ITU Green Standards Week – Todo sobre las smart city

International experts on smart sustainable cities met last week during the third ITU Green Standards Week (GSW) , held at Telefónica ’s headquarters in Madrid, to respond to major questions...

Actualizado última vez el

4 min

Lourdes Tejedor / @madrid2day

Lourdes Tejedor / @madrid2day

Editora. Telefónica S.A.

Expertos internacionales en smart sustainable cities se reunieron la pasada semana en la III ITU Green Standards Week (GSW), celebrada en la sede de Telefónica en Madrid, para dar respuesta a los principales interrogantes sobre las ciudades inteligentes y acelerar su desarrollo.

¿En una smart city las personas son más felices?

Es posible porque pueden vivir mejor. El foco de las smart cities han de ser los ciudadanos. Aquí entra el concepto de sostenible. Hablaríamos, por tanto, de ciudades inteligentes, con la tecnología en el centro, y sostenibles, que contribuyan al desarrollo económico, social, ambiental y tecnológico, según ha indicado Carlos López Blanco, director global de Asuntos Públicos y Corporativos de Telefónica.

Los servicios smart pueden hacer de nuestras ciudades lugares más seguros, eficientes, limpios y adecuados para vivir, ha resaltado Malcolm Johnson, director de la Oficina de Estandarización en Telecomunicaciones de la UIT.

Para Eliseo Trasobares, director de marketing y soluciones de Huawei Enterprise: el modelo de Smart Cities está basado en una sociedad segura y ordenada, una vida saludable y feliz, y una economía ‘verde’ y sostenible.

¿Cuál es el papel de la tecnologías en las smart sustainable cities?

El desarrollo de la Smart City requiere la creación de servicios inteligentes basados en datos interoperables y en tiempo real de manera eficiente. De este modo un uso intensivo de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) permite optimizar los servicios urbanos actuales y generar otros nuevos en áreas como la movilidad, la energía y el medio ambiente, la economía local, el gobierno de la metrópoli y la calidad de vida de los ciudadanos.

Desde un punto de vista tecnológico, una plataforma horizontal común a varios servicios inteligentes es clave para poder desarrollar la smart city de manera sostenible.

¿Cómo se sabe si una ciudad es smart city? ¿Hay grados?

Hoy en día es difícil de decir. …-. Sin embargo, está pendiente medir. El Focus Group sobre Ciudades Sostenibles Inteligentes impulsado por la UIT y presidido por Telefónica trabaja para definir unos indicadores relativos a los ahorros energéticos, agua, residuos, etc.. que se generan en una smart city. El objetivo es tenerlos a finales de 2013.

Estamos en crisis… ¿Requiere una gran inversión convertirse en smart city?

La idea –ha comentado José Luis Diaz Huber, Gerente de Smart Cities de Telefónica España– no es aumentar el gasto público, sino reordenarlo y aprovechar tecnologías existentes para sacar el máximo partido a la ciudad conectada. En definitiva poner la tecnología al servicio de la estrategia de la ciudad.

Encontramos un buen ejemplo en la ciudad de Logroño, que apuesta por una plataforma tecnológica que integre todas las redes de comunicación para multiplicar su uso. Servirá tanto para la red de alumbrado como para la gestión del tráfico y el control de la contaminación en el aire, ha explicado la alcaldesa Concepción Gamarra, también vicepresidente de RECI (Red Española de Ciudades Inteligentes).

Tanto Diaz como representantes de empresas como Huawei y Ericcson y de entidades como Red.es han hecho hincapié en la importancia del cloud o nube para poner los avances al alcance de las ciudades más pequeñas.

Por otra parte, varios ponentes han señalado que las ciudades inteligentes promueven la economía porque implican a muchas empresas y favorecen la generación de empleo, por ejemplo, en el campo del desarrollo de aplicaciones TIC y el big data.

Además, los servicios smart generan ahorros: con soluciones de smart buildings (edificios inteligentes) pueden ahorrarse hasta un 30% en la factura de electricidad, hasta un 50% con smart lighting (alumbrado inteligente) y entre 30% y un 50% con sistemas de riego inteligente. En esta línea, el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, tiene clara la estrategia de “Málaga Smart”:  utilizar preferentemente las TIC para mejorar la gestión, reducir los costes de la prestación de servicios y generar valor para el ciudadano.

Para ir más allá con menos, como ha dicho Gamarra, se necesitan estándares para replicar las experiencias con facilidad en cualquier lugar del mundo y rentabilizar las inversiones.

También está la financiación europea. Como ha recordado en la jornada Mercè Griera, científico que trabaja en temas de smart cities en la Comisión Europea, contamos con el programa Horizon 2020

¿Quién tiene que promover este tipo de urbes?

El trabajo se basa en la colaboración de los Ayuntamientos con el sector privado (sector TIC, transporte, construcción, utilities…), un aspecto donde queda mucho por hacer.

¿Cuáles son los retos?

La estandarización, por ejemplo, para la medición a través de indicadores homogéneos para todas las ciudades; la interoperabilidad de las tecnologías; la seguridad y la privacidad; la inclusión digital para que nadie se pierda los avances, fundamental, por ejemplo, en Latinoamérica; o el uso de la información, por ejemplo, para anticiparse a los problemas. “El dato de ayer no sirve para nada, el que sirve es el de mañana”, ha comentado Javier Gil, de IBM. De ahí por ejemplo la importancia del big data.

A estos puede añadirse, en el caso de Latinoamérica, el intercambio de mejores prácticas, según ha resaltado Pablo Bello, secretario general de AHCIET. Para ello –ha dicho- se plantean crear una red de smart cities en la región. Pernilla Bergmark, investigadora en Ericsson, también ha resaltado la importancia de compartir los casos de éxito.

Próxima cita sobre smart cities: XIV Encuentro Iberoamericano de Ciudades Digitales, los días 25 y 26 de septiembre, en Quito


Medios de comunicación

Contacta con nuestro departamento de comunicación o solicita material adicional.