Atrás

Inclusión LGBT+: una responsabilidad compartida

Jueves 25 de junio de 2020

La crisis sanitaria hace patente la necesidad de trabajar para generar entornos inclusivos en las empresas

Este año 2020 ha puesto en evidencia algo que ya sabíamos: la tecnología ha transformado radicalmente cómo nos comunicamos, consumimos, trabajamos y, en definitiva, ha cambiado nuestra forma de vivir. El confinamiento derivado de la crisis sanitaria del Covid-19 ha supuesto un desafío para todas las empresas, que se han visto obligadas a acelerar su digitalización para poder dar respuesta a las demandas de los clientes y la sociedad.

De un día para otro nos encontramos con más de un 95% de los empleados trabajando en remoto. Afortunadamente, Telefónica ya estaba inmersa en un profundo proceso de transformación interna para adaptarse a este nuevo mundo digital, lo que le ha permitido dar una respuesta rápida y eficaz ante la crisis. En definitiva, la revolución tecnológica que vive la Compañía ha sido clave para desarrollar su actividad con relativa normalidad.

Sin embargo, la digitalización de Telefónica es condición necesaria pero no suficiente. Para aprovechar las oportunidades que nos brinda la digitalización es necesario contar con el mejor talento y una cultura de trabajo diversa e inclusiva en el que cada profesional pueda aportar todo su valor.

En Telefónica estamos convencidos de que la diversidad de nuestros equipos, unida a un estilo de liderazgo inclusivo, nos ayuda a obtener mejores resultados empresariales. Por ello, trabajamos para crear y cuidar las estructuras adecuadas para que los mejores profesionales quieran trabajar, quedarse y crecer con nosotros.

We love Diversity

Uno de los ámbitos de trabajo es la inclusión de los empleados LGBT+ y es que, aunque a veces no seamos conscientes, queda mucho trabajo por hacer para alcanzar una igualdad efectiva. Lo demuestran los datos del estudio “La diversidad LGBT en el contexto laboral en España”, en el que ha participado Telefónica y que nos ha permitido saber que apenas un 38% de los empleados LGBT+ españoles se sienten cómodos para hablar de su vida personal en el trabajo.

Esto se traduce en que, mientras que la mayoría de las personas pueden hablar tranquilamente con sus compañeros sobre lo que hicieron durante el fin de semana, las personas LGBT+ no se sienten, muchas veces, cómodas para hablar con naturalidad sobre su contexto personal por temor a que esto penalice su desarrollo profesional.

El contexto virtual en el que una gran parte de los empleados estamos desarrollando nuestro trabajo provoca que estemos abriendo una pequeña parte de nuestra intimidad a nuestros compañeros y jefes, al exponer nuestros hogares y familias en las videollamadas, lo que puede resultar especialmente sensible para algunos empleados LGBT+.

Por ello, nuestro objetivo al gestionar la diversidad LGBT+ pasa por garantizar un espacio seguro, de confianza, en el que todos los empleados se sientan bienvenidos sin importar su orientación o identidad sexual. La disposición a hablar públicamente sobre diversidad LGTB+ desde los más altos niveles de dirección permite transmitir este compromiso y hacer saber a nuestros empleados que sus experiencias nos importan.

En esta línea, y con el objetivo de conocer la situación concreta de los empleados LGBT+ en nuestra Compañía, hemos participado en el proyecto europeo ADIM, que nos ha permitido obtener un exhaustivo diagnóstico interno de esta realidad.

Además, hemos reforzado la colaboración con las entidades expertas en diversidad LGBT+. Trabajar estrechamente tanto con REDI, la Red Empresarial por la Diversidad e Inclusión LGTBI+, como con la FELGTB, la Federación Estatal de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales, nos ha permitido profundizar en la comprensión del contexto y optimizar el impacto de nuestras acciones. Los esfuerzos realizados le han valido a Telefónica el reconocimiento de esta última entidad como la séptima compañía con mejores políticas de diversidad LGBT+ en España.

Por otro lado, y con el doble objetivo de impulsar la visibilidad de nuestros empleados LGBT+ y fomentar el apoyo de los aliados, trabajamos para dar un mayor alcance a las redes de “empleados LGBT+ y aliados”, presentes en varias de nuestras operaciones”.

Además, pese al contexto de crisis sanitaria en el que este año se desarrolla el Día Internacional del Orgullo LGBT+, hemos organizado diferentes actividades virtuales para reflexionar sobre los principales retos y oportunidades a los que se enfrenta el colectivo en el entorno laboral. En el siguiente mapa puedes consultar la agenda internacional.

 

Arancha Díaz-Lladó,
directora de Propósito, Diversidad y Agenda 2030 de Telefónica

Ruth Ortiz,
directora de Talento, Compensación, Organización y People Data de Telefónica