La discapacidad envejece

En España, más de la mitad de las personas con discapacidad supera los 65 años, siendo la media de edad de este grupo 64,3 años. Teniendo en cuenta que en España cerca de 3,85...

23/02/2012

Redacción

Redacción

 

En España, más de la mitad de las personas con discapacidad supera los 65 años, siendo la media de edad de este grupo 64,3 años. Teniendo en cuenta que en España cerca de 3,85 millones de personas tienes discapacidad (un 8,5%), significa que unos 2,23 millones de ellos han cumplido los 65 años, es decir, un 57,89% de las personas con discapacidad pertenece al grupo llamado “tercera edad”.

 

A pesar de ello, la esperanza de vida ha aumentado por lo que se trata de un colectivo con ganas de superación. Según la Encuesta de Discapacidad, Autonomía personal y situaciones de Dependencia (EDAD-2008), apenas alrededor de 270.000 residen en centros para mayores. Oriol Alsina, gerente de la Federación Amigos de los Mayores, señala que “el aislamiento es uno de los males de la actualidad, pero también la reducción asistencial”.

 

La Organización Mundial de la Salud (OMS) entiende la discapacidad como “un fenómeno complejo que limita la realización de una actividad dentro del margen de lo que se considera normal, y que refleja una interacción entre las características del organismo humano y las de la sociedad en la que vive”.

 

Existen diferentes tipos de discapacidad, y en función de ésta existen centros de atención específicos. En los casos de discapacidad psíquica se ocupan de mantener la calidad de vida de las personas con discapacidad planteando actividades para mejorar las capacidades que se van perdiendo, por ejemplo actividades físicas y ejercicios de memoria para mantener la psicomotricidad y se desarrollan ejercicios cotidianos, como hacer la cama, organizar la compra o planchar.

 

En estos centros, se pone a disposición de los mayores con discapacidad los servicios de diferentes profesionales que elaboran tratamientos personalizados a las necesidades de cada paciente según sus dificultades físicas, cognitivas o afectivas del mayor.

 

Las principales causas son demencias, parkinson, secuelas de accidentes cerebrovasculares, enfermedades cardiovasculares o pulmonares, entre otras.

 

En el Año Europeo del Envejecimiento Activo y de la Solidaridad Intergeneracional que se celebra en 2012 se busca sensibilizar a la población sobre este tema y abogar por la prevención ya que evitar la discapacidad es una meta accesible. La ausencia de discapacidad y enfermedades es aliada de chequeos y valoraciones adecuadas, de planes de acción personalizados y del apoyo de la familia.

 

Foto | Bruno Unna

Medios de comunicación

Contacta con nuestro departamento de comunicación o solicita material adicional.