POLÍTICA DE RETRIBUCIÓN AL ACCIONISTA

Telefónica establece la política de remuneración al accionista teniendo en cuenta los beneficios del Grupo, la generación de caja, la solvencia, la liquidez, la flexibilidad para acometer inversiones estratégicas, y las expectativas de los accionistas e inversores.

A partir del ejercicio 1998, Telefónica modificó la política de remuneración a sus accionistas, sustituyendo el reparto de dividendos en efectivo por ampliaciones de capital liberadas. Estas operaciones se realizaron con cargo a reservas de libre disposición, en la proporción de una acción gratuita por cada 50.

Las ampliaciones de capital liberadas se llevarán a cabo hasta el ejercicio 2003, en el que se sustituyen por el reparto de dividendos en efectivo como retribución al accionista.

En julio de 2012, en un contexto económico y financiero extremadamente difícil, determinados factores fuera del control de Telefónica provocaron un entorno muy inestable. Estos factores fueron cruciales para que la Compañía tomara medidas para mitigar contundentemente posibles riesgos. Así, el Consejo de Administración decidió, de acuerdo con un principio de gestión prudente y en el mejor interés de todos los stakeholders de Telefónica, cancelar, como una medida excepcional y puntual, el dividendo y la recompra de acciones correspondientes a 2012.

En 2013, la Sociedad retomó la remuneración al accionista con un dividendo en efectivo de 0,75 euros por acción, pagadero en dos tramos. El primero, se pagó el 6 de noviembre de 2013 por un importe de 0,35 euros por acción con cargo a reservas de libre disposición, tal y como aprobó la Junta General de Accionistas celebrada en mayo de 2013. El segundo tramo se pagó el 7 de mayo de 2014, por un importe de 0,40 euros por acción a cuenta de los beneficios del ejercicio 2014.

El Consejo de Administración acordó, en su reunión celebrada el 26 de febrero de 2014, y en relación con el dividendo para 2014, fijar el importe del mismo en 0,75 euros por acción, pagadero en dos tramos:

  • 0,35 euros por acción, bajo la modalidad de “scrip dividend”, (modalidad de dividendo instrumentado mediante una ampliación de capital liberada en la que el accionista puede optar a su elección a percibir la totalidad o parte del importe correspondiente al dividendo en efectivo o en acciones liberadas de nueva emisión de la compañía). En noviembre de 2014 se acordó iniciar la ejecución de este “scrip dividend”.
  • 0,40 euros por acción, abonado el 12 de mayo de 2015, en efectivo.

Además, en la publicación de resultados del segundo semestre de 2014 del día 25 de febrero de 2015, la Compañía anunció que se propondrá la adopción de los acuerdos societarios oportunos para la distribución de un dividendo de 0,75 euros por acción en 2015 y 2016.

  • En 2015, amortizar autocartera por un total del 1,5% de acciones representativas del capital social (realizado en julio de 2015) y distribuir un dividendo de 0,75 euros por acción. Este dividendo se pagará en dos tramos:
    • 0,35 euros por acción bajo la modalidad de scrip dividend (“Telefónica Dividendo Flexible”). La ejecución de este “scrip dividend” se inició en noviembre de 2015, y
    • 0,40 euros por acción en el segundo trimestre de 2016, en efectivo.
  • En 2016, Telefónica amortizó autocartera por un total del 1,5% de acciones representativas del capital social.

En octubre de 2016, en un entorno de crecimiento de flujo de caja y con el fin de acelerar la reducción de deuda por la vía orgánica, Telefónica modificó la política de dividendos para los años 2016 y 2017. Esta decisión reflejó el objetivo de la Compañía de remunerar de forma atractiva al accionista, con una rentabilidad por dividendo consistente con el mercado y un payout (dividendo por acción/FCF por acción) sostenible. Para el año 2016 Telefónica pasará a repartir 0,55 euros por acción:

  • 0,35 euros en noviembre de 2016 mediante un scrip voluntario más 0,20 euros en efectivo en el segundo trimestre de 2017.

Para el año 2017 ascenderá a 0,40 euros por acción:

  • 0,20 euros en el cuarto trimestre de 2017 y 0,20 euros en el segundo trimestre de 2018. Ambos tramos se pagarán en efectivo.