Seguridad

Los ataques a la seguridad amenazan a todos los tipos de TIC. Empresas, gobiernos y usuarios particulares son cada día más conscientes de la importancia de protegerse.


En concreto, las amenazas al entorno online proliferan y son cada vez más sofisticadas y persistentes. La evolución de los ciberataques es tan rápida que muchos de los mecanismos tradicionales no están preparados para responder. De ahí que la innovación sea primordial.

En este contexto, el objetivo fundamental de Telefónica es la implantación continua de un alto nivel de seguridad en sus redes, productos y servicios.

Para ello, nos apoyamos en la Política Corporativa de Seguridad, que marca diferentes pasos:
  • Constituir un Comité de Seguridad y una Oficina de Continuidad del Negocio y elaborar un plan de continuidad.
  • Incluir en los contratos con proveedores las obligaciones en materia de seguridad.
  • Clasificar la información en función de su relevancia y grado de confidencialidad.
  • Utilizar el servicio PIC (Protección de Información Clasificada) en las comunicaciones electrónicas.
  • Controlar los accesos y permisos físicos y lógicos, con registro de los eventos de seguridad y copias de respaldo de la información.

Esta política se concreta, entre otras cosas, en la Normativa Corporativa de Seguridad de la Información y el Procedimiento de Seguridad de Clasificación y Tratamiento de la Información Clasificada.

Dado que la mayoría de nuestros servicios y productos se despliegan en Internet, damos prioridad a la seguridad online. En este ámbito, hacemos hincapié en el cumplimiento del marco regulatorio en Europa sobre infraestructuras críticas, implementado en cada país sujeto a esta normativa, y en las legislaciones locales acerca de seguridad de servicios y productos en sus múltiples facetas: seguridad de la información de los clientes, seguridad de los servicios y uso seguro de los servicios. Así, por ejemplo, cabe destacar nuestra lucha contra el phishing -modalidad de estafa por correo electrónico diseñada con la finalidad de robar la identidad-, engaños, webs fraudulentas, spam y otras acciones delictivas, para las que hemos suscrito acuerdos de colaboración con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

 

En relación al spam, en la compañía identificamos que se ha enviado desde los clientes a través de virus, gusanos y otromalware (programa o archivo dañino para el ordenador) que haya infectado el equipo informático. Informamos de ello al cliente y le trasladamos las formas de actuar para “limpiar” su equipo informático. Y, en general, para asegurarnos de que cuidamos adecuadamente la seguridad, realizamos auditorías internas sobre los productos y servicios en Internet, a través del Servicio de Seguridad Corporativo e-Scudo. Y, a través del servicio SIGA, identificamos nuevas amenazas a la compañía, nuestros servicios y clientes.

 

Del mismo modo, ponemos especial foco en la seguridad de los productos y servicios dirigidos a menores.

 

Línea de negocio

Desde Telefónica ofrecemos productos y servicios de seguridad, entendida como un concepto que integra la seguridad electrónica, la protección contra incendios, la seguridad de la información y la prevención del fraude, bajo la denominación común de seguridad tecnológica integral.

 

Además, para promover la innovación en ciberseguridad, contamos con Eleven Paths,compañía dirigida por el expertoChema Alonso y que tiene productos revolucionarios como LatchFaast y la familia Metashield® Protector.

 

Y hemos invertido en la empresa española Blueliv, que ha desarrollado una tecnología en la nube capaz de proteger a las organizaciones del fraude en tarjetas de crédito, robo de credenciales e información, así como de las nuevas generaciones de malware y ciberamenazas. También contamos con Security Operation Centers Globales desplegados a nivel mundial y creados para proteger las redes de los clientes.

 

 

Inteligencia en ciberseguridad las 24 horas

 

Vigilancia Digital es un servicio de Telefónica para que las empresas se protejan de los ciberataques. Su principal valor reside en la inteligencia digital: un equipo de expertos en hacking, fraude, criminología y comunidades online rastrea un gran volumen de información para realizar una detección temprana de amenazas y controlarlas. Esto se complementa con el servicio Antifraude para los ataques de phishing, pharming, malware, carding y malware móvil.