Derechos humanos

El debate de las empresas y los derechos humanos no es nuevo, pero en los últimos años ha aumentado su intensidad y se exige a las compañías que sean más transparentes e informen del impacto que su actividad pueda ocasionar en este ámbito.

Reflejo de ello es el progresivo establecimiento de marcos normativos nacionales e internacionales, el aumento de los juicios a empresas por abusos y la creciente preocupación de los grupos de interés afectados (ciudadanos, organizaciones sin ánimo de lucro, inversores, etc.).

El detonante de este cambio han sido los Principios Rectores sobre Empresa y Derechos Humanos, hasta la fecha la máxima expresión del consenso internacional existente en esta materia y marco de referencia de otros estándares de sostenibilidad, tanto nacionales como internacionales.

El sector TIC juega un importante papel en la promoción de los Derechos Humanos al contribuir al desarrollo económico y el progreso de los países, y mejorar la calidad de vida de las personas.

Lo que hace especial a esta industria en la actualidad es que la adopción de los Principios Rectores sobre Empresa y Derechos Humanos y la presión internacional derivada, coinciden con la revolución digital en la que estamos inmersos. Por ello, aspectos como privacidad, libertad de expresión, restricción de contenidos… cobran más importancia. Y esta relevancia está ya aumentando con Internet de las cosas.

En Telefónica estamos convencidos de que la evaluación y gestión de los impactos de nuestra actividad en los derechos humanos es fundamental para la sostenibilidad de nuestro negocio. En 2002, con nuestra adhesión al Pacto Mundial, asumimos el compromiso público de respetarlos. Desde entonces, hemos trabajado proactivamente para cumplirlo. Reflejo de ello es que, en 2006, el respeto a los Derechos Humanos se convirtió en uno de los pilares de nuestro código ético, los Principios de Negocio Responsable.

puzzle2
A partir de los Principios Rectores de Derechos Humanos y Empresas de las Naciones Unidas hemos desarrollado un compromiso explícito por el respeto de los Derechos Humanos de nuestros stakeholders, incluyendo a nuestros empleados, miembros de la comunidad, clientes y socios comerciales, así como los millones de personas en las que influimos cada día a través de nuestros productos y servicios.

  • Respetamos a nuestros empleados definiendo e implementando elevados estándares laborales, medioambientales, de salud y de seguridad, además de contar con condiciones laborales justas, equitativas y de excelencia
  • Reconocemos que como proveedor global líder de tecnología, nuestra empresa puede ayudar a promover – o ser utilizada para impedir – los Derechos Humanos.
  • Extendemos a nuestras relaciones comerciales la responsabilidad en el respeto de los Derechos Humanos. Requerir altos niveles de desempeño – en las condiciones laborales, medioambientales y de seguridad y salud- de nuestra cadena de suministro, es para nosotros una forma de promover, y obtener el mejor resultado para lograr cambios mitigar los riesgos relacionados con comportamientos abusivos de las relaciones empresariales.
  • Damos respuesta, con la debida consideración de los Derechos Humanos y a través de nuestros productos y servicios y del conocimiento de los diferentes retos de las comunidades locales, a algunas de las necesidades más relevantes de la sociedad.
  • Nos comprometemos a explorar todas las oportunidades relevantes de participación o alianza con grupos de interés externos que permitan propiciar cambios sistémicos y promuevan el respeto por los Derechos Humanos

CANAL DE NEGOCIO RESPONSABLE

Consúltanos cualquier aspecto relacionado con la sostenibilidad de Telefónica en el Canal de Negocio Responsable.
 

 

Debida Diligencia

 

En el Informe Integrado informamos sobre cómo damos respuesta en Telefónica a los asuntos prioritarios en materia de derechos humanos: no discriminación; seguridad y salud; negociación colectiva y libertad de asociación; condiciones laborales de la cadena de suministro; privacidad; libertad de expresión; derechos del niño; despliegue y gestión de infraestructuras de red; corrupción y sobornos; acceso a la salud; acceso a la educación; inclusión y acceso a las TIC; innovación social e idioma.