Inversión

El despliegue y mejora de las infraestructuras de red son la base fundamental para ofrecer acceso a Internet y nuevos servicios a los consumidores en el futuro. Son el prerrequisito imprescindible para el florecimiento de la innovación y el nacimiento en el mercado de nuevos modelos comerciales y atractivos servicios digitales.

Es importante garantizar la sostenibilidad económica de la infraestructura subyacente de Internet y las nuevas inversiones en banda ancha, proporcionando un entorno propicio para la inversión a través de marcos regulatorios adecuados y ecosistemas de financiación innovadores.

El sector público debe impulsar políticas que, al ofrecer confianza y seguridad a los inversores, propicien la inversión en infraestructuras. Para ello, es fundamental que exista un entorno normativo y regulatorio predecible y estable para la inversión en banda ancha y que todas las empresas presentes en el ecosistema digital se rijan por las mismas normas y que éstas sean homogéneas. A su vez, los mercados deben ser supervisados por entidades de regulación independientes, cuya acción esté claramente orientada al fomento de la competencia, la innovación y la inversión.

 

  • Políticas de Espectro

    National Broadband Plans

    El espectro es imprescindible para las inversiones en redes móviles. La disponibilidad de espectro es entonces clave para la sociedad y las comunicaciones en el futuro.

    Las autoridades nacionales no deberían diseñar subastas de espectro con el objetivo de recaudar grandes cantidades de dinero con las que hacer frente a sus necesidades de financiación ya que tienen un efecto negativo directo sobre las partidas de que disponen las empresas privadas para invertir en redes de comunicaciones modernas.

    La inversión es la clave para la modernización de las infraestructuras de comunicación y por tanto las autoridades públicas deberían considerar métodos alternativos para reducir el impacto del coste de adquisición de los derechos de espectro.

    Las asignaciones de espectro adicional en las frecuencias bajas como la de 700MHz, 850MHz y 1900 MHz permite a los operadores móviles reducir las tarifas de banda ancha sin experimentar problemas de congestión de la red. El mayor coste de adquisición del espectro significa una menor capacidad de inversión en infraestructura y, por tanto, un menor desarrollo del negocio, de la industria, por tanto del ecosistema digital.

  • Planes Nacionales de Banda Ancha

    Planes nacionales de banda ancha

    En la actualidad, muchos países tienen un "Plan nacional de banda ancha" con el propósito de incrementar la cobertura del ancho de banda y la accesibilidad.

    En muchos casos, estos planes nacionales contribuyen significativamente a la adopción de servicios digitales y al incremento de la penetración de la red. También fomentan la expansión de las redes a zonas rurales y áreas remotas y pueden ayudar a estimular la demanda a través de programas de subsidios dirigidos a poblaciones con menores ingresos.

    La asignación de recursos debería ser tecnológicamente neutra, ya sea en relación con subsidios o coinversiones, espectro o cualquier otra medida. Todos los operadores deberían poder participar en estos planes nacionales.

    Los planes nacionales de bancha más exitosos son los que permiten a los operadores combinar diferentes tecnologías disponibles como fijo, móvil o satélite.

     

  • Cooperación Público Privada

    Cooperación Público Privada

    La financiación privada ha sido el principal factor de desarrollo de la infraestructura de redes.

    La experiencia ha demostrado que el modelo más eficaz y eficiente para el despliegue de nuevas infraestructuras es el que se basa en el principio de complementariedad de la financiación pública a las iniciativas privadas.

    En el caso de las regiones o zonas remotas y aisladas, donde la inversión privada no sea factible por razones comerciales, la inversión público-privada ha demostrado ser más eficaz que la inversión puramente pública. Consideramos que la cooperación público-privada puede jugar un papel muy importante a la hora de ofrecer conectividad en estas regiones remotas y aisladas.

  • Participación pública

    Participación Pública

    Los gobiernos desempeñan un papel fundamental en dos ámbitos: en el fomento de la demanda de nuevos servicios que a su vez apoyen e incentiven las inversiones privadas en redes y servicios; y en el establecimiento de marcos legales y regulatorios previsibles que actúen como un incentivo para la inversión y la innovación.

    A su vez, la participación pública es especialmente relevante en:

    • La identificación de las áreas geográficas en las que la inversión pública es adecuada.
    • La definición de los componentes de red susceptibles a la inversión pública al no proporcionan ninguna diferenciación, como las infraestructuras pasivas: infraestructura vertical, conductos o mástiles de antenas o fibra.
    • La selección de los modelos idóneos de la acción pública que tengan un menor impacto en operaciones comerciales o un menor riesgo de distorsión del mercado.