La ecoficiencia de los residuos en Telefónica

Son incuestionables los beneficios que los equipos eléctricos y electrónicos aportan a nuestras vidas: un teléfono, un ordenador portátil, un sensor…. y como su rápida evolución hace que nuestra...

13/06/2013

Redacción

Redacción

Son incuestionables los beneficios que los equipos eléctricos y electrónicos aportan a nuestras vidas: un teléfono, un ordenador portátil, un sensor…. y como su rápida evolución hace que nuestra forma de vivir, trabajar o socializarnos haya cambiado tanto en los últimos años. Incluso esta misma transformación provoca oportunidades para mejorar nuestro medio ambiente, ser más eficientes en el consumo de recursos o conservar mejor nuestra biodiversidad.

 

Sin embargo, queremos en este post poner el foco en la gestión de esos equipos cuando ya no cumplen su función, cuando pasan a ser residuos de equipos eléctricos y electrónicos (RAEE) o  e-waste, los de mayor crecimiento en estos momentos, suponen ya el 1% del total de desechos sólidos en el Mundo según UNEP (Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente). En ese momento pueden ser todavía fuente de recursos o, por el contrario, una fuente de problemas para la salud y el medio ambiente y eso, dependerá de una correcta gestión, primando su reutilización y reciclado.

 

 

Según un estudio de la ERT, los teléfonos móviles tienen 2 o 3 usos y una vida útil de entre 2 y 11 años. En la actualidad el cambio de terminal se produce cada día con mayor frecuencia y muchos de ellos terminan en la basura, lo que supone un riesgo de contaminación al medio ambiente, además de una pérdida de oportunidad de ahorrar en el consumo de recursos naturales. El elemento más delicado desde el punto de vista de la contaminación son las baterías.

 

Cobre, plástico, cerámicas, vidrio… todos los materiales de los que se componen pueden ser recuperados y usados para generar energía o fabricar nuevos productos tales como productos electrónicos, tuberías o joyas, entre otros.

 

En Telefónica apostamos por la búsqueda de las mejores opciones, reutilizamos los equipos si es posible y reciclamos los demás siempre a través de entidades certificadas y, con el menor desplazamiento posible. Para ello también trabajamos en el fortalecimiento de las estructuras de gestión de residuos es los países donde es necesario. Los residuos se generan en casi todos los procesos de la actividad de Telefónica,  en nuestras redes, en oficinas y en las casas de los clientes, si bien en su mayoría no poseen componentes peligrosos y se pueden reciclar.

 

 

Los residuos de equipos eléctricos y electrónicos (RAEE) se generan en grandes cantidades, tanto internamente como en los hogares de los clientes. A través de la reutilización se logra reducir de forma considerable el volumen de residuos. La ecoeficiencia en la gestión de residuos es de vital importancia, no sólo en lo ambiental, sino también en lo económico: en 2012 esta práctica de reutilización de equipos de telefonía fija en Telefónica España supuso un ahorro de ocho millones de euros.

De cara al cliente residencial móvil, Telefónica trabaja en la promoción de programas de reutilización y reciclaje. Partimos siempre de que el mejor residuo es el que no se produce. Así, gracias a estas iniciativas, los clientes depositan sus teléfonos móviles antiguos y obtienen un beneficio económico por ello y nosotros controlamos toda la cadena de tratamiento posterior para asegurar una gestión responsable. Telefónica también ofrece el reciclaje de aquellos móviles que no pueden reutilizarse. En 2012, tal y como mostramos en nuestro Informe de Sostenibilidad de 2012, la Compañía recogió 147 toneladas de teléfonos de clientes para su reutilización y 69 toneladas para su reciclaje.

Por último, me gustaría mencionar que Telefónica colabora en la elaboración de estándares para reducir el impacto ambiental de los equipos eléctricos y electrónicos, por ejemplo la Recomendación ITU-T L.1000 del cargador universal, con el que se espera eliminar 82.000 toneladas de cargadores y al menos 13,6 millones de toneladas de CO2 anuales.

 

 

 

Medios de comunicación

Contacta con nuestro departamento de comunicación o solicita material adicional.