, este otoño, dos catedráticos de Informática ofrecieron sus cursos vía Internet a estudiantes en cualquier lugar del mundo; de momento, ya tienen 58.000 alumnos inscritos.

 

En términos económicos, las tecnologías de la información y la comunicación son “disruptivas”, lo que significa que van a competir con las formas existentes de hacer las cosas que son más caras.  Las economías del mundo, tanto las ricas como las pobres, tienen mucho que ganar si aceleran la innovación en esta era de la información.

 

Lee aquí el artículo completo de “El País”

Medios de comunicación

Contacta con nuestro departamento de comunicación o solicita material adicional.