Las empresas y su impacto en los derechos humanos

La realidad del mundo nos demuestra, por desgracia, que los derecho humanos no siempre se respetan, la solución pasa por el trabajo colectivo para conseguir impulsar su reconocimiento e tanto desde la administración pública como desde la empresa privada.

22/06/2016

  Sofía Montes Díaz-Rato – RC y Sostenibilidad

La realidad del mundo nos demuestra por desgracia que los derecho humanos no siempre se respetan; la solución pasa por el trabajo colectivo para conseguir impulsar su reconocimiento e tanto desde la administración pública como desde la empresa privada.

La semana pasada, durante el XXIV congreso organizado por EBEN España en la sede del Instituto de Empresa (IE) en Segovia analizamos en profundidad el papel relevante que tienen las empresas para  la protección y promoción de los derechos humanos y la gestión responsable o el control exhaustivo de la cadena de suministro como elementos clave para el desarrollo.

Así lo entendió Naciones Unidas y por ello aprobaron en el 2011 los Principios Rectores de Derechos Humanos “como conjunto de principios producido por la ONU sobre la relación entre empresa y derechos humanos” explicaba Begoña Sánchez Ramos, Presidenta de Across –RSC- Internacional, el primer paso es “conocer en qué posición se encuentra las empresas en materia de derechos humanos e identificar los riesgos de incumplimiento y las oportunidades de negocio de tal manera que puedan desarrollar una estrategia que les permita llevar a cabo acciones concretas y medibles”.

 

 

Durante la sesión inaugural del Congreso Julio Linares (foto superior), Vicepresidente del Consejo de Administración de Telefónica SA y Presidente de la Comisión de Regulación y Asuntos Institucionales del Consejo hizo hincapié en algunos de los problemas que surgirán a partir de la revolución digital: habrá riesgos de brecha geográfica, cultural y generacional, así como un mayor distanciamiento para quienes permanezcan fuera de la ola digital. Porque la digitalización nos va a afectar a todos, empresas, usuarios, gobiernos…  “Y tenemos que trabajar y aunar esfuerzos para conseguir que nadie se quede fuera”.

Más tarde, en la mesa redonda de clausura, abordamos el debate y analizamos cómo las empresas han conseguido aplicar los principios rectores, pues la defensa de los derechos humanos por las empresas no sólo tiene que ver con la explotación laboral, “todas las empresas tienen un impacto en los derechos humanos, no sólo las manufactureras y por eso hay que velar por su cumplimiento” comenzó explicando Emilio Martín-More Coloma, Director de Reporting & Responsible Policies – Responsible Business de BBVA.

Nuria Pizarro, experta en Derechos Humanos en Telefónica, dio a conocer a los asistentes cómo las TIC e Internet desempeñan un papel clave para promover el cumplimiento y  presentó el trabajo realizado por Telefónica en su evaluación de impacto de Derechos Humanos en 2012. Además de asumir la dificultad que supuso iniciar la evaluación de impacto conforme a  los principios rectores (pues por su reciente aprobación, carecía de guías de implementación que pudieran utilizarse como referentes), este trabajo supuso una oportunidad para concienciar a la compañía a nivel global gracias a su transversalidad y al gran número de áreas implicadas. El reto ahora, afirma, es la gestión de las oportunidades y trabajar en las líneas de acción establecidas tras los últimos resultados de la evaluación del impacto.

Como conclusión destaca que el proceso es clave en la promoción proactiva de los derechos humanos y como elemento diferenciador para no adoptar simplemente una actitud de no hacer daño, sino que hay que ir más allá: “si estamos haciendo las cosas mal tenemos la oportunidad de remediarlo”.

En algo coinciden todos los asistentes el papel de la tecnología es fundamental  a la hora de promover los derechos humanos, algo que ya resaltó Linares durante la sesión inaugural, así lo corrobora también Beatriz Sánchez Guitián Directora de Marca y Responsabilidad Social Corporativa de INDRA “La tecnología ofrece grandes oportunidades para defender los derechos humanos. Esta idea está contemplada en nuestro código ético y de cumplimiento legal”.

Tal y como destacó Joaquín Garralda, Decano de Ordenación Académica de IE Business School y Presidente del Comité Científico, “la única característica del ser humano es su capacidad para comprometerse” y el compromiso de Telefónica con la promoción de los Derechos Humanos -como explicó Nuria Pizarro- es indeclinable pues incluso exploramos las oportunidades que promuevan el respeto de los Derechos Humanos facilitando el acceso a la salud, la inclusión, el acceso a la tecnología y a la educación o eliminando barreras idiomáticas…”.

 

Medios de comunicación

Contacta con nuestro departamento de comunicación o solicita material adicional.