Chatbot: ¿qué es, cómo funciona y para qué sirve?  

El auge de la inteligencia artificial ha traído consigo nuevas herramientas de gran utilidad, como los chatbots. Estas aplicaciones son capaces de responder e interactuar con un usuario tal y como lo haría un ser humano, un aspecto de gran importancia para ofrecer una buena atención al usuario.

El auge de los Chatbots.
Comunicación Telefónica

Telefónica

Tiempo de lectura: 4 min

Automatizar tareas como la atención al cliente es una necesidad para muchas empresas de todo tipo de sectores. Y esa es una de las grandes ventajas que brinda el uso de la Inteligencia Artificial. El diseño de herramientas que ayudan a gestionar el contacto con el cliente agiliza un buen número de trámites y resolución de dudas. Un chatbot es una aplicación creada para servir a usuarios y organizaciones. 

¿Qué es un chatbot? 

Un chatbot es un programa informático basado en inteligencia artificial y diseñado para interactuar con los usuarios a través de conversaciones en lenguaje natural. Mediante modelos de lenguaje avanzados, puede entender y responder de manera coherente a las consultas de los usuarios simulando una conversación con una persona. 
 
El objetivo principal de un chatbot es proporcionar asistencia y respuestas lo más precisas posible a preguntas frecuentes o tareas específicas, como realizar reservas, brindar información sobre productos o servicios, y resolver problemas comunes. Algunos se especializan en un ámbito particular, como la atención al cliente, mientras que otros son generales y abordan una amplia gama de temas. 
 
En los últimos años han ganado popularidad debido a su capacidad para mejorar la experiencia del usuario y automatizar tareas repetitivas. A medida que la tecnología avanza, los chatbots se han vuelto más sofisticados y precisos en sus respuestas, lo que impulsa su adopción en diversos sectores, como el comercio electrónico, la salud, la educación y muchas otras áreas donde la interacción rápida y eficiente con los usuarios es esencial. 

¿Cómo funciona un chatbot? 

Estos asistentes se basan en la IA y técnicas como como el procesamiento del lenguaje natural, NLP, y el aprendizaje automático. Ambas tecnologías permiten que el bot comprenda y procese los textos humanos y responda de manera coherente. Para conseguirlo, es necesario un entrenamiento con grandes cantidades de datos lingüísticos que ayude a la máquina a aprender patrones y contextos del lenguaje. 
 
En este ámbito, el procesamiento del lenguaje natural es una parte esencial del funcionamiento de un chatbot. Consiste en descomponer el texto del usuario en elementos más pequeños y comprensibles, como palabras y frases clave. Luego, el sistema analiza la estructura gramatical y el significado de la entrada para determinar la intencionalidad y generar una respuesta adecuada. Además, se identifican elementos relevantes, como nombres de productos o lugares, para mejorar la precisión de las respuestas. En definitiva, aprenden también a interpretar el lenguaje
 
Una vez que el chatbot ha comprendido la intención del usuario y ha generado una respuesta, utiliza algoritmos de aprendizaje automático para mejorar su rendimiento futuro. Se produce una retroalimentación y un aprendizaje a partir de las interacciones efectuadas. A medida que se accede a más personas, los ajustes continúan y se entregan mejores respuestas. 

¿Cuáles son sus principales funciones? 

Saber qué es un chatbot y comprender ayuda a comprender el valor que tiene en las diversas funciones que desempeña y porqué es una herramienta valiosa en ámbitos muy diferentes. Una de ellas es el uso para atención al cliente y el soporte técnico. Estos bots están disponibles las 24 horas del día, los siete días de la semana, responden en el acto a las consultas de usuarios, resuelven problemas comunes y dan asistencia en tiempo real. Así, alivian la carga del personal humano, sobre todo en momentos de alta demanda, realizando estas tareas sencillas y de poco valor. 
 
Otra función destacada es la generación de clientes potenciales. Pueden interactuar con los visitantes de un sitio web o usuarios de redes sociales y recopilar información relevante sobre sus intereses y necesidades. Tras su procesamiento y análisis, los departamentos de marketing pueden personalizar ofertas y promociones, lo que aumenta la eficacia de las campañas. De hecho, su importancia es tal que el 26 % de los especialistas del sector utilizan esta herramienta, según el portal web estadístico Statista. 
 
Además, los chatbots son útiles en el proceso de ventas y comercio electrónico. Guían a los clientes a través de la compra, proporcionan información sobre productos o servicios y responden preguntas sobre disponibilidad, precios y características. Esta interacción en tiempo real consigue impulsar las ventas gracias a una experiencia de compra fluida y personalizada. 
 
Gracias a la combinación de los chatbots y sus características, son de gran ayuda en la educación y el aprendizaje como tutores virtuales. Son de gran utilidad a la hora de completar la información ofrecida en una clase o para rellenar vacíos de conocimiento. Por tanto, los alumnos disfrutan de mayor interacción y autonomía durante su formación. 
 
Por último, se han implementado en el ámbito de la salud, donde proporcionan información básica sobre enfermedades, síntomas y tratamientos. Asimismo, envían recordatorios a los pacientes para la toma de medicamentos, citas médicas y llevan un seguimiento de los tratamientos. Son una herramienta útil que brinda apoyo y ayuda en la comunicación con el médico, pero de ninguna manera reemplazan la atención médica profesional. 
 
Un chatbot es una herramienta de gran valor que facilita el trabajo de millones de profesionales y resuelve dudas de los usuarios. Con su implementación, las empresas y organismos públicos simplifican el trato con los usuarios. 


Medios de comunicación

Contacta con nuestro departamento de comunicación o solicita material adicional.

Logo Centenario Telefónica Celebra con nosotros el Centenario de Telefónica
EMPIEZA LA AVENTURA