Usted está en: Telefónica

Seguridad

 

Con la universalización de Internet y el uso generalizado de las nuevas tecnologías, la línea divisoria entre la economía digital y la economía real es cada vez más borrosa. Si entendemos la Economía Digital como aquella que se basa en tecnologías digitales, es difícil pensar hoy en día en una economía en la que las tecnologías digitales no estén involucradas. Por ello, actualmente, la economía digital y la economía real son términos equivalentes.

 

CONOCE NUESTRO POSICIONAMIENTO

  • SEGURIDAD Y PRIVACIDAD

    Seguridad y privacidad son dos caras de la misma moneda. Podemos afirmar que para conseguir mantener la privacidad de nuestros clientes debemos utilizar herramientas de seguridad, ya que la seguridad es la acción y la privacidad es el resultado de la misma, la consecuencia del proceso.

    El equilibrio entre ambos es crítico para fortalecer la confianza digital. De hecho, los operadores de telecomunicaciones llevan haciéndolo desde el comienzo de las telecomunicaciones, lo que ha garantizado la privacidad de los usuarios al mismo tiempo que la seguridad de la red.

    La irrupción de nuevos productos y servicios basados en datos, sumado al desarrollo de nuevas y sofisticadas tecnologías de vigilancia o para hackear, ha hecho que la preocupación de los ciudadanos sobre su privacidad y seguridad haya aumentado significativamente. El debate sobre la ciberseguridad debe enmarcarse dentro de la preocupación pública por el uso de datos, en particular, por los datos de carácter personal, de las empresas o del sector público. 

    El carácter transnacional de Internet y el hecho de que los ciberataques no se cometan en el marco de una única frontera nacional hacen absolutamente necesario que se aborde un debate sobre la jurisdicción aplicable a este tipo de delitos. Puesto que estamos ante un desafío mundial ciudadanos, empresas y gobiernos deben comprometerse globalmente con su solución para avanzar hacia un entorno digital que ofrezca confianza al usuario.

  • TRABAJAMOS POR UN CIBERESPACIO SEGURO

    Un ciberespacio seguro es esencial para un buen funcionamiento del mercado, el crecimiento y el empleo. La confianza anima a los consumidores a comprar productos y servicios on-line y aprovechar las oportunidades del mundo digital. Se crea así un entorno que nos puede ofrecer enormes beneficios, pero también es vulnerable.

    Es un aspecto clave para todos: ciudadanía y sectores públicos y privados. Las administraciones públicas deben fomentar programas de cultura ciudadana en ciberseguridad que facilite a los usuarios adoptar normas básicas de prevención. La empresa privada también debe ser parte proactiva en la búsqueda de soluciones.

    Las amenazas y los riesgos en el ecosistema son nuevos y por tanto requieren nuevas respuestas. Por ello, trabajamos desarrollando productos y servicios que protegen tanto a nuestros clientes como a sus vidas digitales.

    Buena muestra de esto es Eleven Paths, una nueva empresa creada por Telefónica que apuesta por un cambio radical en la forma de ofrecer estos servicios a sus clientes, o Wayra, la aceleradora de empresas de la compañía, dedicada a identificar ideas potentes en el mundo de las TIC, también en el campo de la ciberseguridad, y proporcionarles el apoyo suficiente que les permitan materializarse en proyectos reales.

  • ASEGURAR LOS DATOS DE LAS PERSONAS

     

    Debemos fomentar la cooperación internacional entre gobiernos y sector privado para mejorar la transparencia  en lo que respecta a medidas de seguridad nacional, Derechos Humanos y seguridad jurídica. De igual modo, debemos seguir proponiendo soluciones eficaces para proteger a nuestros menores.

     

ancla del contenido
euhrhf0090vesas